Viral

Quedó en libertad uno de los mafioso italiano más cruel y famoso tras 25 años en prisión

La liberación del mafioso italiano se adelanto tras su colaboración con las fuerzas de seguridad que le permitió evitar la cadena perpetua y gozar de varios privilegios.

Quedó en libertad uno de los mafioso italiano más cruel.
Quedó en libertad uno de los mafioso italiano más cruel.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Giovanni Brusca es el mafioso y asesino en serie de mujeres y niños, que operaba bajo la dirección de Salvatore Riina, uno de los principales protagonistas de la Cosa Nostra. Tras permanecer 25 años en prisión, el lunes recuperó la libertad. Los medios locales informaron que según el dictamen del Tribunal de Apelación de Milán, será sometido a protección estatal y puesto en libertad condicional durante cuatro años.

Es considerado uno de los mafiosos más crueles del mundo. En una de sus declaraciones, confesó que no puede cuantificar el número exacto de sus víctimas pero que son “mucho más de cien, pero menos de doscientas”.

Por su colaboración con las fuerzas de seguridad, evitó la cadena perpetua. Luego obtuvo la relajación de las condiciones de permanencia por “buena conducta”. Finalmente, fue liberado aunque no cumplió la condena de 30 años.

“No es una elección fácil. Pesa mucho la historia de mi familia, tener que acusar a otros, mi padre va a juzgarme”, declaró con respecto su colaboración con las fuerzas de seguridad. Su padre Bernardo Brusca, jefe del clan San Giuseppe Jato, murió en la cárcel.

El delincuente fue capturado el 20 de mayo de 1996 y posteriormente fue sentenciado a 30 años de prisión. Durante su permanencia logró obtener el permiso para salir de prisión por lo menos en 80 casos.

En el 2002, tras largas y burocráticas autorizaciones, se casó en la cárcel con su pareja con quien tuvo un hijo. Durante todos estos años, sus familiares vivían en una casa especial en el territorio de la prisión.

En el 2010 fue acusado de seguir ocupándose de sus asuntos desde la cárcel, al encontrar la Policía 188.000 euros en la residencia de su familia. No obstante, este hecho no le impidió pasar las vacaciones navideñas con sus parientes fuera de prisión en el 2015.

 

COMENTÁ