Estados Unidos

La increíble cuna que un hombre le construyó a su hijo con un barril de whisky

Un papá le construyó una original cuna a su hijo que nacerá en noviembre. “Decidí que quería hacer algo a mano”, reveló ansioso el hombre.

La increíble cuna que un hombre le construyó a su hijo con un barril de whisky
La increíble cuna que un hombre le construyó a su hijo con un barril de whisky
COMPARTÍ ESTA NOTA

Harry Newman, de 25 años, y su pareja Kayleigh Arber, de 26, esperan su primer hijo. Como casi todos los padres primerizos están entusiasmados por la llegada de su bebé en noviembre. Por supuesto que la compra de pañales y ropa fue una de las primeras tareas que realizaron. Sin embargo, Harry quiso ser original y sorprendió con una cuna reciclada de un viejo barril de whisky que tenía en su casa. 

El joven es ingeniero de mantenimiento. En sus redes sociales mostró el proceso de la construcción de la cuna para su hijo. “Después de descubrir que íbamos a tener nuestro primer hijo, decidí que quería hacer algo a mano en lugar de simplemente comprar un artículo estándar del estante”, relató.

Y añadió: “Busqué en internet una inspiración para una alternativa genial a los muebles tradicionales para bebés y encontré algo similar a esto. Toda mi vida he sido práctico. He aprendido muchas habilidades y mi padre me ha inspirado y las pasaré todas a mis hijos en el futuro”.

Transformar el barril en una cuna le llevó aproximadamente 50 horas de trabajo. Todos los días, cuando llegaba a su casa se ponía un rato con su nuevo hobby. También los fines de semanas. La mayoría del trabajo consistió en lijar, pintar y preparar.

“El barril en sí está hecho de roble de una pulgada, por lo que con una buena sierra y hoja el corte no fue un problema. Alinear el interior con material tomó alrededor de 5 a 6 horas y algunos intentos para obtener lo que tenía en mente”, detalló.

Además, usó alcohol, resinas especiales y solventes para tratar la madera y que fueran aptos para su niño. El costo total del proyecto fue de USD 100. La mayoría de los materiales que utilizó fueron reciclados. “Logré encontrar una compañía en línea que fabricara colchones personalizados para bebés de cualquier tamaño, por lo que también fue muy útil”, contó.

COMENTÁ