Especial en Tiempo Sur

Kast en Magallanes: cómo piensa el partido que puede llegar a la Presidencia

TiempoSur entrevistó a Javier Romero Coordinador de campaña de Antonio Kast en la región de Magallanes. Migración "regulada", en contra de la "agenda progresista” que incluye aborto y matrimonio igualitario, la lucha contra grupos de extrema izquierda "antisistema" en Latinoamérica, y qué contestó cuándo se le preguntó por el dictadura de Pinochet.

La idea es traspasar el gasto político en gasto social.
La idea es traspasar el gasto político en gasto social.
COMPARTÍ ESTA NOTA

En la Región Magallanes y Antártica Chilena con el 99,22% de las mesas escrutadas, el 30% de los votos se los llevó Gabriel Boric; y el 28,9%, José Antonio Kast (Partido Republicano). Un resultado inverso al que fue a nivel nacional.

El camino a la presidencia se dirimirá en la segunda vuelta el próximo 19 de diciembre entre dos polos totalmente opuestos: la derecha y la izquierda.

Desde afuera del país chileno, la imagen de Kast, según el jefe de campaña en Magallanes no es la que se observa. Es decir, no es xenófobo, no realza la dictadura pinochetista, ni buscar cortar derechos, por ejemplo.

"Son caricaturas que le han pintado los medios de prensa a José Antonio Kast. Es producto del desconocimiento del programa, porque es una persona conservadora, pero es cosa de verlo y escucharlo en sus diferentes debates y entrevistas", dijo a TiempoSur Javier Romero Coordinador de campaña de Antonio Kast en la región de Magallanes.

"Son caricaturas que se van cayendo solas. El partido no es homofóbico, porque se prima el respeto por la dignidad de la persona, independientemente de cómo se sienta. Lo que importa, es la dignidad de la persona", añadió.

Tampoco sus políticas, de llegar al gobierno central, serán anti- migratorias, expuso. "Debe ser una migración regulada, y no ilegal como es lo que vemos en la frontera del norte de Chile, en donde entran indocumentados. De eso no estamos a favor, pero la gente que quiere venir a aportar, de forma legal, es bienvenida", precisó.

Tampoco -añadió-buscan quitar derechos en uno de los países más desiguales del mundo. "El enfoque del programa, más que quitar derechos, es redistribuir el gasto en política o que tiene el Estado que es enorme, producto de los últimos años ha que ha venido creciendo ese gasto", indicó.

Romero dijo que pretenden un Estado "más eficiente" y que ese gasto, sea "traducirlo en gasto social". "La idea es traspasar el gasto político en gasto social. Fundamentalmente va por ese lado: un Estado austero, eficiente, pequeño", detalló.

El programa del Partido Republicano-apuntó- tampoco implicaría cortar relaciones con los países latinoamericanos. "Queremos mantener las relaciones de la mejor manera posible. En el cono sur hay cosa por mejorar y trataremos de mejorar esa buena relación", mencionó.

Lo que sí buscarán de llegar al poder, será luchar contra "los grupos de extremas izquierda antisistema que están repartidos por los diversos países latinoamericanos". "Será reducir esa injerencia antisistema, pero jamás será cerrar la frontera con Latinoamérica, todo lo contrario”.

En cuanto a la posición frente al aborto, dijo que están "a favor de la vida en todo momento, desde la concepción hasta la muerte natural".

 

LA AGENDA

Al preguntarle si pretenden eliminar las tres causales de justificación para practicar el aborto que existen en su país, como denunció el partido de Boric, sostuvo que "es una discusión que vamos a ver si se da", y que "hay temas nacionales que son de mayor relevancia e importancia en el ámbito legislativo, como mejorar la salud, las pensiones, y son cosas que interesan más que la agenda progresista

que están con el matrimonio igualitario o el aborto". Puntualizo que el "foco" será aprobar leyes que estaban "durmiendo desde seis a ocho años".

Si la salud y educación debe ser pública, es algo que Romero lo abordó del siguiente modo: "La salud o educación debe ser pública pero también privada, porque somos más de la idea que se puede elegir donde atenderse y donde educarse más que imponer un sistema. Esto está relacionado con que hoy en día la salud o educación, no han sido la que quisiéramos, y que hay un gasto en un aparato público en pagar sueldos por ser operadores políticos, y ese dinero, podría gastarse en mejorar todo eso. Soy de la idea de mantener los dos sistemas y que cada uno elija con quien atenderse".

Pero en Chile la salud y educación es prácticamente privada, y ambas son costosas. "Si, pero cuánto gasta en un colegio particular y cuánto gasta el Estado en educar a un niño, el valor es el mismo. Hay un punto en el cual debemos mejorar, porque si se gasta lo mismo que en un colegio privado y no es la misma calidad... en donde queremos mejorar es en la calidad de esa educación porque los recursos que se gastan, son los mismo", respondió.

 

NO APORTA

"Hay una situación que marca una diferencia con lo que ocurre en Cuba, Venezuela y Nicaragua. Creo que lo de Nicaragua refleja plenamente lo que en Chile no ocurrió (con Pinochet): se hicieron elecciones democráticas y no se encerró a los opositores políticos. Eso marca la diferencia fundamental", dijo Kast.

El candidato de la derecha, nunca condenó la dictadura pinochetista, que tuvo más tres mil muertos y desaparecidos- y, al contrario, la reivindicó. 

La pregunta fue obvia hacia Romero: si condenaba la dictadura de Pinochet.

"No aporta ese tema al futuro. Condenar o no condena el gobierno militar no aporta la discusión del futuro del país. Quieran no opinar y concentrarnos en lo que viene y no vivir del pasado".

COMENTÁ