Tras el triunfo electoral

Evo Morales vuelve el lunes a Bolivia

El expresidente boliviano y líder del MAS regresará a su país, apenas un día después de la asunción del nuevo Gobierno masista. Marchará durante dos dias desde la ciudad de Villazón hasta el Trópico de Cochabamba, su tierra natal.

COMPARTÍ ESTA NOTA

El expresidente boliviano y líder del Movimiento Al Socialismo (MAS), Evo Morales, regresará el próximo lunes a Bolivia, apenas un día después de la asunción del nuevo Gobierno masista, y se pondrá al frente de una caravana de dos días que marchará desde la ciudad de Villazón hasta el Trópico de Cochabamba, su tierra natal, adonde llegará el 11, a un año exacto de su partida al exilio.

"El 11 salí de Chimoré para salvar la vida y el 11 volveré con vida a Chimoré", dijo en las últimas horas Morales, evocando su salida tras la forzada renuncia para evitar que la asonada militar y policial, combinada con la oposición a su Gobierno, terminará en un baño de sangre peor que el registrado hasta ese momento.

"Hermanos, vamos a volver", prometió Morales a la comunidad boliviana que lo recibía el 31 de diciembre de 2019, cuando acababa de llegar a Argentina en calidad de asilado político tras el golpe de Estado que forzó su renuncia tras casi 14 años de Gobierno en Bolivia. La promesa está a punto de cumplirse.


Eran días sombríos los de aquel arribo a la Argentina en diciembre del 2019, luego de un breve paso por México. Había más dudas que certezas, pero en el brindis Morales llamó a su gente a "recuperar la democracia, recuperar la vida y recuperar la Patria", reportó en ese momento Télam, presente en el lugar.



Todos los bolivianos que desbordaban la casa en el porteño barrio de Liniers respondieron "jallalla-jallalla Bolivia" (viva en aimara), el grito que se repetirá cuando el lunes el líder del MAS ingrese a su país por Villazón, la ciudad fronteriza con La Quiaca, en Argentina, donde será despedido por el presidente argentino, Alberto Fernández.

El mandatario argentino, que en el momento del golpe era presidente electo, funcionó como un garante de la salida segura de Morales, de su vicepresidente Álvaro García Linera y de varios miembros de su Gabinete.

COMENTÁ