Naturaleza

Alarma por las arañas lobo: se volvieron caníbales

A medida que el Ártico se calienta y los veranos se hacen más largos, estos cazadores carnívoros se hacen más grandes y se reproducen más.

Más peligrosas.
Más peligrosas.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Uno de los depredadores más abundantes del Ártico, la araña lobo (Pardosa lapponica), está experimentando una inquietante transformación en su dieta: se está convirtiendo en caníbal.

A medida que el Ártico se calienta y los veranos se hacen más largos, estos cazadores carnívoros se hacen más grandes y se reproducen más, aunque eso no significa que vaya a haber más de ellas en el futuro puesto que están empezando a comerse entre sí.

 

Un nuevo estudio publicado en 'Journal of Animal Ecology' sugiere que según estos arácnidos se hacen más grandes, los especímenes juveniles se están volviendo más escasos. En los experimentos, a veces se sabe que las arañas lobo recurren al canibalismo cuando están rodeadas de más ejemplares de su clase.

 

Las arañas más grandes tenían diferentes dietas, de acuerdo con lo que podría parecer un cambio hacia el canibalismo.

COMENTÁ