Reclamo

Un micro estuvo varias horas en la frontera esperando a Gendarmería

Así lo reclamó Santiago Gómez, titular de la empresa Taqsa, quien comentó que por un pasajero que no podía cruzar la frontera, un colectivo estuvo esperando más de 6 horas a Gendarmería. “se cruzó un límite en cuanto al respeto hacia la gente”, sostuvo.

El micro estuvo más de 6 horas esperando.
El micro estuvo más de 6 horas esperando.
COMPARTÍ ESTA NOTA

El titular de la empresa Taqsa, Santiago Gómez, estuvo en “Infiltrados en Tiempo” (97.5) hablando sobre el conflicto que tuvo uno de sus micros en el día de ayer, cuando migraciones informó que uno de sus pasajeros no podía cruzar la frontera y el micro completo tuvo que esperar a Gendarmería por más de seis horas.

“Ayer una persona tenía la imposibilidad de salir del país y tenía un pedido de captura. Nosotros no sabíamos de eso cuando le vendimos el pasaje junto a la familia. Al llegar a frontera, le salta esto a Migraciones, por lo tanto ve el tema con gendarmería y empieza el trámite administrativo para ver qué van a hacer con esa persona, para ver si lo dejan salir o no. Lo que pasa es que ese ‘ver si lo dejan salir o no’ son horas y horas de espera, son 50 personas que salieron a las 9 de la mañana y tuvieron que  esperar hasta las 7 de la tarde para poder salir de frontera, después cruzar una barcaza, y San Sebastián cierra a las 12 de la noche, por lo cual la gente tuvo que dormir en la frontera arriba del micro, con un baño para 50 personas, sin comida en muchos casos”, aseguró.

Gómez explicó que debido a la cantidad de personas y al Covid los tiempos en la frontera se alargaron, pero que lo que pasó ayer con Gendarmería “cruzó un límite en cuanto al respeto por la gente”. Explicó que el micro llegó al mediodía, a las 11 o 12 horas, y que debido a esta persona que no podía cruzar la frontera, tuvieron que esperar hasta las 7 de la tarde.

No es que esa persona se baja y el micro puede seguir viaje, lo que se hace es que hay que esperar dos, tres, cuatro horas en las que gendarmería trata de comunicarse con el juzgado de turno, y el tema de antecedentes y resolviendo si va a cruzar o no. Esto genera horas y horas con gente arriba del micro, son 40 o 50 personas entre las que hay adultos mayores, bebés y niños”, dijo el titular de Taqsa.

Para Gómez, lo que se debería hacer es bajar a la persona que tiene el problema, y dejar al micro que continúe viaje, “y no tener de rehén a 50 personas más por 6 o7 horas. Aparte de eso, nosotros como empresa mandamos a una camioneta a buscar a esa persona a ver qué pasa y lo sacaron a las 12 de la noche recién. El problema, aparte de generar un costo, es la gente. Hoy, para cruzar a la isla vive un verdadero calvario, dependemos del clima por el viento y tenemos que pasar las cuatro fronteras. Lo que está pasando, que es gendarmería, necesitamos y pedimos que se controle, en el sentido de lo que está haciendo con la gente, que son seres humanos”.

Sostuvo: “Nosotros como empresa, que nos debemos a cada uno que compre un boleto para viajar de un lugar a otro, sentimos que lo que pasó fue una falta de respeto. Lo que hizo gendarmería no es algo que pasa hoy, viene pasando hace mucho tiempo, el tema es que en ese ‘mucho tiempo’ hemos enviado notas, hemos hablado con gente, con funcionarios, para acelerar un poco esto. Ayer nos decían que no había gendarmes, a veces uno pasa y hay un montón de gendarmes, y en esta época que la gente viaja supuestamente había 3 o 4 gendarmes. Indudablemente estamos en una situación muy grave y que le hace imposible a una persona viajar”.

Con respecto a Migraciones y Aduana, explicó que aunque son otra entidad, “ellos han ayudado en muchas ocasiones. Nos ha pasado, por ejemplo, que en migraciones hay gente que no puede salir y si no va a poder salir, Migraciones toma la decisión de que el micro avance y nos dice a nosotros que vayamos a buscar a la persona. En la hora y media que uno lo va a buscar, el micro sigue viaje. Eso migraciones lo hace. El tema es cuando viene gendarmería, que hace normal estar 5 o 6 horas arriba de un micro”.

“Hay mucha gente que nos llama llorando sin saber qué hacer y nosotros no tenemos respuesta y, la verdad, las veces que hemos intentado hablar estos procedimiento nunca hemos tenido respuesta, dicen que lo van a ver y queda en eso, no hay algo que se resuelva. Yo no digo que no haya que controlar, estoy diciendo que tengan el criterio y el sentido común para no tener de rehén a 50 personas de rehén por 8 o 9 horas”, sostuvo Gómez.

COMENTÁ