Vecinos con conciencia

Un gesto que busca cuidar al otro

Trabajadores del área de Recolección comienzan a encontrarse con bolsas identificadas mediante una cinta roja en algunas de las viviendas donde viven personas COVID positivo. Si bien no está establecido en el protocolo preventivo, ya que bien realizados los pasos recomendados se logra la total desinfección de la bolsa, los recolectores lo toman como “un gesto” de concientización y de cuidado por parte de la comunidad.

Vecinos que quieren cuidar
Vecinos que quieren cuidar
COMPARTÍ ESTA NOTA

Ya hace poco más de una semana que el Gobierno de la Provincia de Santa Cruz, realizó una serie de recomendaciones para el manejo de residuos en la atención domiciliaria de casos sospechosos o positivos de COVID–19, y si bien no habla de la identificación de la bolsa de residuos arrojada a la recolección, desde el pasado día miércoles esta metodología ha ido en aumento mediante la colocación de una cinta roja. Más allá de que los residuos arrojados deben atravesar el protocolo y llegar a la disposición final ya esterilizados, el “gesto” es una señal de que “hay gente que se cuida y quiere cuidar a los demás”, expresaron algunos de los recolectores al agradecer “a los vecinos que se preocupan y buscan alertarnos”.

Para repasar las recomendaciones vertidas por el Ministerio de Salud y Ambiente de la Provincia, vale recordar que se ha suspendido en estos domicilios “la separación de residuos para evitar transportar el virus”, además de aconsejar “un sistema de doble bolsa para su recolección”. Por otro lado, explicaron que es importante conservar los residuos en el lugar por 72 horas, a los fines de bajar la carga viral y evitar la dispersión del virus. En este punto, algunas investigaciones indican que es el tiempo máximo en el que el virus se mantiene activo en superficies como el plástico y el acero inoxidable, mientras que para el papel y el cartón se reduce a 48 horas. Lo importante es que el COVID-19 no sobrevive a la lavandina (20 ml por cada litro de agua), el alcohol, el detergente y el agua con jabón, motivo por el cual, luego de resguardarse durante 72 horas, deberá ser rociada con alcohol al 70% o lavandina diluida en agua antes de ser sacada en el horario de la recolección, lo que debería generar la no trasmisión del virus por su baja carga viral. Luego de manipularla, recomiendan lavarse las manos. Justamente es a todas estas recomendaciones oficiales que algunos vecinos que han contraído el virus han decidió sumarle la identificación de las bolsas con un listón de color rojo, lo cual, si bien no tiene gran impacto desde lo sanitario, sin lugar a dudas lo tiene desde la concientización en el cuidado del otro. “Es saber que alguien piensa que vos estás haciendo este trabajo”, coincidieron algunos de los entrevistados.

Jonathan fue el trabajador de recolección que el pasado día miércoles dio con la primera bolsa identificada. “Justo ese día habíamos estado a la mañana hablando con el jefe sobre los protocolos y cómo las personas deben tratar sus residuos”, contó a TiempoSur al agradecer a los vecinos por “intentar alertarnos”.   

Lo que comenzó el día miércoles continuó en la jornada de ayer, ya que la rápida viralización de este “gesto” en las redes sociales ocasionó que en el nuevo turno “ya muchas casas más hicieran lo mismo con la cintita roja o el hilo. Se está corriendo la bola y lo están haciendo los vecinos, pero no sabemos muy bien de dónde surgió la idea”. 

En cuanto al actividad diaria, contó: “Sí hay algunos compañeros que están bastante preocupados, estamos pidiendo algunos materiales como trajes impermeables, pero la mayoría muy tranquilos” y cerró: “Nosotros sí o sí salimos igual y hacemos el trabajo, no hay peros para nosotros”.

COMENTÁ