Marcha, reunión y acuerdo  

Taxistas convocados

“El sector está cansado del manoseo”, dijo Juan Ojeda, delegado de la Federación de Conductores de Taxis, tras la contundente marcha realizada frente a Tránsito municipal. “La gota que rebalsó el vaso” fue la suspensión de móviles que al ojo de los inspectores no contaban con la correcta implementación del divisor que se utiliza por protocolo. Por la tarde mantuvieron reunión con autoridades donde se plantearon otros puntos.

Taxistas de Río Gallegos marcharon.
Taxistas de Río Gallegos marcharon.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Pasado el mediodía de ayer, algunas calles de la ciudad se tiñeron de una marea negra y amarilla, que acompañada de bocinazos hizo sentir su malestar ante algunas medidas adoptadas en los controles desarrollados por inspectores del área de Transporte Público dependiente de la Dirección de Tránsito Municipal. Según relató Juan Ojeda, delegado de la Federación de Conductores de Taxis en Río Gallegos, a TiempoSur, en las inspecciones realizadas en los últimos dos días los inspectores de tránsito dejaron fuera de servicio algunos móviles entendiendo que el nylon divisor estaba corrido o caído. “La gota que rebalsó el vaso”, dijo el taxista y repasó: “Puede alguna unidad, por el roce frecuente o porque algún pasajero se cuelga, tener que reforzarlo, pero no amerita tal medida, no son las formas. Nosotros vivimos de esto y 2 o 3 horas fuera de servicio económicamente nos perjudica”.

Ojeda recordó que Río Gallegos fue una de las primeras ciudades en implementar las medidas de prevención que luego se comenzaron a dar a nivel país. “Hemos venido trabajando en este tiempo bajo todas las normas que exige el trasporte público”, remarcó. Según Ojeda se escudaron al manifestar que “había sido una mala directiva, dicen que los inspectores entendieron cualquier cosa y que no fue una orden de las autoridades, hubo un mal entendido y pasó lo que pasó”.

 

Otro punto clave

Otro de los puntos álgidos es la falta de control ante la proliferación de “transportes truchos”, entendiendo que “hay un grupo grande que está trabajando ilegalmente y a ellos no se los controla. El sector está cansado del manoseo”.

La próxima semana, el sector mantendrá un encuentro con el director de la Dirección Regional Sur, Walter Trillard, justamente para definir acciones en este sentido. Según comentó Ojeda, “la directora Bárbara Biott y Ana Fernández de Transporte Público, se comprometieron a participar y trabajar en conjunto”.

 

Dos pedidos

Como ya hemos hecho mención con anterioridad, en otras ediciones, por ordenanza, el estado de los vehículos utilizados para el transporte de pasajeros debe ser óptimo, en su estética y mecánica, incluso no debe superar los 10 años de antigüedad. “Nosotros estamos pidiendo 2 años más, siempre y cuando tenga las condiciones estéticas y mecánicas. Es por la situación económica, hoy no se puede comprar un auto nuevo”, dijo y continuó: “Ésta fue una charla positiva, esperamos que quede luego plasmado en la actitud que tomen ellos y que realmente se puedan concretar las acciones”.

Por último, el referente comentó que son varios los trabajadores que no atraviesan una buena situación económica. Ante esta situación semanas atrás acudieron a la cartera productiva provincial a los fines de poder solicitar asistencia económica y social. En la reunión recibieron el compromiso nunca asumido.

COMENTÁ