En la Cámara de Comercio

Se realizará mañana entrenamiento en negociaciones y conversaciones difíciles

Una interesante propuesta se ofrecerá mañana jueves y el vienes, a partir de las 19 horas, en la sede de la Cámara de Comercio, Industria y Afines de Río Gallegos, ubicada en 9 de Julio 32. Se trata de un Taller de Negociación y Conversaciones Difíciles, dictado por el Mg. Ezequiel Fernández, entrenador de negociadores que llegó a esta capital para ofrecer herramientas necesarias para la vida personal, laboral y de relaciones afectivas. En el programa Cambalache que se emite por Tiempo FM 97.5, explicó conceptos relacionados a la temática. Negociador, mediador; persuasión, manipulación con ejemplos de la vida cotidiana que requieren de estas herramientas para ser resueltos eficazmente.   

Mg. Ezequiel Fernández, entrenador de negociadores.
Mg. Ezequiel Fernández, entrenador de negociadores.
COMPARTÍ ESTA NOTA

 

“Se trata de un entrenamiento, no un curso”, comenzó explicando Fernández, tras invitar a esta actividad en la que ayudará a los presentes a descubrir y controlar habilidades para negociar.

“Esas pequeñas negociaciones o discusiones donde parece que uno ya empieza perdiendo por diferentes motivos y que terminan siendo muy costosas tienen formas para ser manejadas de manera que el resultado juegue a nuestro favor”.

Sobre la modalidad explicó que “el jueves será el módulo de Negociación, donde veremos estrategias y técnicas para negociar mejor, les contaremos sobre el famoso Modelo de Negociación de Harvard, cómo se puede hacer para mejorar cada día las habilidades de negociación. En tanto, el viernes tendremos el módulo de Conversaciones Difíciles, ¿Qué hacemos cuando la conversación difícil es inevitable? ¿Qué tengo que hacer para que no escale en un conflicto? Y si ya escaló, ¿Cómo puedo hacer para bajarle la temperatura al ambiente y retomar el control de la situación? Veremos estrategias y técnicas de persuasión y comunicación”, dijo.

El taller girará en torno a las complicaciones en el ámbito laboral, por lo que alentamos particularmente a comerciantes, líderes de equipos de trabajo, profesionales independientes y docentes a no perderse esta oportunidad de ponerse a prueba en sus habilidades de negociación y aprender algunas nuevas.

Una vez finalizado el programa, cada participante habrá obtenido herramientas para adelantarse a las necesidades de los procesos de negociación, herramientas y métodos para planificar negociaciones, mecanismos para identificar el tipo de decisiones que requiere cada situación y cada participante en la misma, la capacidad para reconocer situaciones de conflicto y de qué manera abordarlas. También técnicas de oratoria y comunicación para persuadir mejor.

En la entrevista realizada en Cambalache, Fernández, desmitificó a un negociador como una persona que puede resolver un conflicto con rehenes, sino la típica persona que es líder de un equipo de trabajo, o el trabajador que tiene que pedir vacaciones, un aumento de sueldo y le da vergüenza”, por ejemplo. “Damos herramientas para negociar mejor el trabajo, en la casa o en la familia”.

Fernández, habló de la figura de un mediador, quien es un negociador con formación que utiliza herramientas de negociación. Es un tercero en la situación. Esta capacitación tiene que ver con la negociación, porque es algo que hacemos todo el tiempo, todos somos negociadores”.

El entrenador también se refirió a conceptos como manipulación “tiene una connotación negativa, de engaño, de alguien que fuerza a otra persona a hacer algo que no quiere. Es alguien que me empuja a hacer algo que no quiero hacer. Otra cosa distinta es la persuasión, que si bien también es lograr que una persona haga lo que necesito, debe hacerlo por voluntad, por motus propio”.

Añadió: “un negociador se hace, tiene que pensar, trabaja antes de encarar la conversación: Pensar qué vamos a decir, si es el momento adecuado. Por ello, ofrecemos métodos de negociación”.

Consultado sobre cómo saber si una negociación fue efectiva o exitosa, explicó que “no solo tiene que ver con saber hasta dónde se puede aflojar en la petición o cuando debe sostenerse. Se evalúa con lo que sucede después del acuerdo. Esto es si deberemos revisar el acuerdo, si nos enojamos dentro de una semana, o alguna de las partes se hecha para atrás.  Ese es el parámetro que debemos analizar”.

COMENTÁ