Coronavirus

Río Gallegos camino a DISPO: Menos casos, menos testeos y la gente que “se sigue reuniendo”

Los casos durante 27 días de noviembre bajaron, pero no la ocupación de camas, la mortalidad, ni de manera considerable el índice de positividad. “Sabés que la gente se sigue reuniendo. Te lo dice el tachero o con quien conversás porque hay un movimiento que en realidad no paró nunca”, dijo José Antonio Pérez, enfermero de sala COVID del Hospital Regional.

“Tono” y sus compañeros dieron de alta a un paciente ayer por la mañana.
“Tono” y sus compañeros dieron de alta a un paciente ayer por la mañana.
COMPARTÍ ESTA NOTA

La última vez que hubo disposición DISPO en Río Gallegos fue cuando se dictó desde el 20 de julio hasta el 31 de julio. Luego de este día la disposición ASPO continuó sin parar hasta el 29 de noviembre, pero desde el 20 de julio también, se prohibieron las reuniones sociales.

Ahora la capital santacruceña retornará al distanciamiento social, preventivo y obligatorio, aunque en lo concreto lo había hecho desde hace meses cuando comenzó a habilitar diversos rubros y actividades, como los gimnasios, restaurantes y centros de estética semanas atrás.

En cuanto a los números crudos de los contagios, es verdad que durante noviembre hubo una merma considerable de personas con COVID positivo, respecto a los meses anteriores.

En septiembre hubo 3052 casos, con un promedio de 101 positivos diarios; en octubre 2841 casos, con un promedio de 91 casos; y 1437 a escasos dos días de finalizar el mes de noviembre, con 53 casos diarios.

Sin embargo como lo señalaron los profesionales de la salud y advirtió TiempoSur, la caída de casos diarios no es suficiente para advertir una mejora en los contagios.

La ocupación de UTI en el Hospital Regional no bajó en ningún momento del 80%, advertido por el mismo Dr. Rolando Nervi; y el índice de positividad, que marca la relación entre positivos y negativos en base al total de testeos, no tuvo una merma considerable, porque del 50% llegó al 25-30%, aproximadamente, y un solo día disminuyo al 15% (para que sea un índice realmente bajo debe ser menos del 8%). Pero también hubo menos hisopados en la capital santacruceña, de acuerdo a información oficial del Ministerio de Salud.

Las muertes no disminuyeron. El 1 de noviembre había 125 muertos por Coronavirus, y hasta ayer, este lamentable número creció a 183, es decir, un promedio de dos muertes diarias.

“Durante mucho tiempo estuvieron cerrados los negocios y muchas cosas, pero igual crecía el número de contagios. Quiere decir, que hay algo que no está funcionando en el control y la gente que ya ha tomado una decisión, en el sentido de querer salir, porque lo necesita y lo hace igual”, opinó José Antonio Pérez, o más conocido como “Tono”, enfermero del turno noche del nosocomio desde hace 23 años y que trabaja en sala COVID.

El trabajador de la salud –que conoce como pocos la realidad de los contagios que terminan en internación- resaltó que sea ASPO o DISPO o se habiliten más rubros, la responsabilidad y cuidado “será personal”.

“Lo importante es concientizar en el cuidado personal de cada uno de quedarte en tu casa, porque el lema siempre pasó por ahí, más allá de la reglamentación o control policial en la circulación. Es la responsabilidad personal de quien quiere cuidar a sus viejos, por ejemplo”, precisó.

“Tono” destacó que hay que apuntar a los jóvenes, pero también a los de mediana edad que siguen reuniéndose en asados o partidos de fútbol. “Sabés que la gente se sigue reuniendo. Te lo dice el tachero o con quien conversás porque hay un movimiento que en realidad no paró nunca, tanto en el centro, los barrios, y quizás es la escapatoria de la gente en todo el tiempo que estuvo encerrada, aunque la gente no mide y es nuestra idiosincrasia”, consideró.

En su caso, le llamó la atención la circulación de la gente. Resaltó que por ejemplo el Día del Niño, no se podía ingresar a jugueterías, pero al mismo tiempo “la gente compraba alcohol”. “Si alguien compra 30 cervezas, es obvio que no tomara él solo porque se va a juntar con varios, y en eso habría que estar despierto y tampoco colaborar, porque se podrían haber evitado esas reuniones”, analizó.

Hoy por hoy, el nosocomio no podría soportar un nuevo brote de casos. “Llegaron refuerzos, por 15 días a un mes, pero no son soluciones de fondo, porque podríamos haber capacitado a la gente cuando no teníamos pacientes, pero no se tomó personal en ese momento y llegan cuando estamos molidos físicamente, aunque esto no termina cuando salís de tu turno ya que tenés una vida en tu casa”, marcó.

Ayer por la mañana, “Tono”- que realiza el turno noche de 22:00 a 06:00- celebró poder haber dado de alta y despedir a un paciente de la tercera edad. Publicó las fotos en las redes sociales. “Cada paciente de alta es una victoria”, escribió.

 

 

Los casos y el índice de positividad desde el 9 de noviembre:

 

Lunes 9

57

79n

(41%)

 

 

Martes 10

86

261n

(24%)

 

Miércoles 11

52

146n

(26%)

 

Jueves 12

77

170n

(31%)

 

Viernes 13

61

173n

(26%)

 

Sábado 14

49

133 n

(26%)

 

Domingo 15

25

32n

(43%)

 

Lunes 16

35

163n

(17%)

 

Martes 17

84

263n

(24%)

 

Miércoles 18

25

74n

(25%)

 

Jueves 19

52

154n

(25%)

 

Viernes 20

36

189n

(16%)

 

Sábado 21

39

111n

(26%)

 

Domingo 22

13

37n

(26%)

 

 

Lunes 23

15

29n

(34%)

 

Martes 24

40

50n

(44%)

 

Miércoles 25

44

186n

(19%)

 

Jueves 26

51

136n

(27%)

 

Viernes 27

31

173n

(15%)

 

COMENTÁ