Entrevista

Reconstruirse en la poesía

De la salud médica a la espiritualidad y el arte. Piezas que encajan en la vida de un poeta cubano que lleva casi una década en Río Gallegos y ya empezó a lanzar sus propios versos. Una historia de vida que se hace prosa en el papel. 

Marco lanza su segundo libro llamado “Insurgente del Alba”.
Marco lanza su segundo libro llamado “Insurgente del Alba”.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Marco Paneque Gamboa es un médico cubano que llegó hace casi 10 años a Río Gallegos. Venía de África donde trabajó en un proyecto similar a Médicos Sin Fronteras y le permitió partir de la Isla.   

Hoy trabaja como auditor médico en la Caja de Servicios Sociales y es médico del cuerpo policial en Santa Cruz. Sin embargo, no deja aquello que también lo apasiona y permite soltar su veta artística: la poesía.

Hace unos días, hizo una breve presentación de lo que será el lanzamiento oficial del segundo libro de poemas de su autoría. El que publicó en 2016 se llamó “Sitios de Estaciones”, y le permitió una primera incursión personal en el arte de la palabra. Así como lo hizo viajar (ese mismo año) y ser parte de la Feria Internacional del Libro que se desarrolla año a año en Buenos Aires, como también de la Feria Provincial del Libro. Sitios donde pudo hacer conocer su material al ambiente de la lectura.

Este 2021, luego de un trabajo exhaustivo sobre un material escrito durante meses previos a la pandemia –tomado como fecha las primeras medidas en marzo del 2020-, Marco logró pergeñar este segundo libro llamado “Insurgente del Alba”.

De qué se trata, contó a TiempoSur el propio autor en esta entrevista.

TS: Contame, ¿cuál la inspiración de este material?   

MARCO: Es un libro con poemas de diferentes temáticas, pero la materia está relacionada a mi experiencia. Tiene un lenguaje sencillo, alcanzable, otros poemas con un lenguaje un poquito más trabajado.

Es un libro que puede ser alcanzable para todos, no sé si entiende, para todos porque la poesía uno la escribe a partir de uno mismo, de sus propias experiencias. Y a veces lo que uno trata de decir lo dice en un lenguaje metafórico, que no todos lo interpretan de la misma manera.

El poeta le pone su impronta y salen del poeta las formas en que quiera comunicarlo.

TS: ¿Cómo fue el proceso para llegar a este libro?

MARCO: El proceso fue cerca de un año. Fui eligiendo los textos de esta escritura que salía progresivamente. Siempre uno tiene quien te ayuda, como los editores que te ayudan a organizar por temática. Pero yo lo organicé a mi modo.

TS: ¿Qué querías decir con el libro?

MARCO: La poesía es muy yoísta, muy hedonista, porque tiene que ver con mis experiencias propias. Sobre la tierra, migración, el mar, el naufragio, el amor, el desarraigo, la familia, el padre, son todos temas redundantes en mi poesía.

TS: ¿Lo entendés como una continuidad de tu anterior libro?

MARCO: No, yo creo que este es un libro más maduro. El primero era una poesía más densa, más hermética. Esta es poesía es más corta y un lenguaje más alcanzable, más tierno le digo. 

No es una continuidad porque no fue la intención tampoco.  

TS: ¿Lo terminaste en pandemia?

MARCO: En la pandemia yo ya lo había terminado, lo que hice fue ir eligiendo textos para armar el libro. Pensar el nombre.  

Primero pensé en ponerle “Pedradas al espejo”, pero había un blog con ese nombre. Y después salió “Insurgente del Alba”.

TS: ¿Contaste con colaboración para publicarlo?

MARCO: Un amigo, Jorge Curinao, me pasó el contacto de quienes podían publicarme, los contacté y me pasaron el precio de publicación que me pareció razonable. Entonces, hice una tirada de 300 libros. Todavía no los distribuí porque lo presento el 18 de mayo en un encuentro abierto por ZOOM. 

Espero que se conecte el que quiere, puede y esté interesado.  

TS: ¿Ya estás pensando un siguiente material?

MARCO: Ya el otro está hecho también (ríe). Solo tengo que darle un retoque. Quizás para largarlo un año más.

 

Al finalizar la entrevista, el profesional de la salud y artista literario cubano -pero riogallenguense por adopción- se lanza a explicar porque eso de transmitir sus experiencias de vida en versos y estrofas no es algo estático e inalterable.

Él mismo lee y relee su material para sacar los “ruidos” que deben ser cambiados por algo que genere armonía. 

Y definió ese proceso: “La poesía es una reconstrucción”. 

COMENTÁ