UNPA-UARG

Reciclar en la informática

Un proyecto universitario que recibió apoyo de la Fundación Banco Santa Cruz permite reciclar desecho tecnológico en computadoras operativas que sirvan a los estudiantes y les permita el acceso digital.

Buscan rescatar los residuos informáticos para darles distintos usos.
Buscan rescatar los residuos informáticos para darles distintos usos.
COMPARTÍ ESTA NOTA

El proyecto Transformática parte del acceso a un programa financiado por la Fundación del Banco Santa Cruz, en alianza con la Fundación Typa, en el marco del programa institucional que es el Museo de Informática de la UNPA-UARG y como resultado de lo que se llamó “Factoría de museos: diseño de espacios en consonancia social”.

Se trata de un trabajo en un equipo entre alumnos becarios, docentes y no docentes, según lo explicó el director del Museo de Informática de la UNPA-UARG, Mg. Osiris Sofía, quien conforma este grupo junto a Fernanda Bachilleri, Mariana Altieri, Mercedes Mosso y Vanina Gola. 

“Este programa de factoría debía desarrollar un proyecto en consonancia con la comunidad y adaptándolo a los tiempos que vivimos”, señaló al dar cuenta que “este proyecto trata de llevar a la práctica una serie de acciones que tienen como fin beneficiar a la comunidad del propio museo de informática que es la comunidad universitaria”. 

Por este motivo, emprendieron la labor de trabajar en los residuos informáticos, cómo se manejan esos residuos hoy en día y dónde terminan como arrojo.

“Queremos rescatar los residuos informáticos que empresas, organismos y particulares tengan en sus domicilios, para darles distintos usos”, sostuvo el director del Museo de Informática en la universidad pública.

Y, en este sentido, dejó en claro que “el que más nos interesa es reacondicionar ese equipamiento y lograr computadoras operativas para donarlas a los estudiantes que no cuentan con computadoras para que puedan continuar sus estudios académicos”.

Además, destacó que “el museo cuenta hace unos años con un espacio propio para realizar sus muestras con un proceso de crecimiento y estabilización en la forma de trabajar”.

La empresa CGC se sumó a este proyecto para financiarlo. Ante esto, Osiris Sofía advirtió la importancia de este tipo de programas y proyectos que permiten crear redes entre organismos privados e instituciones públicas. 

“Crea redes de socios y aliados para desarrollar este proyecto y otro tipo de actividades que tengan que ver con la comunidad educativa”, sentenció.

COMENTÁ