Internet

Qué es el efecto Mandela, cómo saber si caíste en uno y tres ejemplos para entenderlo

Se trata de una creencia mantenida por años de manera colectiva sobre un tema en cuestión, pero que en realidad termina siendo otra.

Algunos lo atribuyen a universos paralelos.
Algunos lo atribuyen a universos paralelos.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Durante años hubo gente que creyó en todo el mundo que Nelson Mandela había muerto en los años 80. Muchos incluso señalaban que el funeral había sido transmitido por televisión y juran haber presenciado tal evento a nivel mundial. Pero el Nivel de la Paz por su lucha contra el racismo falleció recién el 5 de diciembre de 2013, pese a que mucha gente creyó lo contrario durante años. A este acuerdo colectivo erróneo se lo conoce como “Efecto Mandela”.

Sucede siempre: alguien cree recordar algún suceso que no tuvo lugar de la manera en que es relatado. De hecho, existen los falsos recuerdos, pero no sólo de manera individual. También una masa completa de personas puede recordar colectivamente de manera incorrecta.

Se trata de un fenómeno que gracias a Internet comenzó a cobrar visibilizar y miles de personas han compartido a través de redes sociales creencias que ellos y sus círculos, daban como verdaderas, pero eran totalmente falsas. Los más conspiranoicos comienzan a tejer teorías que se tratan de viajes cuánticos a universos paralelos, con recuerdos experimentados que no corresponderían a su dimensión de origen. Raro.

 

Algunos ejemplos

Luke, soy tu padre” es quizás la frase más representativa de la saga Star Wars. Peor en realidad, el villano Darth Vader jamás pronunció esa línea. Su diálogo en realidad dice (¿Spoiler alert?):  “No, yo soy padre”, con un Luke Skywalker que quiebra al enterarse de la verdad.

Por otra parte,  miles de personas aseguran haber visto una película llamada Shazam, protagonizada supuestamente por el comediante Sinbad, en clara referencia al genio de Aladdin. Lo cierto es que dicho metraje jamás existió.

Y el último, yendo al tramo literario, corresponde a la conocida frase “Ladran Sancho, señal que cabalgamos”. Jamás estuvo en el Quijote, sino que se trata de la desvirtuación de un poema de Goethe.

Casos extraños que han cobrado relevancia en internet y todas las personas parecen haber tenido uno para contar.

COMENTÁ