Segmentación de tarifas

Por debajo de los 400 kw: el promedio de consumo residencial oscila entre 280 y 350 kw en Santa Cruz

El usuario que supere los 400 kw de consumo de energía eléctrica deberá pagar ese remanente sin subsidios, según la nueva segmentación anunciada por el Ministro de Economía. SPSE tendrá un cuadro tarifario propio que buscará no "impactar de golpe" en el bolsillo del usuario.

La última factura que abonó SPSE a CAMMESA fue de 305 millones de pesos.
La última factura que abonó SPSE a CAMMESA fue de 305 millones de pesos.
COMPARTÍ ESTA NOTA

La segmentación de tarifas tuvo una modificación que fue anunciada por el propio ministro de Economía, Sergio Massa, en el marco de los cuatro pilares que tendrá su gestión.

En principio, el Ministro anunció que 4 millones de hogares no tendrán los subsidios de gas y energía eléctrica, que sí alcanza a 9 millones de usuarios.

La quita paulatina de los subsidios integra el orden fiscal que propuso Massa, que en esta instancia el subsidio tendrá un tope. Para la electricidad será de 400 kilovatios, y para el gas se anunciará  oportunamente, aunque tendrá en cuenta la zona geográfica, estacionalidad  y distribución.

Entonces, las viviendas que superen los 400 kw. deberán abonar el restante sin subsidios, es decir, tarifa plena.

El Gobierno nacional todavía no informó si este tope para el consumo de energía eléctrica es mensual o bimestral.

En Santa Cruz, la lectura del consumo es mensual mientras que en otras provincias es bimestral y se factura mensualmente, y el promedio de consumo residencial oscila entre 280 y 350 kw "dependiendo la temporada del año", expuso Nadya Cabrera, gerente Comercial de Servicios Públicos.

En invierno, alcanza los 350 kw.

"Santa Cruz tiene muchas realidades complejas", precisó la funcionaria.

Por ejemplo, en Río Turbio y 28 de Noviembre hay muchas viviendas que disponen de un solo medidor para varias casas. Esto provoca que "se dispare el consumo" y complica cada vez que hay incrementos en la tarifa, y se acentuará con la aplicación de la segmentación.

Pero SPSE tendrá un cuadro tarifario propio que buscará no "impactar de golpe" en el bolsillo del usuario.

Otro caso es el de los usuarios que no cuentan con red de gas natural. El uso de la electricidad es fundamental para calefaccionarse. En este grupo, el promedio de consumo supera ampliamente los 400 kw, llegando de 1.800 kw y hasta 4.000 kw.

El consumo llega a tal punto que a veces "los medidores se terminan quemando". 

"Entendemos que debe haber un ahorro de energía", aclaró, pero recalcó que esto depende de la zona geográfica, lo cual se tendrá en cuenta.

Además se presenta el caso de los programas provinciales como "Fortalecer Energía", lanzado el año pasado que llega a quienes no tienen instalación domiciliaria de red de gas para brindar calefacción de una forma segura y económica. (La presente tarifa subsidiada al usuario s/gas supone una franja de hasta 1.000 kw con un valor fijo de $ 4.298.75 más impuestos, valor que surge del promedio de un consumo residencial provincial que incluye energía más gas).

Cabrera aclaró que, sin embargo, aguardan los lineamientos de la Secretaría de Energía.

 

EL VALOR

CAMMESA vende la energía a los distintos distribuidores de todo el país. La última factura que abonó SPSE fue de 305 millones de pesos, con una gran diferencia a enero de 2016 cuando pagó 5 millones.

Entonces, la factura que CAMMESA le cobró a SPSE aumentó cerca de 60 veces, pero Servicios Públicos absorbió la suba e incrementó 10 veces al usuario.

La generación aislada, para localidades que no están en el interconectado, se abona cerca de 65 a 70 millones de pesos, mas 120 millones de pesos para el combustible. El valor de equipamiento e insumos están dolarizados.

De esta forma, toma mayor importancia la variable del cobro de servicios a los usuarios, aunque según precisó Cabrera, existe "mucha deuda" de residenciales.

Aproximadamente realizan 100 suspensiones del servicio por día, pero un usuario que paga la deuda y cumple con los trámites, se lo reconecta el mismo día.

 

FACTURA DIGITAL

Más de 60 mil usuarios -de un total de 126 mil- digitalizaron su factura, una medida que tomó relevancia durante la pandemia. Esto implica un ahorro por "impresión y reparto" de la factura que alcanza casi los 300 pesos.

La funcionaria invitó a optar por la digitalización, que también supondrá "una forma de ahorro".

"Una factura promedio alcanza los 1.500 pesos y al adherir a la digital se ahorra, porque se pagan 11 meses" explicó, y  añadió: "Esto hace que sea más fácil segmentar y comunicarse con el usuario".

COMENTÁ