Puerto Santa Cruz riesgo alto

"No hay control COVID por un capricho del Intendente"

Así lo advirtió el edil Daniel Stafetta. Dijo que el Jefe comunal de Puerto Santa Cruz pidió al Ministerio de Salud que vacunen a los municipales y ante la negativa, retiró el personal que realizaba control en el único acceso a la ciudad.

Controles realizados el año pasado en Puerto Santa Cruz.
Controles realizados el año pasado en Puerto Santa Cruz.
COMPARTÍ ESTA NOTA

En abril, a poco de iniciar la pandemia el año pasado, la dirección del Hospital "Eduardo Canosa" de Puerto Santa Cruz, emitió una solicitada en la cual señalaron diversas falencias adoptadas por el COE de esta localidad el cual se guiaba “por pautas propias”, porque consultan a un “médico amigo”.

Dentro de este reclamo se advirtió los duros controles que propiciaba el Municipio al ingreso de la localidad, los cuales debían estar a cargo de las fuerzas federales y no de los profesionales de la salud.

Pero justo este tema vuelve a ser noticia.

Es que según advirtió el edil Daniel Stafetta (Podemos) los municipales que realizaban el control al ingreso de la localidad fueron retirados por directivas del jefe comunal, Néstor González.

La ciudad estaba clasificada como riesgo sanitario y epidemiológico desde el 1 de mayo, pero luego, según el semáforo que establece la provincia, es de riesgo alto.

Con 258 casos activos, la mayoría que comenzaron a detectar desde la segunda semana de abril, el Municipio tuvo un brote nunca visto desde el comienzo de la pandemia, con un hospital que debe derivar los casos graves por COVID-19.

"La situación ha mejorado hasta cierto punto", indicó el edil.

Sostuvo que hasta febrero existía un control al único ingreso a la localidad a cargo de los trabajadores municipales.

"Se llevaba un control de la gente que ingresaba y egresaba para ver si entraba alguien con síntomas, como fiebre y de esa forma cerrar el circuito y aislarlo, lo que resultaba en la tranquilidad de la población. Pero a mediado de febrero, el Intendente pidió al Ministerio de Salud que se vacune al personal municipal, el Ministerio dijo que no, que debía cumplir con el calendario de esenciales de acuerdo a las directivas del Ministerio de Salud de la Nación y como no vacunaron a ese personal, el Intendente retiró a la gente de los controles y hasta el día de hoy, no hay control en el ingreso", expuso.

A la fecha, de acuerdo a Stafetta, el único relevamiento a cargo de la policía, es el de rutina.

"No hay control para personas que ingresan, para saber si presentan síntomas de COVID y ese control que existía el año pasado, el Intendente se había jactado de lo bien que se había hecho y tuvimos la suerte de que no había ingresado el virus", añadió el edil, pero insistió que "por un capricho del Intendente, como no le quisieron vacunar el personal, retiró la gente".

A diferencia de Piedra Buena, precisó el Concejal, el Jefe comunal "no puede manejar el hospital", y fue eso lo que impidió que "gente que no correspondía haya accedido a la vacuna".

 

Ambulancia

En marzo Stafetta presentó un proyecto en el Concejo Deliberante el cual solicitaba al ministro de Salud, Dr. Claudio García, la adquisición de dos ambulancias, habida cuenta de que las dos existentes no estaban en buenas condiciones.

"Pedía ambulancias para que sean aptas para la derivación, ya que me dijeron desde el hospital que las dos que habían se estaban por romper. Cuando las solicitamos, me negaron el pedido los concejales, pero luego se solicitó una ambulancia a la UTE de represas y donaron una usada del 2015", resaltó.

El edil también solicitó la llegada de un terapista. "Cuando hablé con el director del hospital, me contó que no pueden mantener un paciente en terapia intensiva por mucho tiempo y que deben esperar el espacio de derivación a Río Gallegos o a El Calafate", señaló.

El COE, añadió el edil, no realiza reuniones sino que "se maneja por teléfono”. "Según el Intendente está en comunicación con el director del hospital y Suárez Moré, pero esas decisiones que toma no son consensuadas".

 

Medidas

El sábado el Intendente dio a conocer un nuevo Decreto en el que adoptó medidas más restrictivas, de acuerdo a la situación epidemiológica de la comuna.

Según el instrumento legal:

-Estableció el funcionamiento de las actividades económicas, comerciales, industriales desde las 07:00 hasta las 21:00.

- Los bares, confiterías y restaurantes solo con modalidad Delivery y Take Away, por lo que se prohibió la permanencia de público dentro de estos lugares.

-El funcionamiento de las rotiserías únicamente con modalidad Delivery en el horario de 21:00 a 23:00, (debiendo el personal de establecimiento circular con el correspondiente permiso municipal).

-Restringió la circulación de personas de 21:00 a 7:00 de la mañana.

 

 

 

 

COMENTÁ