En Río Gallegos

Miriam Morel proyecta armar una asociación para ayudar a víctimas de abuso sexual infantil 

Abusaron de sus tres hijas y declara que no recibió apoyo ni contención de profesionales especializados en este aberrante delito. “El estado está desbordado”, dijo. Con el abusador condenado, ahora, pretende armar una asociación que ofrezca apoyo y contención a las víctimas de Abuso Sexual Infantil (ASI).   

Proyectan crear una Asociación para ayudar a víctimas de abuso infantil.
Proyectan crear una Asociación para ayudar a víctimas de abuso infantil.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Es una mujer resiliente. Abusaron de sus tres hijas y ahora pretende trabajar para ayudar, no sólo a su familia, sino a otras madres y víctimas que han atravesado una situación similar. En diálogo con el programa Cambalache, que se emite en Tiempo FM 97.5, Miriam Morel anunció que trabaja para armar una asociación que ayude a víctimas de abuso sexual infantil. Fueron muy duros los momentos que estas chicas debieron atravesar a lo largo de los años, y aunque el victimario ya tiene condena, el proceso de la sanación es largo. Por ello, Miriam tomó la decisión de aportar desde su experiencia para ayudar a quienes han atravesado una situación similar armando una asociación que ayude a las personas que han sufrido Abuso Sexual infantil (ASI) y también a sus madres.

Contó que “transitamos muchos años el dolor de ser víctima de ASI. Nunca tuvimos la contención adecuada en este proceso. Vivenciamos estos años sin el apoyo psicológico ni moral que necesitan las personas víctimas de este delito”.

Si bien existen organismos donde pueden ir las víctimas, reclamó que “no hay un acompañamiento real por parte del Estado”, tampoco “un lugar específico para atender a la victima de ASI.  Y yo quiero un lugar específico”, dijo. 

“Por ello, al no recibir el acompañamiento que necesitamos, pensamos en crear un lugar real de contención que atienda profesionalmente a las víctimas de este delito”.

Señaló que el proyecto ha tenido una importante repercusión ya que “nos han contactado mamás y victimas de otras localidades que tampoco han tenido la contención necesaria. Incluso se han comunicado personas que han sufrido abuso siendo niños y hoy son adultos”.

Sobre dónde falla el Estado, reclamó la falta de atención en tiempo y forma, con profesionales adecuados y que se especialicen en estos casos. Hizo referencia a su participación en un Congreso de Salud Mental, donde una profesional de El Calafate presentó su trabajo dedicado a asistir a víctimas de ASI. “Río Gallegos no los tiene”, insistió. 

Morel es estudiante de la carrera de Psicopedagogía en la Universidad Nacional de la Patagonia Austral. “Mi objetivo es perfeccionarme para poder asistir a las víctimas y exigirle al Estado que nos ayude para poder garantizar las terapias”. En su caso, debió encararlas de forma particular ya que habían meses de espera.

“El Estado está desbordado. Mi hija estaba en lista de espera”, lamentó, indicando que pudo haber tomado una decisión drástica.

COMENTÁ