Paseo de los Presidentes

Vuelve el monumento de Cristina a Río Gallegos

La estatua de la vicepresidenta Cristina Fernández, vandalizada el pasado mes de marzo en el Paseo de los Presidentes de la Democracia, en la costanera local, ha sido restaurada por el artista Miguel Villalba. En los próximos días partirá hacia la capital provincial para ser reinstalada.

estatua Cristina Kirchner vandalizada
estatua Cristina Kirchner vandalizada
COMPARTÍ ESTA NOTA

El monumento de la vicepresidenta Cristina Fernández, junto a los de otros ex mandatarios argentinos de la democracia, que realizó el escultor Miguel Villalba, se inauguró en el mes de marzo de este año, como parte del paseo en el que conviven estatuas de todos los presidentes nacionales desde 1983: Raúl Alfonsín, Carlos Menem, Fernando de la Rúa, Néstor Kirchner, Cristina Kirchner y Mauricio Macri. El objetivo del recorrido es destacar la gestión de quienes estuvieron al frente del ejecutivo nacional, motivo por el cual se instaló en la Plaza de la Republica sobre la costanera local.

Tras la instalación de las figuras, y en días donde se exponía el repudio por algunos hechos vandálicos que se daban en la ciudad, este espacio no fue ajeno. Cerrando ese mes de marzo, una persona mayor de edad derribaba la estatua de la mandataria nacional, generando el descontento, por su puesto del ala peronista y kirchnerista, pero también de la sociedad en general.

Hoy, a siete meses de la vandalización, el secretario de Gobierno Municipal, Silvio Escobar, confirmó a TiempoSur que el artista MIguel Villalba ha finalizado con la restauración y puesta a punto de su obra, por lo que en estas horas trabajan en el embalaje y preparación de la obra que en los próximos días tomará rumbo nuevamente hacia Santa Cruz.

Según adelantó Escobar, la pieza será instalada en las próximas semanas, mientras que, por otro lado, confirmó que pedirá al área legal y técnica del municipio, realice las presentaciones correspondientes para que la persona que ocasiono los daños pague el valor de la restauración.

COMENTÁ