Desechos frigoríficos

La zafra al nuevo vaciadero

Será desde el mes de diciembre, según lo confirmó el secretario Legal y Técnica Municipal, Jorge Cabezas, a Tiempo FM , en lo que será una primera etapa del tan ansiado traslado del vertedero. Se proyecta, además, comenzar con la remediación de algunos sectores del actual basural. Adelantó que el Municipio gestiona financiamiento para la ampliación de la planta de reciclado.

Cabezas y Grasso junto al gerente de Nueva Santa Cruz
Cabezas y Grasso junto al gerente de Nueva Santa Cruz
COMPARTÍ ESTA NOTA

Desde la Secretaría Legal y Técnica municipal, hoy a cargo del manejo y funcionamiento del vaciadero municipal a raíz del amparo judicial vigente en torno a la emergencia medioambiental planteada por profesionales de la Universidad de la Patagonia Austral en 2015, se refirieron a la actualidad del vaciadero municipal y los avances que ha habido en materia de dar cumplimiento a lo dictaminado por el juez justamente como sentencia del amparo colectivo.       

En primer término, el actual funcionario recordó que “luego de la sentencia tuvo poca actividad el cumplimiento de lo solicitado por su señoría”. En este sentido, en el tiempo se pudo observar que continuaron proliferando los basurales clandestinos, no se trabajó en la reserva urbana y la afectación continúa sobre todo hacia lo que denominamos la reserva costera, solo por mencionar algunos de los puntos en los cuales el juez había fallado. Con este panorama, según Cabezas, esta gestión de Pablo Grasso tomó un cambio en la postura, “entendiendo que la situación del vaciadero y lo ordenado en el expediente debía ser cumplido” y comenzó a trabajar en parte de la remediación luego de 40 años de utilización del vertedero.

“De a poco se fue efectivizando lo pedido por el señor juez, se fueron eliminando algunos de los vaciaderos clandestinos, realizamos el ordenamiento interno del vaciadero, control de plagas, dimos cumplimiento a la no afectación de la reserva costera retirando la zona de entierre de basura, un trabajo bastante avanzado y en esta etapa, habiendo levantado la chatarra de gran parte de la ciudad, terminaríamos con lo que es interior del vaciadero”, remarcó para detallar: “La semana pasada comenzamos un trabajo muy intenso tendiente a sanear los más de 40 años donde fue enterrándose chatarra y elementos provenientes del hierro. Son más de 3 hectáreas donde la chatarra no está a la vista, sino enterrada, donde se empezó a hacer un trabajo de material a desenterrar, para luego avanzar en el sellado del terreno, con el relleno del material inerte y luego con tierra fértil para empezar a introducir especies que contribuyan a la remediación, lo cual será un trabajo muy importante”.

Vale la pena mencionar que la remediación del actual vertedero se estima en más de 10 años desde la finalización de su impacto diario y “siempre y cuando esta decisión política que hoy tomó la gestión municipal sea sostenida en el tiempo durante dos o tres gestiones. Esperemos que quienes continúan la conducción sostengan esta política, sino todo esto será un recuerdo bueno sin el resultado que se espera”, señaló.

 

Nuevo vaciadero (Lote 113)

Si bien el traslado del vaciadero puede sonar lejano y nos dejamos llevar por las experiencias que nos anteceden, lo cierto es que, según Cabezas, el mes de diciembre se presenta como la posibilidad de comenzar, al menos, con una primera etapa, únicamente centrada en el sitio de disposición final de lo producido de los frigoríficos. “La zafra produce un desecho más allá del tratamiento que hacen los propios frigoríficos. Lo que pretendemos a partir del 1º de diciembre es hacer este trabajo de forma ordenada y que cada frigorífico tenga una zona de descarga donde disponer su excedente tratado. Si todo sale bien, ese impacto va a ser mucho menor y ese sector que se destine será suficiente para su trabajo”, mencionó confirmado lo que TiempoSur adelantara en mes de marzo pasado.

En paralelo, el Municipio trabaja en lo que respecta a obras civiles que dotarán de servicios básicos al predio. En este sentido, gestiona ante Servicios Públicos Sociedad del Estado “una obra de tendido eléctrico de 700 metros desde la línea que pasa sobre la ruta camino a Punta Loyola.

Consultado sobre cuándo se comenzarán a disponer en el nuevo predio los residuos domiciliarios explicó: “La planta de reciclado actual nos ha quedado chica, solo puede tratar entre 40 y 50% de basura. Estamos en una gestión con la Secretaría de Estado de Ambiente con los fines de poder conseguir el financiamiento para agrandar la planta de reciclado y anexarle otra cinta o bien la construcción de otro módulo, ya que Río Gallegos va a seguir creciendo y habrá que prever esta situación”.

COMENTÁ