Salud

La tecnología va de la mano con la salud

Robótica Patagónica se acomodó al contexto pandémico actual para innovar y sumarse a la batalla contra el Coronavirus. “Los logros no son individuales, son colectivos”, enfatizó el presidente de la firma.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Desde que el COVID-19 se hizo presente en nuestras vidas tuvimos que adaptarnos, reinventarnos. No hubo persona que haya quedado excluida de esta lucha, y pese a esta adversidad que se prolonga, poco a poco las voluntades para colaborar con el sistema sanitario se fueron levantando.

Así lo entendió Robótica Patagonia, una fábrica de robots y drones con asiento en Río Gallegos.

Hace un par de meses desarrollaron un dispositivo que ya se utiliza en hospitales de la provincia e incluso en el interior de la Argentina.

 

Todos somos útiles

Claudio Gali, el titular de la empresa, comentó que hace tiempo Robótica Patagonia viene trabajando y dedicando tiempo en donar y colaborar en estos tiempos de pandemia. Y en esta ocasión lo hacen a través de la fabricación “Made in Río Gallegos” de un buscavenas. El primero fue entregado en el Hospital Regional de la capital santacruceña, pero muchos otros fueron a nosocomios del interior de Santa Cruz. Un par más traspasaron la barrera provincial y llegaron a Córdoba y Buenos Aires.

Fabricar un localizador de este tipo les demanda unas cuatro horas, pero lo que más les llevó tiempo fue su desarrollo. Alrededor de tres años estuvieron trabajando para conseguir el resultado final. “No inventamos nada, sino innovamos”, sostuvo Gali, haciendo alusión a que el buscavenas es un aparato que ya existe y lo que hicieron fue transformarlo y adaptarlo a la realidad santacruceña. Es decir, fabricarlo con los elementos que hay en Santa Cruz para hacerlo.

Como todos saben en época de cuarentena es bastante difícil acceder o encontrar determinadas cosas o los tiempos que demanda el envío de productos o materias prima hacen larga la espera, por lo que esa adaptación se fundó en el poder crear algo útil y aceptable para el sistema de salud con los elementos que se tienen en la provincia.

 

 

La búsqueda

Explicó que este dispositivo trabaja con una cierta cantidad de LED de un color específico, y dentro de este tipo de LED hay algunos que tienen una característica en particular. Se trata de la longitud de onda que permite traspasar la piel. Básicamente lo que hace la luz es oscurecer la vena cuando el aparato se apoya en el brazo.

Un buscador o visor de venas infrarroja son dispositivos utilizados para probar y aumentar la capacidad de prestadores de la salud para ver venas y se utilizan en todo el mundo. Utilizan una ligera luz infrarroja para crear un mapa de las venas. Los primeros productos patentados de este tipo a nivel global datan de 2006.

El que fabrica Robótica Patagonia es de muy fácil uso. La practicidad ante todo.

Posee una tecla de encendido y tiene un cargador USB; algo estandarizado “porque como son entregados a hospitales, lo que buscamos es simplificar”, indicó Gali.

Asimismo, remarcó que saben que el producto fue útil y provechoso cuando el profesional de la salud y sobre todo el paciente están felices: “Eso es satisfactorio, el saber que le sirve a alguien”, manifestó, añadiendo: “Debemos construir un poco entre todos. Parte de la responsabilidad social de la empresa es colaborar y sumar”.

No es un dato menor mencionar que este producto que en la actualidad dona y es hecho a pulmón, tiene una peculiaridad: Es amigable con el medio ambiente. Está creado con filamento pla, que es biodegradable, ya que la idea es que en caso de romperse el plástico de su estructura no contamine.

COMENTÁ