Energías renovables

La Leona y Ea. La Estela: Sustentables gracias a la naturaleza

La energía eólica, solar e hidráulica abastecerán hasta un 80% del consumo de energía utilizada en temporada alta en Parador La Leona, lo que intentarán repetir en Ea. La Estela si la noria (rueda hidráulica) recientemente instalada da los resultados esperados. Cómo fue el camino hacia la sustentabilidad energética.

Lo más probado que hay, es la turbina hidroeléctrica.
Lo más probado que hay, es la turbina hidroeléctrica.
COMPARTÍ ESTA NOTA

En la naciente del Río La Leona, sobre el Lago Viedma, y lindero con el histórico Parador y Hotel de Campo La Leona se encuentra la Estancia La Estela. Desde 2002 y hasta 2005 se instaló de la mano de Carlos Kargauer y su esposa patricia, tiempo en el cual también toman la concesión del parador La Leona, el cual desde 2007 es administrado, al igual que la estancia, por parte de su familia: Su hija Laura y su yerno Pablo Quiroz, quienes, junto a los pequeños Rafael y Magalí, han dotado de una nueva vida a este pedazo de historia a la vera de una de las rutas más emblemáticas del país. A 110 kilómetros de El Calafate, sobre la Ruta Nacional Nº40, exactamente a mitad de camino entre El Calafate y El Chaltén, protagonista por más de 110 años de la legendaria historia de la Patagonia.

En esta ocasión nos convoca poder conocer cómo a lo largo de estos últimos 15 años desde la administración del parador han logrado grandes avances en lo que respecta a la sustentabilidad mediante la utilización de energías renovables.

 

Los primeros pasos

A inicios del 2007 la nueva administración comenzó con una detallada restauración del parador, todo muy controlado por arquitectos y profesionales, pues hace poco la misma familia Kargauer logró la declaratoria de Patrimonio Histórico y Cultural de la Provincia de Santa Cruz. Desde entonces ha sido remodelado para satisfacer las exigencias de la gran cantidad de turistas que lo visitan diariamente, sin embargo, y gracias a la visión acertada de sus dueños y encargados, la sensación y el espíritu que lo han convertido en un lugar mundialmente conocido continúan intactos, se lo mire por donde se lo mire.

El mismo año, desde la administración, buscaban lograr un subsidio al gas que solo se otorgaba a los paradores que estaban en funcionamiento y a la vera de rutas nacionales. “Desde aquel entonces y hasta los días de hoy, lo más complicado que tenemos todas las personas que estamos en el campo, es el gas. Por los altos costos”, le contó a TiempoSur Pablo Quiroz, responsable del parador.

Si bien en esa época lograron el subsidio y realizaron una fuerte inversión en calefacción central por radiadores y zepelines, el mismo fue solo por un año, por lo que, en la actualidad, poder tener esta estructura en funcionamiento en invierno “es inviable, imposible”. A partir de esta experiencia es que los Kargauer empezaron a investigar y meterse en lo que son las energías alternativas. “Para ahorrar gas y combustible”, cuenta el entrevistado para detallar: “Las energías alternativas que tenemos hoy son aerogeneradores que alimentan un banco de batería de ciclo profundo. Son baterías de gel. Tenemos colectores solares para el sistema de calefacción del hotel, instalados en diciembre del 2019, y aparte de estos colectores, termotanques solares en todas las instalaciones. Todas esas instalaciones de energía renovables, las tenemos en los dos establecimientos: En La Leona y en Ea. La Estela”.

El objetivo es el mismo en ambos lugares, “poder ir desarrollándonos para el ahorro de combustible y gasoil de grupos electrógenos, el cual es bastante grande. En temporada no se siente mucho porque estamos laburando, el tema es que no tenemos temporada invernal. Por lo que tenemos que juntar mucho dinero para bancar el invierno”, sostiene.

En 2007 pasaban entre 60 y 100 personas por día, mientras que actualmente están cerca de 900 visitantes diarios. “El 50% de personas que van al Chaltén pasan por el parador”, dijo Pablo.

 

El nuevo proyecto

Tal como mencionáramos, para este año esperan poder lograr el 80% de la cobertura energética mediante las energías renovables, algo que intentarán lograr mediante rueda hidráulica, mayormente conocida como noria.

“Lo empezamos a hablar hace un año y medio, porque la gente que está a cargo del Ingeniero Leonardo Sánchez, de la empresa PROA Ingeniería, fueron los que nos realizaron todas las instalaciones de termotanques y colectores solares en los dos establecimientos, y nos plantearon la idea de poder instalar una noria que trabaje con la fuerza del río La Leona”.

Si bien años atrás desde la administración del parador se había buscado una alternativa similar, lo cierto que esta primera intención se vio trunca a raíz de la necesidad de una importante obra civil que tendría como objetivo el poder aprovechar las condiciones del río. “Lo más probado que hay y que es fácil, es la turbina hidroeléctrica, el tema que al no tener salto de agua no se pude instalar una turbina, entonces la única forma de aprovechar el río, que tiene un caudal infernal, es una noria. Generar luz a través de la fuerza del agua”.  

La empresa ejecutora de las instalaciones ya tenía experiencia previa tras la instalación de una noria en el río Santa Cruz. Los administradores y propietarios viajaron para ver el proyecto y se lanzaron en la construcción de su propio desafío. “Un proyecto completamente de cero, un trabajo de ingeniería muy importarte. Pedimos un proyecto distinto a la noria que ellos nos presentaron, porque esta es el doble de grande. Se hicieron los estudios correspondientes, se armó parte en Calafate, se llevó a La Leona y con una grúa se tiró al río”, repasó y continuó: “Hoy la noria está dando vueltas, más allá del estudio, la prueba real es cuando está adentro del agua. La noria está girando hace 3 meses, pero el generador se está instalando en el día de hoy (por ayer) y estamos en condiciones de poder buscar la generación necesaria. Los periodos de prueba ya están, con esto instalamos el motor y tendrían que estar entrando 12 mil watts por hora”.

“Lo que calculamos es abastecer entre un 75% y 80% del consumo máximo que tenemos en temporada alta. Vamos a tener un uso muchísimo menor de combustible en grupos electrógenos. Desde que empezamos en La Leona fue 100% gas, pero de a poco fuimos volcándonos a la generación de energía y almacenamiento, por lo que tenemos casi todo eléctrico”, señaló para cerrar: “Esto lo que nos va a dar es un nuevo proceso de aprendizaje y ver qué es lo que podemos dejar conectado sin aumentar el consumo. Pensamos tener una energía más estable. Si podemos volcar toda la energía utilizada en la noria, sería ideal. Debemos lograr la mejor eficiencia. Si esto funciona, vamos a hacer una para Ea. La Estela”.

Hoy la noria se ha convertido en otro de los atractivos del parador. “Llama mucho la atención”. “A muchas personas les interesa y no pueden terminar de entender cómo trabajamos en el medio de la nada. Nos bombeamos agua del río y generamos nuestra propia energía”.

COMENTÁ