Acompañantes terapéuticos

Jerarquizar la profesión

Un grupo de egresados de la Universidad Nacional de la Patagonia Austral ha comenzado a gestar “un nuevo camino” en busca de la jerarquización de la profesión de Acompañantes Terapéuticos. Buscan sumar a colegas para debatir modificaciones a la vigente ley que regula la actividad en la provincia, pero además para atender la realidad social de nuestra comunidad.

Las acompañantes terapéuticas buscan jerarquizar la profesión.
Las acompañantes terapéuticas buscan jerarquizar la profesión.
COMPARTÍ ESTA NOTA

El acompañamiento terapéutico es un recurso humano dispuesto a brindar asistencia a pacientes que se encuentran atravesando por algún problema de salud, como una enfermedad, una discapacidad o una crisis. Las personas que se dedican al acompañamiento terapéutico son las que sostienen, mediante su labor, una función asistencial muy importante tanto para el paciente como para toda su familia, pero además con una gran impronta social, y así lo es en nuestra ciudad.

La carrera de Técnicos Universitarios en Acompañamiento Terapéutico ha cumplido 10 años en la Universidad de la Patagonia Austral y al día de hoy cuenta ya con algunas camadas. Justamente algunos de los profesionales recibidos en la casa de altos estudios patagónica, se han organizado de manera independiente para comenzar a desarrollar ideas a los fines de proyectar una mayor y mejor participación en la comunidad.  

Viviana Caballero, una de las integrantes del grupo de voluntarios, comentó a TiempoSur que la unión se ha dado por diversos factores, en principio la necesidad de “poder trabajar en la ley que regula la práctica profesional, a raíz de que en pandemia pudimos escuchar distintas necesidades, compartimos bastantes cosas, y se dio esto de poder organizarnos en un voluntariado independiente que nos hace pensar la realidad de la comunidad”.

En un comienzo la idea será “comenzar a convocar a más colegas, poner en conocimiento y difundir las actividades, para que se pueden sumar a tareas comunitarias, pensar la realidad que vivimos y que puedan aportar”.

Por otro lado, con relación a la regulación de la profesión, Alfredo Jaramillo, también entrevistado por TiempoSur, comentó: “Uno de los primeros planteos y puntos que nos encontró fue la legislación. Tenemos una ley provincial que regula la actividad, pero en la práctica y realidad concreta genera bastantes obligaciones y pocos derechos a la hora de la práctica. Un objetivo es dar a conocer el rol, el ámbito de incumbencia del acompañante terapéutico y para esto trabajamos en un proyecto borrador para poner en debate la ley”.

En este sentido analizó que “la deuda es la matriculación de la profesión. Aspiramos que esto pueda venir de la mano de un espacio colectivo de acompañantes y poder poner en debate el reconocimiento de la figura a la hora de trabajar con adultos mayores y discapacidad”, y alertó: “En campo los técnicos se encuentran con personas que han realizado formación o capacitación y no han alcanzado el pregrado, por eso uno de los planteos que hacemos es regularizar y jerarquizar”.

Micaela Cárcamo también forma parte del grupo y se refirió a la primera actividad que intentarán promover desde el espacio. “El 3 de mayo es el Día del Acompañante Terapéutico y vamos a brindar una jornada abierta a distintas instituciones y teniendo en cuenta los protocolos, aunque la idea es recorrer distintos puntos de la ciudad para llegar a más personas”, adelantó para ampliar la información respecto a las reuniones organizativas: “Por ahora nos reunimos en el CIC Fátima, lunes, miércoles y viernes a las 19:00 (Santa Fe y Jofré de Loaiza). Ahora estamos armando las jornadas, pensamos en participación comunitaria, adulto mayor y discapacidad, salud mental, pensamos articular con los entes. Se va a extender por una semana”.  

Ana Belén Soria remarcó que “estamos abiertos a que puedan venir, necesitamos encontrarnos para comenzar un camino y que pueda avanzar nuestra ley. Trabajar en conjunto. Para nosotros poder hablar de esto es una instancia de dar a conocer a la comunidad quienes somos, como ejercemos nuestra práctica”, cerró.

COMENTÁ