Cannabis Medicinal

INTA y Cáñamo Sur S.A iniciaran la producción de cannabis en Santa Cruz

Tal como adelantáramos la semana pasada, el Ministerio de Salud de la Nación aprobó el proyecto de producción de cannabis con fines investigativos en Santa Cruz. Será, por sus características, un proyecto único en el país. “Para nosotros, medicina de calidad farmacéutica es el objetivo más importante”, el responsable de Cáñamo Sur, Gabriel Tournour.

INTA y Cáñamo Sur SA presentaron el proyecto
INTA y Cáñamo Sur SA presentaron el proyecto
COMPARTÍ ESTA NOTA

Cerrando la semana pasada, en Tiempo FM, Silvina Lewis, directora del Instituto de Recursos Biológicos (IRB) del Centro de Investigaciones y Recursos Naturales (CIRN) del INTA y responsable titular ante el Consejo Consultivo Honorario de la Ley 27.350 por INTA, adelantaba que Santa Cruz se convertía en la octava provincia habilitada para avanzar en la investigación en torno a las propiedades medicinales de la plata de cannabis sativa, algo que fue finalmente oficializado en el día de ayer en la sede de la Estación Experimental que el instituto tecnológico tiene en nuestra ciudad, predio donde justamente la firma Cáñamo Sur S.A realizará una inversión inicial de $15.000.000 (pesos).

Fabio Moscovich, Director del INTA en nuestra provincia, se mostró muy expectante a pesar de remarcar que “recién estamos empezando con nuestros técnicos y profesionales a desarrollar la manera muy particular en que lo vamos a hacer”, y detalló que se tratará de “un sistema indoor, dentro de contenedores náuticos, con control de temperatura, luminosidad y nutrientes. Un método hidropónico que es algo que nos caracteriza, tenemos un técnico muy especializado en este tema, es potenciar nuestras capacidades y darles una mano a emprendimientos económicos locales”. En otro tramo de la nota, analizó: “Hay una demanda importante en la comunidad, en Santa Cruz particularmente tenemos familias con patologías que requieren este insumo médico. Creemos que esta será una fuente interesante de recursos que se va a generar en la provincia, intentando dar acceso a esta población que necesita de la medicina”.

El convenio entre el INTA Santa Cruz y Cáñamo Sur S.A tendrá una duración de 5 años, y por estas horas avanza en la preparación del terreno para la instalación de los contenedores náuticos y en la instalación de la infraestructura. Serán 5 contenedores “donde se va a trabajar y producir la plata y se realizará parte de la extracción de los aceites”.

Por su parte, el responsable de Cáñamo Sur, Gabriel Tournour, celebró que “estamos en un monto histórico en el desarrollo del sistema endocannabinoide, abriendo la puerta a una serie de avances médicos”, y continuó: “Existen cada vez más investigaciones que avanzan en el cannabis medicinal para diversas patologías y en este sentido creemos que es importante dar soluciones locales a esa demanda que existe. Es muy oportuno poder avanzar con ensayos de estas características para poder en el día de mañana lograr el desarrollo de la industria en Santa Cruz”.

Tal como mencionáramos con anterioridad, este ensayo es pionero en el país, por lo que genera muy altas expectativas, sobre todo “por la capacidad técnica del INTA y las posibilidades que nos dan esta forma de cultivar”. Entre los objetivos, Tournour dijo que “será dar solución a un montón de gente que hoy está consumiendo, pero desconoce la calidad de lo que consume”, y avanzó: “Todo el mundo conoce gente que consume de manera medicinal, producido por las familias o asociaciones, pero desconocemos muchas cosas porque no existen mediciones que lo avalen. Lo consumen de buena fe y no saben, entonces poder darles a estas personas un remedio medicina de calidad farmacéutica, para nosotros es el objetivo más importante”.

Por otro lado, manifestó que, si bien están en contacto con personas que tienen experiencia en este ámbito, aclaró que “en esta instancia lo que buscamos son nuevas prácticas de manejo y de cultivo. Eventualmente, más adelante, para los ensayos clínicos, esperamos poder lograr un trabajo en conjunto con ellos. El gran problema que tenemos ahora es que lo que se está suministrando son productos elaborados con la mejor voluntad, pero en general desconocemos el contenido de esos aceites. Buscamos mayor certeza para los pacientes”.

Por último, el titular del INTA EESC remarcó: “Para nosotros es un orgullo poder encarar esta investigación de avance científico, hay algunas experiencias en otros puntos del país, pero este proyecto es superador, con un sistema cerrado, con todo bajo control, lo que nos va permitir un producto homogéneo y de gran calidad”.

Así será el predio de producción

COMENTÁ