Energía limpia

Hidrógeno verde: el boom en Río Negro, que promoverá capacitar jóvenes para miles de puestos laborales

El Secretario General del Gobierno de Río Negro, Daniel Sanguinetti, contó a TiempoSur la elección de Punta Colorada –que tenía sólo cuatro habitantes- para instalación de la planta, destinada además para una zona franca. El millonario proyecto se venía elaborando desde marzo.

En 2.024 estará finalizada la primera etapa productiva, indicó Sanguinetti. (Foto: Rio Negro.com.ar)
En 2.024 estará finalizada la primera etapa productiva, indicó Sanguinetti. (Foto: Rio Negro.com.ar)
COMPARTÍ ESTA NOTA

Desde que se anunció la inversión de 8.400 millones de dólares de la empresa Fortescue para la instalación de planta que producirá hidrógeno verde, todo fue un boom para la Patagonia, pero particularmente para Río Negro.

La planta se ubicará en Punta Colorada, a 30 kilómetros de Sierra Grande, en una zona alejada de los conflictos mapuches que hasta hace días fueron noticia a nivel nacional, para emplazar y producir el “combustible del futuro”.

Allí, en un lugar en el cual según el último censo vivían solo 4 personas- comenzará la inversión millonaria que será en cuatro etapas, cada una de dos años, y con inversión de 2.200 millones de dólares en cada una.

En marzo, la gobernadora de Río Negro, Arabela Carreras, el gobierno nacional y el dueño de Fortescue, Andrew Forrest, ya habían mantenido el primer encuentro por el proyecto, que genera el combustible por medio del electrólisis a partir de energías renovables como la solar y la eólica. El lugar fue elegido justamente por la “calidad de los vientos”.

En Punta Colora “no vivía nadie”, recuerda a TiempoSur el Secretario General del Gobierno de Río Negro, Daniel Sanguinetti.

En Sierra Grande se encuentra toda la administración del Estado y una minera, y la elección del lugar -Punta Colorada- se explica “porque es en donde la provincia instalará su Zona Franca como sucede en Santa Cruz”.

“Mientras no estuviera la Zona Franca no había razón de ser de que viniera tanta gente, porque no había ninguna otra cosa. De todas formas, en Sierra Grande hay infraestructura con servicios, no está en funcionamiento (cerró en 2.006) pero sí está la mina de hierro desde hace 50 años”, dijo el funcionario.

 

Cadena productiva

Por la cadena productiva, la instalación de la planta permitirá la creación de 15 mil puestos laborales. Primero deberán construirse tres parques eólicos que serán fundamentales para la creación del hidrógeno verde y la creación de la planta de electroquímica, que mediante un proceso químico descompone y desaliniza el agua, separando, por medio del electrolisis, el hidrógeno del oxígeno. “Esto se convierte en amoníaco para cargarse en los tanques que son llevados a los sitios de destino”, detalló Sanguinetti.

Entonces esto devengará en crear una planta desalinizadora para liberar de sal al agua marina; una destinada al proceso de electrólisis, otra que permitirá obtener el hidrógeno y también para la producción de amoníaco, que posibilitará el transporte seguro del hidrógeno.

Deberán además construir un puerto para los buques lo que “demandará mucho trabajo”.

En 2024 estará finalizada la primera etapa productiva. Sucede que la empresa inversora ya tiene firmado contratos con compradores.

A 15 kilómetros se sitúa Playas Doradas, un lugar turístico con un balneario muy conocido en la Patagonia. La instalación de la planta no será un problema, aclaró Sanguinetti.

“Primero estaba la mina a 30 km, luego apareció la playa, pero está alejada”, sostuvo.

La planta- marcó- contará con la certificación verde y al mismo tiempo “se gestiona una norma especial que no existe a nivel mundial para que sea 100% verde, y eso nos da la certeza de que el proceso se hará bien y será el sello que les dirá a compradores y vendedores que las cosas están bien”.

Consenso

“Esto generó un boom”, describió Sanguinetti. Significa que la provincia conformará un consejo asesor técnico, con especialistas del Centro Atómico de Bariloche y el Instituto Balseiro que los asesorarán. También un proyecto “participativo” para comunicar los avances.

La capacitación será fundamental para las nuevas fuentes laborales. “Si soy joven y estoy en el Secundario, el Estado promoverá una carrera específica en energías renovables, química o física para prepararnos y formar una plantilla de empleados que tomará la empresa”, destacó.

Habrá programas especiales -acordes a la demanda de esta producción-  para la capacitación y que serán elaborados con el área de Trabajo de la provincia, ya que “al acercarse a la empresa tendrá que haber un cierto grado de preparación”.

El hidrógeno verde

El hidrógeno es el elemento químico más abundante en el universo. Las estrellas, como nuestro Sol, están formadas principalmente de este gas, que también puede tomar estado líquido.

El hidrógeno es muy poderoso: tiene tres veces más energía que los combustibles fósiles, aunque es una fuente de energía limpia, ya que solo libera agua (H2O), en forma de vapor, y no produce dióxido de carbono (CO2).

Aunque es 100% sostenible, es más costoso de producir que el hidrógeno tradicional.

En la actualidad, el 99% del hidrógeno usado como combustible se produce a partir de fuentes no renovables.

En tanto, menos del 0,1% se produce a través de la electrólisis, según la Agencia Internacional de la Energía.

Según informó la BBC- se anunciaron obras particularmente en seis países: Australia, Pises Bajos, Alemania, China, Arabia Saudita y nuestro vecino país Chile.

Las obras están en fase de planificación, pero que representarían una enorme expansión del mercado del hidrógeno verde, ampliando la capacidad actual de unos 80GW a más de 140GW.

Chile, fue el primero en la región en presentar una “Estrategia nacional de hidrógeno verde”, en noviembre de 2020.

Y también es el único latinoamericano con dos proyectos en desarrollo: HyEx, de la energética francesa Engie y la empresa chilena de servicios mineros Enaex, y Highly Innovative Fuels (HIF), de AME, Enap, Enel Green Power, Porsche y Siemens Energy.

El primero, con base en Antofagasta, en el norte de Chile, utilizará energía solar para potenciar electrolizadores de 1.6GW. El hidrógeno verde se utilizará en la minería. Una prueba piloto inicial prevé instalar 16MW para 2024.

El proyecto HIF, en la punta opuesta de Chile, en la Región de Magallanes y de la Antártica Chilena, usará energía eólica para generar e-combustibles en base a hidrógeno verde.

COMENTÁ