Irresponsabilidad al volante

Fue borracho a la peregrinación y le secuestraron el auto

Tras percatarse de la situación, personal de la Agencia Provincial de Seguridad Vial decidió intervenir y sacar de circulación al desaprensivo conductor.

  • 08/12/2023 • 16:39

En la mañana de hoy, se llevó a cabo el clásico peregrinaje hacia la Virgen de Güer, y en el cual cientos de fieles recorren la ruta santacruceña hasta llegar al lugar sagrado, ya sea a pie, en bicicleta o en automóvil. Sin embargo, la peregrinación de este año no solo se destacó por su gran concurrencia sino también por un hecho que podría haber generado una desgracia pero que, afortunadamente, fue detectado a tiempo.

A primeras horas de la mañana, alrededor de las 6:00 horas, un conductor en un notorio estado de ebriedad estaba llevando a cabo el recorrido de la peregrinación hacia la Virgen de Güer Aike, cuando el personal de la Agencia Provincial de Seguridad Vial -quien se encontraba desplegando un operativo de seguridad en el marco del evento- logró percatarse de su estado etílico. Inmediatamente, se le realizó un test de alcoholemia el cual arrojó que el conductor poseía un total de 2,35 g/L, por lo que procedieron a secuestrar el automóvil.

"Ahora va a tener que ir caminando"

A través de sus redes sociales, personal de la Agencia compartió lo sucedido, al igual que transmitió un claro mensaje de rechazo total a la ingesta de alcohol mientras se conduce o antes de hacerlo: “Alrededor de las 6:00, en el marco del operativo desplegado por la Peregrinación de la Virgen de Güer Aike, sacamos de circulación a un conductor que se encontraba bajo los efectos del alcohol. Al realizarle, personal de la Agencia, el test de alcoholemia correspondiente, el mismo arrojó 2,34 g/L, lo cual resulta inadmisible. Hacemos respetar la Ley de Alcohol Cero. Decimos ¡SÍ A LA VIDA”, puede leerse en el posteo.

 

Qué dice la Ley de Alcohol Cero

La Ley de Alcohol Cero, sancionada en el año 2016 en la provincia de Santa Cruz, prohíbe en todo el ámbito de la provincia la conducción de cualquier tipo o de medio de transporte con graduación de alcohol superior a cero gramos por mil centímetros cúbicos de sangre, o bajo la influencia de sustancias estupefacientes, psicotrópicas o análogas.