Cannabis

Flores de invierno

El proyecto de ley que presentó el Gobierno nacional para regular la industria del cannabis medicinal y del cáñamo industrial mostró “buenas vibras” en el sector de cultivadores y usuarios. Las asociaciones de Río Gallegos, como MACCU, ya vienen trabajando desde hace un tiempo para quitar los estigmas a la planta, jerarquizar la práctica del cultivador, acompañar a familias y bregar por mejores cultivos.  

Avances en leyes sobre la planta de marihuana.  
Avances en leyes sobre la planta de marihuana.  
COMPARTÍ ESTA NOTA

Cuando uno revisa las noticias sobre el cannabis en los medios, la mayor parte (podría ser más del 80%) están relacionadas a detenciones o allanamientos en relación a casos de tenencia de plantas en hogares o portación de una “sustancia sospechosa”. Sin embargo, es una tendencia que pretenden cambiar muchos cultivadores y asociaciones que nuclean a usuarios medicinales del cannabis.

El estigma y la desinformación alrededor de la planta ha provocado un prejuicio social que se manifiesta en la aceptación de leyes de antaño que aún mantienen vigencia suficiente para imponer un orden establecido, muy lejos de entender el contexto que rodea hoy a cultivadores y usuarios.

Sin embargo, dos normativas –una ley y un anteproyecto- podrían cambiar el panorama en el país. Por un lado, la Ley 27.350 del Cannabis Medicinal que fue aprobada en marzo del 2020 y establece un marco regulatorio para la investigación médica y científica del cannabis medicinal, terapéutico y paliativo (Ver recuadro1). Por otro lado, el reciente anteproyecto de ley, enviado al Congreso por el Ejecutivo nacional, para Agencia Regulatoria de la Industria del Ca?n?amo y del Cannabis Medicinal. (Ver recuadro2)

Cannabis medicinal y autocultivo

Martín es el presidente de MACCU, el Movimiento Argentino de Cannabicultores Unidos, que nació por una necesidad de visibilizar la labor de los cannabicultores y aquellas personas dedicadas a una parte de la industria del cannabis, como cultivadores, extraccionistas y timeadores -quienes realizan artefactos, carpas y otros elementos-.

“Trabajamos concientizando y dando la mejor información posible para poder desestigmatizar sobre la planta y sus usos”, explicó a TiempoSur, al dar cuenta que son cerca de 20 cultivadores solidarios, aunque muchas personas asociadas y destinadas a marketing, tareas administrativas y demás. “Tratamos de trabajar con la gente y decirles que no es lo que nos decían a nosotros con la planta”, subrayó. 

Se encargan de entregar donaciones, sobre macerados y aceites, para quienes lo usen como uso terapéutico y paliativo. “Siempre estamos informando y haciendo que la gente entienda al cannabis y sus propiedades”, expuso, al poner de manifiesto que muchas “personas comunes” se han acercado a interiorizarse sobre la planta “siendo que en el mercado negro no sabés qué aceites te podés encontrar”. 

Al mismo tiempo, realizan talleres y capacitaciones virtuales con información del cannabis, usos y cultivos. “Tratamos de mejorar la calidad en todo lo que sea posible”, remarcó Martín, para señalar que buscan “que la gente se pueda independizar y difundir el autocultivo”. Eso le da la libertad en el tratamiento y autonomía propia”, agregó. 

El titular de MACCU recordó que hubo muchas leyes vigentes del prohibicionismo del ´20 y el ´30, avaladas por intereses y que “crearon falsa información”. Hubo muchos prohibicionismo y muchas cosas que la dictadura nos dejó”, manifestó Martín.  

Por eso, destacó el anteproyecto de ley para la regulación de la Industria del Ca?n?amo y del Cannabis Medicinal como “un paso importante e histórico” que se complementa con la Ley 27.350 de Cannabis Medicinal “para darle una industrialización y la seriedad que se merece el cannabis y su industria”, indicó.

Aunque “falta un montón de tiempo, que pase por las cámaras y se apruebe para que haga ley”, Martín entiende que está abocada a Pymes y pequeñas empresas y que “eso jerarquiza a cultivadores que estuvimos en la ilegalidad y clandestinidad”. 

“Puede generar un trabajo mucho más formal y de investigación y producción como valor agregado”, remarcó. 

MACCU junto a APROCAM y Red CASE han sido llamados para trabajar en un proyecto de ley medicinal del cannabis en Río Gallegos. Dos proyectos en el Concejo Deliberante –del concejal Leonardo Fhur y el edil Wilson Flores- se han juntado en uno solo. Pretenden formar un Consejo Consultivo Honorario con las asociaciones, UNPA, INTA y UTN para poder discutir ahí un registro de cultivadores y médicos en Río Gallegos.

Mercado cannábico

Pablo Fazio, titular de la Cámara Argentina del Cannabis (ArgenCam), dialogó con Tiempo FM donde subrayó que “con el cambio de gobierno y toda la agenda de derechos que rodea al cannabis, hubo un cambio de época muy marcado”. 

“La Red Argentina de Cannabis Medicinal se logró volver a reglamentar una ley, ya que era una ley que estaba de espaldas a la actividad privada y a los usuarios, conservaba la criminalización del autocultivo y familias, dejando afuera a familias no tenían acceso a la salud para sus seres queridos”, explicó. 

Fazio se refirió a que existe la Ley de Cannabis Medicinal, una reglamentación que permite el autocultivo pero no tiene el marco regulatorio para poner en marcha una actividad económica. Sin embargo, esta ley y la creación de esta agencia nacional va a otorgar licencia de cultivo para producción de cannabis medicinal y cáñamo industrial y procesar esa materia prima en productos y comestibles.

El titular de ArgenCam mostró su satisfacción por el anuncio de Alberto Fernández con el proyecto del marco regulatorio del cannabis medicinal y cáñamo industrial, en marzo de este año. “Se da la posibilidad de un debate muy nutritivo y liberador”, expuso Fazio. 

Más tarde, dio cuenta que el país contará con “un marco regulatorio casi de vanguardia y una ventaja competitiva para el país” en el mercado cannábico mundial siendo que, además, es “una potencia en la producción agrícola”.

“Tenemos que apuntar a la transformación de materia prima que puedan ser utilizados en el mercado interno y para la exportación”, resaltó el titular de la Cámara Argentina del Cannabis. 

“Si conseguimos eso vamos a tener una participación importante y una oportunidad provechosa como actor relevante en el emergente mercado del cannabis”, concluyó.  

“Trabajamos concientizando y dando la mejor información posible para poder desestigmatizar sobre la planta y sus usos”

La Ley Nacional 27.350 estableció un “marco regulatorio para la investigación médica y científica del uso medicinal, terapéutico y/o paliativo del dolor de la planta de cannabis y sus derivados, garantizando y promoviendo el cuidado integral de la salud”.

Además, creó un Programa Nacional para el Estudio y la Investigación del Uso Medicinal de la Planta de Cannabis, sus derivados y tratamientos no convencionales, en la órbita del Ministerio de Salud.

El proyecto para crear la Agencia Regulatoria de la Industria del Ca?n?amo y del Cannabis Medicinal complementa y amplía las leyes vigentes para favorecer el desarrollo de proyectos privados de producción de estas dos especies (cannabis y el cáñamo, una variedad específica con bajo contenido de THC). Lo hace bajo el lema de que serán una fuente de empleo de calidad, fomentará el desarrollo local incluso permitiendo que algunas provincias, como Jujuy, reconviertan su producción de tabaco hacia esta más sustentable, y generará divisas dado el crecimiento de esa actividad a por el ritmo vertiginoso de legalización a nivel mundial.

COMENTÁ