Educación

Estudiantes del Colegio Secundario Nº41 llevan adelante un proyecto de innovación educativa

El Gobierno de Santa Cruz, a través del Consejo Provincial de Educación, impulsa y acompaña los procesos de aprendizaje de estudiantes de los distintos niveles y modalidades del sistema educativo. En esta ocasión, de los del Colegio Provincial de Educación Secundaria Nº41 Osvaldo Bayer, quien obtuvo en el año 2021 el Premio Fundaciones Grupo Petersen a la Innovación Educativa “Reimaginando la Escuela”.

COMPARTÍ ESTA NOTA

En este contexto, la institución educativa desarrolla esta propuesta en el marco de “Aprendizaje Basado en Proyectos”. El Profesor Diego Romero junto a los y las estudiantes Tomas Agustín Oyarzo, Axel Muñoz, Juan Pablo Rojas, Agustín Oviedo, Geonella Mariel Suarez, Valentina Jaramillo y Ariana Jaramillo, presentaron el proyecto titulado “El planeta hoy necesita nuestra ayuda”, enmarcado en el campo de conocimiento de Ciencias Naturales y Tecnología.

El proyecto fue trabajado en un comienzo desde las aulas virtuales, donde se eligió la temática de trabajo de forma mixta con los estudiantes y en conjunto con el docente del Área de Física. Asimismo, se realizó una investigación sobre la problemática de trabajo “Contaminación Ambiental” y el impacto en la sociedad y, en especial, en el Barrio San Benito.

Al mismo tiempo, las y los estudiantes comenzaron a trabajar con los residuos sólidos urbanos para luego llevar adelante campañas de publicidad informando sobre la forma de seleccionar los mismos en los hogares, y cómo utilizar los residuos húmedos orgánicos en la elaboración de compost. Seguidamente, elaboraron los contenedores con rótulos sobre qué residuos se debe colocar en cada uno. 

En cuanto al objetivo del proyecto, la propuesta intenta solucionar un problema concreto que afecta a la comunidad, que es el de los residuos sólidos que se generan diariamente en los hogares y que generan basurales, y que por el clima de la zona los residuos suelen dispersarse por toda la ciudad.

Lo trabajado

Sobre el proyecto el estudiante Axel Muñoz señaló: “Al principio nos pareció que el proyecto era difícil de llevar. Pero aportamos ideas y nos dijeron que estaban bien. Se fue trabajando sobre la marcha, dialogando entre nosotros, tirando ideas y viendo lo que podía salir. Todos tuvieron muy buena voluntad para ser parte”.

Por su parte, Juan Pablo Rojas mencionó que “el grupo está conformado por todo el curso que es el de 5° “A”, somos 32 estudiantes” y agregó que “el proyecto está saliendo bien y si sigue así iremos expandiéndolo, estamos poniendo contenedores en distintos puntos del barrio, pero queremos llegar a la ciudad”.

Otro estudiante Agustín Oviedo manifestó: “Nos gustaría que se expandiera a grandes niveles y llegue a más personas para concientizar de las medidas que hay que tomar para cuidar nuestro lugar”.

El Profesor de Biología, Diego Romero, expresó: “El proyecto se inició en pandemia de forma virtual. Allí armamos todo el teórico y cuando volvimos a la presencialidad empezamos a trabajar en el curso, y, luego, nos conectamos con la Fundación Grupo Petersen”.

“Todo lo hacen los chicos, elaboraron el discurso frente a la cámara, y el proyecto fue pasando distintas etapas. Al final, redujeron a la zona regional de Patagonia. Fuimos seleccionados como ganadores y competimos entre los cinco mejores del país, donde salimos segundos”, sostuvo Romero.

Por último, comentó que “empezaron el proyecto un grupo de 5 o 6, y ahora con el correr del tiempo lo llevan adelante 27 estudiantes, están muy involucrados”, y, a su vez, relató que “las tareas de concientización las realizaron entre todos, primero en la escuela y después en el barrio; ellos quieren hacer la prueba piloto acá y si funciona llevarlo a la ciudad de Río Gallegos”.

Sobre el proyecto

Este trabajo se realizó en tres líneas de acción, estudio de la problemática y proyectos ya implementados: “Concientización en la comunidad educativa y del barrio”, “Elaboración de folletos” y “Propagandas de concientización”.

En relación a lo que se buscó alcanzar con el “Aprendizaje Basado en Proyecto” fue disminuir los residuos sólidos urbanos en el barrio, desarrollar la creatividad de los estudiantes y capacidades para expresar lo que piensan, desarrollar y fomentar la cultura de cuidado ambiental y concientizar la comunidad sobre la importancia de seleccionar los residuos.

Los obstáculos que aparecieron en la implementación del proyecto estuvieron vinculados al trabajo virtual, el cual se vio interrumpido y discontinuado por la falta de conexión a internet en el barrio.

En cuanto a los logros, se potenció el trabajo en equipo, abriendo mayores canales de comunicación e intervención de las disciplinas de campo de conocimiento, como también se generó en los estudiantes el interés por trabajar en conjunto, compartiendo largos momentos con mucha alegría y compromiso.

Finalmente, este proyecto pretende tomar un carácter institucional, manteniéndose y enriqueciéndose año a año. El dinero ganado se invertirá en generar las condiciones para que los estudiantes puedan desarrollar sus ideas y capacidades, para enriquecer el proyecto y cualquier otro que se desarrolle en un futuro.

COMENTÁ