Femicidios

En una década asesinaron a más de 2700 mujeres

Sólo durante 2019, el observatorio de la agrupación Mumalá contabilizó 284 femicidios. En tanto en 2016 y 2013 se registró la mayor cantidad, con 298 y 295 casos, respectivamente.  

El lugar donde se cometieron la mayoría de los femicidios fue en el hogar de las mujeres asesinadas.
El lugar donde se cometieron la mayoría de los femicidios fue en el hogar de las mujeres asesinadas.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Los femicidios registrados en el país durante los últimos diez años fueron 2749, con un promedio de 275 víctimas anuales y 3295 niños, niñas y adolescentes quedaron sin madres, según un relevamiento de la organización Mujeres de la Matria Latinoamericana (MuMalá) que insistió en su reclamo para que se declare la Emergencia Nacional en Violencia de Género.

En el informe que difundió ayer indica que desde el 1º de enero de 2010 hasta el 31 de diciembre de 2019 se registraron 2749 víctimas de femicidios; (mujeres de manera directa, travesticidios; mujeres y niñas víctimas de femicidios vinculados) y 264 víctimas de femicidio vinculados de niñas y varones.

En el relevamiento al que tuvo acceso TiempoSur expone que 17% es el promedio de víctimas que habían realizado denuncias

por violencia de género; en tanto 275 es el promedio anual.

Las mujeres recurrieron en mayor porcentaje al Estado para la realización de las denuncias en 2015 (20%) y 2018 (21%), ambos años atravesados por fuertes luchas del movimiento de mujeres e

identidades disidentes (Ni Una Menos, Aborto Legal, Seguro y Gratuito) que se instalaron en el espacio público, político o medios de comunicación entre otros escenarios.

 

Los datos

- 264 Víctimas de femicidio vinculados de niños y varones

- 3295 Niños y adolescentes se quedaron sin madre

- 275 Víctimas promedio por año

Estas cifras fueron construidas a partir del trabajo del registro en el Observatorio Mumalá “Mujeres, Disidencias, Derechos” y recuperando información de organizaciones de la sociedad civil como La Casa del Encuentro.

“La violencia de género en todas sus formas y modalidades, así como su expresión más extrema, el femicidio, configura un grave problema social y político que amerita firmes, consensuadas, accesibles y sistemáticas acciones del Estado con presupuestos acordes para su puesta en marcha”, manifestaron.

Asimismo, añaden: “A 10 años de la sanción de la Ley 26.485 no se obtuvieron respuestas por parte del gobierno de Mauricio Macri, como así tampoco de las instituciones encargadas de ejecutar políticas públicas para abordar esta problemática. De igual manera sucedía en el gobierno de Cristina Fernández. En esta década el presupuesto para la implementación de dicha ley no alcanzó un dígito del presupuesto nacional.

Urge la implementación federal del Plan Nacional de Acción para la Prevención, Asistencia y Erradicación de la Violencia Machista”.

La información relevada por MuMaLá manifiesta que las mujeres recurrieron en mayor porcentaje al Estado para la realización de las denuncias en 2015 (20%) y 2018 (21%), ambos años atravesados por fuertes luchas del movimiento de mujeres e identidades disidentes (Ni Una Menos, Aborto Legal, Seguro y Gratuito) que se instalaron en el espacio público, político, medios de comunicación, entre otros escenarios.

Las organizaciones feministas “hacemos valiosos, y por momentos únicos, aportes en el registro de las violencias machistas extremas, pero entendemos que es tarea del Estado, valorando esas experiencias, la construcción de un diagnóstico nacional sobre donde se asiente el diseño e implementación de eficaces políticas públicas”, agregan.

COMENTÁ