Interesante

¿El tiempo se te pasa más rápido?

El tiempo interno es como un reloj interno que nos acerca a la percepción desde las sensaciones y la intensidad, y fluidez de las vivencias, lejos de lo biológico. “El tiempo nos pasa a todos física y matemáticamente igual, pero cómo lo percibimos es completamente diferente”, explicó el Psicólogo Diego Gaitán a nuestro medio.

Psicólogo Sergio García.
Psicólogo Sergio García.
COMPARTÍ ESTA NOTA

El tiempo vuela, esa ya no es solo una frase común, sino un hecho científico confirmado y documentado. Según científicos que monitorean los relojes atómicos que llevan registro de los días a niveles de milisegundos, el tiempo está pasando más rápido ahora que en ningún otro momento durante los últimos 50 años. Esto se da producto de que la rotación de la tierra se ha acelerado, por lo tanto, los días son un poco más cortos que las concebidas 24 horas. Realmente esto es casi imperceptible para el humano, aunque la percepción de muchas personas sea que el tiempo realmente vuela más de lo pensado. ¿Por qué experimentamos la sensación de que el tiempo pasa más rápido? El paso del tiempo se relaciona directamente con la forma de sentir las cosas que nos suceden y con nuestra memoria. “Percibimos momentos y emociones”, asegura el psicólogo Sergio García.

Aunque haya un solo reloj conectado a un satélite que establezca las horas en distintas partes del mundo, el tiempo corre más deprisa o más lento dependiendo de nuestra experiencia individual, así lo aseguró a Tiempo FM, el Psicólogo Diego Gaitán. Así podemos decir que hay dos tipos de tiempo que se relacionan entre sí: El oficial, que es para todos, y el subjetivo, que alude a la sensación personal de rapidez o lentitud a la que pasan esas horas, minutos y segundos. Y evidentemente, este último depende de muchos factores, tanto mentales, sociales e incluso económicos.

Gaitán remarcó que “el paso del tiempo es un fenómeno estudiado desde distintas disciplinas como la física, la matemática, la antropología. Desde la psicología estudiamos la percepción. El tiempo nos pasa a todos física y matemáticamente igual, pero cómo lo percibimos es completamente diferente y va de acuerdo a ciertos elementos” y repasó: “La edad es uno de esos elementos, uno de los moduladores del tiempo, cuanto más cercanos a nuestra edad productiva estamos, más rápido nos va pasando. En cambio, cuando nos vamos alejando o estamos iniciando esta etapa, el tiempo puede pasar más lento. El placer es un modulador extremadamente relacionado con la vivencia del paso del tiempo, cuanto más placentera es una actividad más rápido se va a pasar, cuando menos entusiasmado más lento va a pasar”.

Por otro lado, el psicólogo se refirió a vivencias como las enfermedades, justamente en el marco de una pandemia mundial. “Una persona que vivencia una situación de enfermedad hace que la percepción del tiempo se vea dilatada, el modulador del malestar hace que uno perciba el tiempo con menos rapidez”.

Mucho también se habla en estos momentos de la pérdida del tiempo ligada a la improductividad, motivo por el cual muchas veces el ocio genera culpa. “Estamos viviendo en un mundo donde si no somos productivos algo estás haciendo mal, pero no es siempre así. Presionarse porque uno no hace todo lo que la sociedad exige no está bien, hay que tener cuidado con qué vara estamos midiendo el tiempo. El descanso en nuestra sociedad está desvalorizado y debe ser puesta en consideración la paz, la tranquilidad”.

COMENTÁ