No paran

El kayak amplía su casa con garra y corazón

La Asociación “I Yenú Jono” (Mi Amigo el Mar) comenzó a ampliar su sede en la zona de la ría local luego de haber juntado materiales durante años. Además, fueron seleccionados en el programa “Clubes en Obra” que lleva adelante el Gobierno nacional. Justo a tiempo.

El kayak tiene otro sueño por cumplir.
El kayak tiene otro sueño por cumplir.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Se podría decir que es la mejor noticia deportiva desde que comenzó la cuarentena, con posterior etapa de distanciamiento social en Santa Cruz.

Sucede que, muy seriamente y en silencio, una de las asociaciones locales comenzó con la ampliación de su sede y lo hicieron a pulmón, como siempre.

Se trata de la Asociación “I Yenú Jono” (Mi Amigo el Mar) que inició la ampliación de la sede en la zona de la ría, donde iniciaron con un conteiner hace ya muchos años.

En diálogo con TiempoSur, José Jaramillo indicó: “Esto nos agarró con mucho trabajo porque habíamos terminado con las colonias y con muchos chicos en el agua del barrio Belgrano y de la Laguna Arco Iris que se estaban animando a ir a la ría y salió lo del Coronavirus y la pandemia, por lo que tuvimos que cerrar la asociación”.

Luego agregó que “fue como un sentarse con mucha angustia y miedo para ver qué hacíamos o cómo salíamos de ésta, por lo que empezamos a ver con el tesorero que teníamos unos materiales que habíamos ido juntando desde muchos años atrás y hemos ido juntando ladrillo por ladrillo y bolsas de cemento, hierros, malla sima y materiales para hacer una pequeña ampliación y nos largamos a hacer eso”.

EL INICIO

José contó que, cuando empezaron con los permisos y las autorizaciones, se toparon con un grupo de gente que también necesitaba trabajar del sector de la construcción y buscando presupuestos finalmente les hicieron un buen precio y lograron salir a encarar la obra.

“Empezamos con la ampliación de la cocina, que es a lo que le estábamos sacando mucho fruto a la hora de hacer torta fritas para darles la merienda a los chicos que iban a navegar, pero necesitábamos un espacio más grande, así que arrancamos por ese lado”, comentó.

Luego agregó: “Cuando empezamos a ver la cantidad de materiales, notamos que podíamos hacer un poco más y en esto también era sentarse día a día planificando en base a las necesidades también pensamos que teníamos a la gente de Ambiente Sur, con la que hacemos el censo de Macá Tobiano todos los inviernos, a quienes les contamos para colaborar con ellos y ver en qué nos podían colaborar ellos también. Buscamos todas las alternativas para tener un espacio que nos sirviera un poco más, ya que la sede nos había quedado muy chica, pero también a la hora de proyectar teníamos que analizar algo que nos sirva a futuro también”.

EL PROYECTO

José contó que tenían que comenzar con una arquitecta y que lo sucedido les vino bien esto también para tener un espacio para ver a los Macá Tobiano y que ellos tengan un espacio para ver a los chicos cuando están navegando en alguna salida larga, por lo que salió un proyecto muy lindo.

“Todo se dio y es una oportunidad, por lo que esto de la pandemia fue como una crisis, pero también una oportunidad para parar todo de cero y arrancar con eso”, señaló.

Entre otras cosas, el profesor contó que les falta “un montón”, por lo que transmitieron lo hecho mediante un video con Gabriel Albornoz que les hizo la edición para compartirlo con amigos para que vean hasta dónde llegaron con los fondos y materiales que se juntaron uno por uno, muy despacio, con aportes de organizaciones como Pro-Vida, Héctor Roquel, que en algún momento les fue a dar materiales. “Entonces, todo lo que recibíamos era destinado a materiales”, indicó.

SIGUEN SUMANDO

José también contó que la fundación “Conociendo Nuestra Casa” también está colaborando, siempre haciendo su aporte para que podamos ir juntando materiales y mucha gente que de a poco los fue acompañando en el crecimiento de la asociación.

“También vimos que salió el programa “Clubes en Obra” que sacó Nación y también fue algo muy lindo cuando nos llamó el Secretario de Deportes, junto con la Ministro, y nos dijeron que habíamos sido seleccionados, por lo que fue un empujoncito más aliviador”, aseguró.

Contó que ya se hizo la presentación, en la que salieron muchos clubes históricos, y ellos que van a cumplir 15 años.

“Estamos muy agradecidos porque estas cuestiones, ya que en algún momento nos pasó que no teníamos fibra de vidrio para reparar los kayak y siempre caía algún señor ajeno a la actividad y nos daba una mano, comprando fibra de vidrio para reparar los kayak, poniéndolos en condiciones para las colonias y en esto fue igual, pensando en los chicos y las chicas de los barrios para que tengan un espacio más cómodo y que no sólo salgan a navegar de forma gratuita, sino que a la hora de volver y estar en la sede tengan un espacio cómodo, donde se puedan sentar y tomar la leche tranquilos”, afirmó.

Para finalizar, expresó: “Nos llena de mucha alegría poder realizar esta obra y este empujoncito que nos da Nación a través de la Secretaría de Deportes con el Ministerio de Desarrollo”.

COMENTÁ