Huelgas del 21

El homenaje con polémica

La historia reciente de los sucesos directamente relacionados con la historia de las Huelgas del 21 tuvo un apartado que aún muchos recuerdan como un homenaje que terminó con conflicto con el cementerio local como escenario de lo sucedido.  

Cuestionaron al intendente Grasso por la iniciativa.
Cuestionaron al intendente Grasso por la iniciativa.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Entre los capítulos que podemos repasar a diario de las historias relacionadas con las Huelgas del 21, hay uno que quedará en la memoria también y no por ser el más agradable, sino por un verdadero conflicto que se desató por un homenaje.

Todo sucedió en los primeros días de este 2021, cuando, con la presencia del intendente Pablo Grasso, en el Cementerio de Río Gallegos se realizó el acto Homenaje en Recordación al Centenario del Fusilamiento de Obreros Rurales Huelguistas del año 1921.   
La ceremonia se realizó frente a la parcela donde descansan los restos del mártir obrero Zacarías Gracián; y contó con la presencia del ministro de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, Teodoro Camino; el diputado por el Municipio Eloy Echazú; y la presidenta del Concejo Deliberante, Paola Costa.

En representación de la Mesa de Huelga de Río Gallegos estuvieron el profesor Miguel Auzoberría; la profesora Alicia García; el vicecónsul honorario de España, Alejandro Cappa; y los señores Gabriel Valdez y Gustavo Subiabre. Además acompañaron invitados especiales, entre ellos: Pedro Mansilla, secretario general del SOEM, junto a integrantes de la Comisión Directiva.
En la oportunidad se descubrió una placa conmemorativa al cumplirse el Centenario del Fusilamiento de los Obreros que bregaban por condiciones de trabajo más dignas y humanas. Se trata de la matanza más cruenta de la Patagonia, acaecida entre los años 1920 y 1922 en Santa Cruz, bajo el Gobierno Nacional de Hipólito Irigoyen.

La placa quedó ubicada sobre la tumba de Gracián, uno de los pocos peones cuyos restos están identificados, y el único huelguista enterrado en el Cementerio de Río Gallegos. En el sitio también se colocó una ofrenda floral, acto que fue seguido por un minuto de silencio.


El repudio

La polémica se generó en ese preciso instante, cuando comenzaron las repercusiones que ameritaron un comunicado de la Comisión por la Memoria de las Huelgas de 1920-1921 de Río Gallegos, desde donde repudiaron el accionar del municipio.

“Repudiamos la apropiación de la tumba restaurada de Zacarías Gracián por parte del intendente Grasso”, indicaron antes de destacar que “junto a otros actores gubernamentales e institucionales, llevó adelante un acto homenaje en la tumba del huelguista Zacarías Gracián, apropiándose del trabajo de restauración realizado por la agrupación anarquista Kurt Wilckens de nuestra ciudad”.

El 2 de enero, día en que se cumplieron 100 años del asesinato de Gracián, los integrantes de la agrupación Wilckens presentaron la restauración de la tumba y colocaron una placa en memoria de los huelguistas que sufrieron la persecución y represión del Estado y el Ejército argentino que culminó con el fusilamiento de mil quinientos trabajadores en 1921.

Se debe remarcar que la recuperación inicial de la tumba, rescatada del olvido, fue posible por el trabajo incansable de nuestro compañero Luis Milton Ibarra Philemon, fundador de la Comisión por la Memoria de las Huelgas de 1921 de El Calafate, quien hace décadas protege el patrimonio y los archivos que los distintos gobiernos no han sabido conservar o bien han querido borrar, y es por eso que se conoce la ubicación de un conjunto de sitios históricos y tumbas de los fusilados.

“Luego del trabajo de restauración de la agrupación Wilckens, en el acto gubernamental se descubrió una placa -colocada a último momento- con la inscripción "Municipalidad de Río Gallegos junto a la Mesa de las Huelgas Río Gallegos". Así es que quedaron impresos el nombre del intendente, su logo de gestión y la ‘Mesa de las Huelgas de Río Gallegos' que integra la mesa provincial impulsada y sostenida por el gobierno de Alicia Kirchner”, advirtieron desde la Comisión por la Memoria de las Huelgas de 1920-1921 de Río Gallegos, en ese momento.

Luego agregaron: “De esta manera, el Gobierno municipal en conjunto con el Gobierno provincial han montado una pantomima junto a otros funcionarios, apropiándose del trabajo y de los homenajes que han erigido otros”.

Además, señalaron: “Repudiamos este acto de usurpación política en la tumba de Zacarías Gracián por parte de los gobiernos municipal y provincial, y nos solidarizamos con los compañeros de la agrupación Kurt Wilckens, verdaderos autores del trabajo de restauración realizado en el cementerio de Río Gallegos”.

COMENTÁ