Entrevista

El arduo trabajo del restaurador y conservador

El 27 de enero se conmemora el Día de esta profesión. Arte, cultura e historia confluyen en una tarea.  

COMPARTÍ ESTA NOTA

El 27 de enero se celebra el Día Internacional del Conservador Restaurador, una fecha establecida en el XVIII Congreso Internacional de Conservación y Restauración de Bienes Culturales, celebrado en Granada en 2011. El objetivo de este día es rendir homenaje a todos los profesionales que dedican sus vidas a preservar y restaurar piezas históricas y culturales de todo el mundo.

La labor de los conservadores y restauradores es esencial para garantizar la supervivencia de nuestra herencia cultural. Estos expertos trabajan incansablemente para evaluar, documentar, y preservar objetos de arte, monumentos, edificios históricos y otros bienes culturales. Su trabajo es crucial para garantizar que estos objetos sean accesibles para las generaciones actuales y futuras.

Tuny Cagliolo, restauradora y conservadora e integrante de la Asociación Argentina de Conservadores y Restauradores fue entrevistada por el programa Tiempo de Verano, que se emite en Tiempo FM 97.5. “Para mi es la mejor carrera y ocupación. Abarca el estudio, investigación, artes y oficios”, indicó en primer lugar.

 

 En este sentido explicó que “tiene que ver con el cuidado y recuperación de objetos que fueron seleccionados para ser bienes culturales, transmitir valores y que por alguna razón no se expropiaron y no pueden cumplirla”. Señalo que su trabajo es cuidar estos elementos y restaurarlos, conservando el mensaje original y el fin para el que fueron creados. La conservación, insistió, abarca no modificar el elemento original.

Sin alterar

Además, los conservadores y restauradores también trabajan en la restauración de objetos dañados o deteriorados para devolverles su belleza original. Esto no solo ayuda a preservar la integridad de la pieza, sino que también permite que los objetos continúen siendo valiosos para la educación y el disfrute de las personas.

“Como restaurador no se puede cambiar la función para la que fue hecha. Tenemos que pararnos en el lugar de humildad y decir hasta acá llegue”, manifestó.

Los elementos más complicados son varios y depende de lo que se quiera tener como resultado final. Ella, en su trabajo, se especializa en el papel como documentos, libros y obras de arte.

COMENTÁ