Santa Cruz

Debido a la "baja calidad", diez escuelas de una localidad piden agua envasada

Las Cooperadoras Escolares de Río Turbio reclamaron por nota a autoridades municipales, provinciales y nacionales, agua mineral envasada, dada "la enorme y creciente cantidad de casos de trastornos gastrointestinales". También solicitaron refuerzo "en cantidad y calidad" para la copa de leche, junto a la provisión de insumos de limpieza y barbijos.

Encuentro de Cooperadoras Escolares.
Encuentro de Cooperadoras Escolares.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Diez, de un total de once Cooperadoras Escolares de Río Turbio, se reunieron el viernes pasado para elaborar un documento en el que plasmaron diversas demandas. 

La misiva señala como punto principal la necesidad de que se les provea "agua mineral envasada", debido a la baja calidad del agua en la Cuenca, como así también refuerzo para la copa de leche.

A la fecha, las Cooperadoras deben hacerse cargo de la compra del agua en cada uno de los edificios escolares

La "turbiedad" del agua fue una protesta de los Vecinos Autoconvocados durante el mes de marzo. Los que incluso analizaban presentar un amparo ante la Justicia.

Pero el reclamo se desactivó cuando SPSE comenzó a realizar análisis, y el propio presidente de Servicios Públicos, Jorge Arabel, explicó que “la turbiedad se debe a que, por la lluvia y las nevadas, baja cierta turbiedad de los ríos”.

"Necesitamos agua mineral envasada porque el agua sigue saliendo turbia, y son las cooperadoras las que corren con el gasto de comprar el agua para el desayuno y la merienda", sostuvo Graciela Ottino, referente de una de las Cooperadoras Escolares.

Daniel Leguina, presidente de la Cooperadora de la 68, contó que en el caso de dicha institución, si bien cuentan con un filtro, esto "no garantiza que sea potable" ya que "se limpia la tierra pero no los virus".

Su escuela debe comprar tres bidones de 20 litros por día, que se utilizan para la copa de leche, aunque en realidad el gasto original debería ser de 15 bidones cada dos semanas que son colocados en las aulas, pero cuya instalación todavía no fue habilitada.

En cuanto a la copa de leche, bajo el programa "Crecer con sabor", Leguina detalló que piden mayor "calidad" en los refuerzos y que "se tenga en cuenta a los niños que tienen distintas enfermedades, como los que padecen diabetes o celiaquía".

"Envían leche, té y cocoa, pero sin refuerzo, y eso lo entrega Desarrollo Municipal, que llega directamente desde el CPE", expuso.

Como algo no menos importante, apuntó sobre la falta de elementos de limpieza, porque los que les llegan son "berretas, de mala calidad". "La lavandina, ni olor tiene", acusó.

Otra demanda es la de permitir la participación de los padres en los actos escolares "porque no se puede por protocolo" Covid.

La misiva enviada a: Directivos de los establecimientos escolares, referente del Consejo Provincial de Educación Zona Sudoeste, Director Provincial de Promoción y Registro Público de Cooperadoras Escolares, Intendencia, Concejo Deliberante, Diputada por el Pueblo, Diputado por distrito y Diputado Nacional.

 

La nota

La misiva destaca que "preocupa enormemente encontrar una solución inmediata a los puntos que se detallan a continuación, dada la situación socioeconómica actual, la baja calidad del servicio de agua corriente, lo que genera enorme cantidad de problemáticas de salud, así como la eminente llegada de la época de frío, requiriendo una auténtica garantía en el abastecimiento de los insumos del Programa "Crecer con sabor", conocido por todos como "copa de leche", como también un verdadero refuerzo nutricional de la misma".

Los puntos prioritarios son:

-Provisión de agua mineral envasada, tanto para la elaboración de los desayunos y meriendas, como para consumo de cada estudiante a lo largo de la jornada escolar. Resultando acuciante contar con la cantidad empleada diariamente, gasto que actualmente terminan asumiendo las cooperadoras escolares. Surge como urgente teniendo en cuenta la enorme y creciente cantidad de casos de trastornos gastrointestinales presentes en nuestra localidad; si bien en algunos edificios escolares por gestión del personal docente o de las cooperadoras escolares se cuenta con un filtro de agua, pero es bien sabido que los mismos sólo garantizan la filtración para quitar las impurezas, pero no poseen la capacidad de eliminar virus, bacterias y microorganismos nocivos para la salud.

-Abastecimiento de los alimentos previstos por el programa “Crecer con sabor”, actualmente las cantidades, calidades y variedades de productos alimenticios es

insuficiente, no se registra la provisión de postres, gelatina, fruta, alimentos sólidos como cereal, pan, galletitas, y menos aún se tiene en cuenta a los estudiantes de los diferentes niveles y modalidades que padecen enfermedades relacionadas con la alimentación, tales como diabetes —intolerancia a la lactosa— celiaquía por nombrar algunas.

-Mejorar el suministro de elementos de limpieza e higiene que garanticen el cuidado de los estudiantes, los trabajadores y los edificios escolares. Actualmente es insuficiente la cantidad y en muchos casos, de muy baja la calidad de productos, o inexistencia de los mismos, como es el caso de los guantes de goma y barbijos para los alumnos, teniendo en cuenta que su uso sigue siendo obligatorio.

COMENTÁ