Por el Interior

Crónica desde El Calafate

TiempoSur recorre el interior registrando la vida de los santacruceños de cara a la post-pandemia. Actividad comercial, repunte económico, semáforo epidemiológico. Todo lo que le sucede al laburante desde el territorio. Hoy, la Tierra de los Glaciares a través de un enviado especial.

Entrevista a la senadora Ana María Ianni.
Entrevista a la senadora Ana María Ianni.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Por Mariano Tagliotti

1-La voz de la calle

Gabriela tiene 24 años y es nacida y criada en El Calafate. Trabaja en una casa de comidas tradicional de la ciudad. En una esquina céntrica, parada tradicional de muchos turistas. La vegetación del lugar, el aire puro y la inversión económica se combinan en un local decorado y amalgamado para ser una buena entrada receptiva de cara a la atracción principal: Conocer el glaciar.  ‘’Fue muy duro para todos la pandemia. Yo, por ejemplo, soy mamá soltera y se me complicó como a tantos. La realidad es que se va saliendo, se ve más movimiento y hay que seguir haciendo las cosas bien para que los turistas nos vuelvan a elegir’’. Nos sirve un plato de lentejas, en un tazón rústico acompañado por pan criollo. Cerca, la chimenea quema un tronco grueso y una pareja porteña espera por su porción de guiso. Suena de fondo ‘’Johnnie B. Goode’’, en la versión reggae jamaiquina de Peter Tosh.

Alejo cuenta en su calendario 27 abriles. Es de la provincia de Santa Fe y vino a buscarse la vida siguiendo un oficio que goza de actual popularidad: La tiene muy clara en la cuestión ‘’barbería’’. Puso todos sus ahorros y arrancó el partido en 2020; la pandemia le cayó como un balde de agua fría, ‘’creeme que era irse a dormir todos los días viviendo una pesadilla, uno lo que quiere es poder progresar, y qué te ibas a imaginar semejante infierno. Hoy te digo que veo todo con un poco de esperanza, va cada vez mejor lo mío y veo más movimiento en la ciudad. La clave es más vuelos, porque la promoción a nivel nacional yo veo que se hace. Espero recuperarme y con lo mío, que es estar todo el día en la Barber, poder empezar a ponerme de pie’’. El cronista tiene muy poco cabello recubriendo su cráneo pero abundante barba, hace décadas no acude a peluquería alguna.  Como divertimento del día, se pone en manos expertas y el resultado es asombroso, entre barba y aggiornamiento de look se ha sacado 10 años de encima (o mejor cerramos en cinco).

Nadia es guía turística. Acaba de llegar a las cuatro décadas tan proclamadas por Arjona en su canción más popular. Calafate es su hogar por adopción. ‘’Pienso quedarme acá el resto de mi vida. Es el lugar en el mundo que elegí. Por muchas razones. Hoy me preocupa la educación, la vuelta a una presencialidad plena. Quiero que mis hijos estén preparados para el futuro. Nos contuvieron bastante durante lo peor de la pandemia, por lo menos al que estaba registrado. Costó un poco más para aquel que lo hacía de manera informal o temporaria’’. Nos pregunta si ya fuimos a conocer el Glaciar y le contestamos que estamos en eso. Nos dice que no nos obsesionemos con la foto, que lo miremos mucho para guardar su magia en la retina. Consejo tomado.

 

2-Autoridades

Intercambio con la senadora nacional Ana Ianni. Vamos a su encuentro en la sede del Partido Justicialista. Nos recibe con un café y vamos directo al grano: Queremos saber su perspectiva sobre la principal industria sin humo.

‘’La oferta turística es un 30 o 35 por ciento de lo que suele ser, hablando a día de hoy y a este preciso momento. Sobre 9000 camas de capacidad instalada, hoy se ocupan y se ofrecen entre 3600 y 3800. Lo mismo en gastronomía. Por eso se insistió tanto en la reanudación y la mayor frecuencia de los vuelos. Porque no hay mucho empleado público en Calafate, no hay otras industrias. El turismo nos sostiene directa e indirectamente. Los choferes, los artesanos, los comerciantes, los recepcionistas y así todo. La actividad turística tiene un grado de informalidad y temporalidad importante, así que la desocupación es muy alta’’.

La que hasta el día de hoy se considera ‘’trabajadora del turismo’’, nos manifiesta que ‘’las herramientas sociales y económicas, que son todas muy loables, fueron beneficiarias de los hoteles más grandes, del comercio de gran escala, las empresas más fuertes. Los emprendimientos familiares, las hosterías, les ha costado horrores mantenerse o han decidido cerrar. No nos olvidemos que la pandemia vino en medio de un fin de temporada y desde ahí la actividad ha sido mínima. Seguimos peleando para que la ayuda llegue al trabajador informal, de ahí que el Intendente hizo este convenio con artesanos, choferes y guías, que replica en 2021 lo iniciado en 2020, aportando al sustento del trabajador independiente en contrapartida de un servicio que le brindan al Municipio, por lo cual se sienten útiles’’.

‘’Mucha gente se ha ido de El Calafate, como lo confirma un censo local encargado desde la intendencia. Algunos trabajadores temporarios no han vuelto. Se piensa en una diversificación de la matriz económica, debemos romper el modelo del Santa Cruz y el empleado público. Podemos diversificar y hay que poner la piedra fundamental. El rol debe ser de promotor y de activador del comercio, acá hay 800 que dan trabajo, y la rueda la debe mover el Estado garantizando las condiciones para que el privado invierta. Ese rol es virtuoso a través de ser un socio estratégico. No es mala palabra el emprendimiento privado y tenemos que replicarlo en otras localidades’’, cierra la Senadora que llegó a la provincia en septiembre de 2001.

Nos vamos del local partidario a seguir caminando la ciudad y a escuchar a sus pobladores. Hace frío y un grupo de aves cruza a vuelo rasante la Laguna de Nímez.  A lo alto las montañas dominan la escena. El Calafate en estado puro.

COMENTÁ