Río Gallegos

Con nombre de gaucho anarquista

El sector José Font se encuentra cercano al barrio Marina y el Madres a la Lucha. Comparte con ellos necesidades y la imperiosa lucha de las familias que residen en el lugar para la lucha del día a día.

Con nombre de gaucho anarquista
Con nombre de gaucho anarquista
COMPARTÍ ESTA NOTA

El barrio José Font se encuentra ubicado en cercanías del barrio Marina, en el camino hacia el Madres a la lucha. Está compuesto por varias casas realizadas con material ligero, siendo una respuesta inmediata a una necesidad habitacional de más de con familias que residen allí. Los inicios del barrio fueron difíciles, con necesidades que se arrastraron hasta la fecha. Al principio no hubo servicios básicos como luz, gas o agua. Mucho menos cloacas. Esto obligo a caer en buscar una salida "por izquierda", aunque con el correr de los años algunos de ellos fueron solucionándose con los años. La realidad socio-económica del sector cayó también muchas veces en la vulnerabilidad, teniendo que ser atendidos en reiteradas ocasiones por el Estado.

El lugar de momento no cuenta con calles asfaltadas en ninguno de sus ingresos. Esto hace que cuando caen fuertes lluvias en la ciudad, el lugar se vuelva intransitable tanto para los conductores como para los peatones. El ingreso a las viviendas también se ve complicado.

El hecho de estar ubicados aledaños a una laguna, no hace mejor la situación.

Incluso durante las épocas invernales, siguen teniendo las cañerías congeladas y deben ser asistidos con litros de agua.

Elecciones

Vale señalar que el pasado 22 de octubre, y luego de un importantísimo acto democrático, decenas de vecinos se acercaron al lugar designado para llevar adelante las elecciones para la organización vecinal. Allí quedó conformada la comisión, a cargo de Mariana Cabrera. Según señalaron desde el barrio, se designó asimismo un referente para cada manzana, que buscará mejorar la calidad de vida de cada familia, conociendo sus necesidades y elevando los pedidos a las autoridades que así lo requieran. La elección se realizó en Ayohuma al 1104.

Reunión con el Municipio

Luego de la convocatoria vecinal y de poder contar con un referente, lograron mantener una reunión con el intendente Pablo Grasso, donde se pudieron intercambiar necesidades y soluiciones a futuro. Finalizada la reunión, la presidenta de la Comisión Barrial Mariana Cabrera resaltó la importancia que tiene para los vecinos ser escuchados por el Ejecutivo local y manifestó que la intención primaria es lograr la urbanización del barrio, pero también atender otras realidades más urgentes, como la mejora en los servicios municipales.

“Hace 13 años que estamos acá y por primera vez tenemos una repuesta positiva para los vecinos del José Font”, dijo Cabrera respecto a la predisposición del Municipio para avanzar en soluciones, algunas que son propias y otras que deberán ser gestionadas ante entes provinciales: “lo bueno es que la gestión tiene la predisposición para trabajar y la comisión puede acompañar y ver qué avanzamos en estos cuatro años con el Intendente Pablo Grasso”, agregó la vecina.

Como primera medida se hará un censo barrial para conocer cuantas familias viven y en qué situaciones se encuentran, detectando vulnerabilidades para poder actuar en consecuencia. Según un relevamiento hecho por los propios vecinos hace varios años, en el sector había más de 100 familias, la mayoría con niños, cifra que se estima creció mucho en los últimos tiempos.

Otro problema que se busca solucionar es la falta de agua, que es suplida con el reparto a través de camiones municipales y de Servicios Públicos, aunque los vecinos apuntan a la extensión de la red pública que buscarán gestionar en los entes que corresponda.

Además, durante los meses de verano y por las intensas lluvias suele haber anegamiento por inundaciones, y ello fue planteado en la reunión de hoy por lo cual se estudiará la forma de hacer pequeñas obras para minimizar el problema hasta tanto se logre una solución definitiva.

El barrio José Font comprende un pequeño sector lindante a la calle Crucero General Belgrano y se autonombró así hace unos años, por iniciativa de los propios vecinos que se organizaron ante problemáticas comunes.

José Font según Bayer

José Font era un hombre de buen pasar económico: era el dueño de una tropa de carros laneros que transportaban los fardos de lana de las estancias desde la precordillera a puerto Deseado y a San Julián. Sin embargo, su único lujo era un facón que llevaba cruzado en la espalda.

 Cuando algunos peones rurales se presentaron frente a Facón Grande para que los representara sindicalmente, el gaucho no dudó un minuto en hacerlo: en ese momento, Yrigoyen ya había mandado al Teniente Coronel Varela a reprimir a los revolucionarios patagónicos, y Gran Bretaña también había amenazado con enviar buques desde las Islas Malvinas para defender las propiedades de los estancieros.

Varela había recibido la información de que la columna de Facón Grande acampaba en Tehuelches, y allí le ordena a sus soldados una descarga cerrada contra ellos, aunque el gaucho los enfrenta y hace que las tropas se retiren rápidamente hacia Jaramillo. En ese hecho mueren tres huelguistas y un soldado.

 Varela, entonces, hace atraer a Facón grande hacia Jaramillo con la propuesta de negociar las condiciones de la huelga. Cuando se encuentra, el militar ordena su detención. Facón Grande siempre le reprochó a Varela su falta de hombría por la forma en que lo detuvieron.

Tiempo después, en 1921, Facón Grande es llevado junto a un grupo de compañeros a un cañadón de la estancia de Cimadevilla, y allí son fusilados. Ese lugar es recordado con el nombre "cañadón de la muerte." Por su parte, Varela envía un comunicado diciendo que Facón Grande fue muerto en combate, y sus pertenencias fueron dadas en administración al Estado, aunque a algunos administradores, "se les pierden" algunas cosas.

Desde entonces, la figura de Facón Grande se convirtió en un hito de la lucha de los trabajadores rurales santacruceños.

En diputados

El gobierno nacional declaró el 20 de octubre Monumento Histórico Nacional a la antigua Comisaría de la calle Cristóbal Colón N° 141 de Puerto San Julián como una de las construcciones primigenias de esa localidad donde sucedieron hechos de relevancia histórica como la detención de José Font, alias “Facón Grande”, en el año 1916; la detención de obreros durante las huelgas de los años 1920 y 1921 y la detención de Consuelo García, Ángela Fortunato, Amalia Rodríguez, María Juliache y Maud Foster, pupilas del establecimiento La Catalana, en febrero de 1922.

Es así que, en la Comisión de Educación trataron el proyecto  444/20 que fue modificado a propuesta de su autora la Diputada Moreyra y resolvieron darle ante despacho. Luego fue tratado en la comisión de Legislación General donde tuvo despacho final y tomará estado parlamentario el jueves en la 12 Sesión Ordinaria.

Esteban Bayer al hacer uso de la palabra destacó el valor de estas determinaciones nacionales y provinciales porque puede reconstruirse el lugar  “estamos a tiempo de reconstruir para armar un museo nacional de la memoria que esté centrado a la huelga patagónica por eso el apoyo de la Cámara de Diputados para declararlo patrimonio provincial reviste de una gran importancia para nuestra historia”.

A su turno la Secretaria de Estado de Derechos Humanos Nadia Astrada indicó que “por los derechos de todos los santacruceños, este sitio de la memoria para las nuevas generaciones donde quede plasmado nuestra lucha por la memoria verdad y justicia”.

 

COMENTÁ