Apuntes ciudadanos

Cartas Orgánicas y el presupuesto participativo

“Se establece el carácter participativo del presupuesto municipal. La ordenanza debe fijar los procedimientos de participación sobre las prioridades de asignación de recursos”. (2)  Carta Orgánica Municipal de Ushuaia (2002)

En la localidad de El Chaltén, Provincia de Santa Cruz, la legislación local habilita el debate participativo del presupuesto municipal para obra pública.
En la localidad de El Chaltén, Provincia de Santa Cruz, la legislación local habilita el debate participativo del presupuesto municipal para obra pública.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Alejandro Rojo Vivot (1)

Más allá de algunos discursos altisonantes es relativamente insuficiente el accionar público y privado en cuanto a generalizar en las poblaciones de mayor participación en los procesos democráticos.

Las cartas orgánicas en cada localidad favorecen notablemente que las cercanías de los habitantes y autoridades conlleven construcciones grupales de significativos impactos positivos en las comunidades.

El cumplimiento cabal de los acuerdos es una manifestación de coherencia personal e institucional.

 

LA ORDENANZA DE LAS ORDENANZAS

La Ordenanza anual presupuestaria, que incluye el respectivo y principal Plan de Acción, como la propia de las tarifas, son las normas principales para la gestión pública, marcos claves para la actividad privada y, al menos, para la vida cotidiana de los habitantes.

Las brechas entre relativamente muchos de los vecinos y las instancias de elaboración y fijación de las distribuciones financieras de los recursos públicos y las estimaciones de ingresos, coadyuvan a profundizar la carencia de información adecuada y a tiempo dejando, con frecuencia, el ejercicio democrático casi exclusivamente en los períodos electorales a través del voto.

 

LA GENTE SUMANDO

Los vecinos proponiendo algunas prioridades, por ejemplo elaborando proyectos barriales, analizados en particular por todos los voluntariamente involucrados visualizando el conjunto y lo finito de los fondos, sumado a las cuestiones temáticas: (3) (4) cultura, educción, deportes, seguridad urbana, recolección y depósito de los residuos domiciliarios, recreación, etcétera, con un Reglamento de Funcionamiento acordado participativamente, conlleva responsabilidad, congruencia y, entre otras muchas, entusiasmo de ser parte.

Además, es necesaria una eficiente organización e información disponible por parte de las autoridades, como una amplia difusión empleando diversos medios de comunicación social teniendo particularmente en cuenta los más usuales y brechas digitales.

Asimismo, la capacitación vecinal es clave en cuestiones tan diversas como importantes: elaboración de iniciativas y su exposición en público, trabajo colaborativo, etcétera, asistencia técnica atinente cuando sea necesaria como, por caso, cálculo presupuestario de las iniciativas.

Además la previsión de los sitios de encuentros sectoriales o parciales y los generales como de algunos servicios que tiendan a facilitar la intervención activa; inclusive las alternativas remotas de ser necesarias.

También la conformación de equipos de apoyo, moderación, coordinación, etcétera, propendiendo siempre a acrecentar la eficacia del involucramiento vecinal como a la diversidad.

 

ASPECTOS CLAVES

La continuidad, año a año, es uno de los mejores elementos para que el Presupuesto Participativo sea un significativo aporte a quienes, en definitiva, deben aprobar el Presupuesto general y los que han de desarrollar su aplicación.

En este sentido, el político brasilero de extensa actuación Tarso Fernando Herz Genro (5) (1947) apuntó: “El hecho de que el Presupuesto Participativo sea reglado con previsibilidad y al mismo tiempo resulte abierto (o sea que cualquier ciudadano pueda participar en él), efectivamente crea una cultura y una psicología en la cual los líderes necesitan tener conocimiento de las reglas. Deben respetarlas y también activar la participación de mayor número de personas posible, procurando aumentar su influencia en los resultados”. (6)

 

OTRAS CUESTIONES

La participación ciudadana, muy particularmente en cuestiones municipales, es una cuestión de gran importancia y es oportuno que sea una política pública de estado que trascienda las gestiones, sea evaluada periódicamente, realizar modificaciones cada vez que sean necesarias y, entre otras, con públicas rendiciones de cuentas y eficientes acciones de capacitación ciudadana.

En tal sentido, la creciente y gradual incidencia de la diversidad en el proceso de involucramiento de la población en los asuntos públicos, contribuye en mucho a mejorar la calidad institucional de las instancias locales y de la vida cotidiana de cada vecino.

La cercanía entre los habitantes y los legisladores como los demás que integran los respectivos municipios viabiliza oportunidades de gran valor; la empatía de quienes deciden con respecto a toda la población es principal que puede contrarrestar las posturas detrás de los escritorios.

 

ADEMÁS

Los procesos de Presupuesto Participativo:

-Alientan el involucramiento ciudadano

-Favorecen la visualización de necesidades comunitarias

-Contribuyen al ordenamiento de prioridades públicas

-Facilitan llevar adelante alternativas socialmente colaborativas desalentando las meras competitivas

-Inciden positivamente en las canalizaciones de demandas comunitarias, desalentando opciones confrontativas

-Tiende a mejorar la capacitación ciudadana

-Resalta los avances comunitarios generando alternativas de orgullo de pertenencia y al arraigo

-Aporta datos para realizar periódicas evaluaciones de las gestiones públicas

-Resultan necesarias articulaciones de diversas áreas municipales, potencializando oportunidades de lograr mayor eficiencia.

 

ASPECTOS GENERALES

El Presupuesto Participativo es una forma de gestión, que busca la identificación de problemas, los dimensiona y los prioriza, mediante procesos ciudadanos que lejos de competir entre ellos buscan consensuar, aunar esfuerzos, etcétera.

Las acciones deliberativas pueden focalizarse en sectores urbanos que pueden ser acotados o amplios, también en dimensiones temáticas: cultura, deportes, etcétera.

Los reglamentos y acuerdos de funcionamiento enmarcan el quehacer y contribuyen a la toma de decisiones.

Los moderadores o facilitadores han de procurar que predomine la tan valiosa diversidad, que se desarrolle en equiparación de oportunidades, el uso de la palabra sea equilibrado con relación al conjunto, las fundamentaciones y ponderaciones de las propuestas tengan sustentos verificables, etcétera.

En los casos que algunos participen en nombre de un conjunto determinado como, por ejemplo, una agrupación vecinal es clave que haya habido debates y acuerdos previos evitando personalismos.

Desde luego que los asuntos religiosos y partidarios se seguirán desarrollando en sus respectivos ámbitos tan característicos y tan distintos al Presupuesto Participativo.

La Carta Orgánica de Ushuaia, Tierra del Fuego, establece el carácter participativo del presupuesto municipal.

 

NOTAS Y REFERENCIAS

1) Asesor Externo de la Asociación Ambiente Sur.

2) Convención Constituyente. Carta Orgánica. Artículo 96°. Ushuaia, Provincia de Tierra del Fuego, Argentina. 2002.

3) Por ejemplo, El Chaltén, Provincia de Santa Cruz, incluye en el Presupuesto Participativo únicamente a la obra pública.

4) Concejo Deliberante de El Chaltén. Ordenanza N° 108/ 2018. Artículo 3°. El Chaltén, Provincia de Santa Cruz, Argentina.

5) Dos veces alcalde de Porto Alegre, gobernador de Río Grande del Sur y Ministro de Educación, Relaciones Institucionales y Ministro de Justicia de Brasil.

6) Genro, Tarso. Presupuesto Participativo. EUDEBA y CTA. Páginas 42 y 43. Buenos Aires, Argentina. Abril de 2000.

 

www.ambientesur.org.ar

[email protected]

Facebook: Asociación Ambiente Sur

Vos también podés sumar tu apoyo y colaborar con nuestro proyecto. Ingresá a este link: https://www.ambientesur.org.ar/colabora

COMENTÁ