Relatos de vida

“Carlos Vargas”, 25 años produciendo

“ Carlos Vargas ”, vecino de nuestra ciudad de Río Gallegos, reconocido por ser un excelente productor de radio de la vieja y nueva escuela, a sus casi 61 años nos cuenta acerca del trabajo y dedicación que le dio a la radio aprendiendo de sus colegas y grandes directores de radio.

“Carlos Vargas”, 25 años produciendo
“Carlos Vargas”, 25 años produciendo
COMPARTÍ ESTA NOTA

En la recorrida que realiza el móvil del Multimedio Tiempo, se encuentra en esta ocasión con la historia de Carlos Vargas, productor de radio con años de carrera y que sigue descubriendo lo que se puede hacer con las nuevas tecnologías para con la radio y la comunicación.

Carlos Vargas

Comienza el relato de vida, yéndonos hacia un 1960 a Comodoro, tierra del señor Vargas.

- Nací un 5 de enero del año 1960, soy nacido en Comodoro Rivadavia. Mi papá y mi mamá, ambos nacidos y criados en Chile, más específicamente en Osorno, mi madre Ema Del Carmen, una mujer luchadora, ama de casa. Mi madre había dejado segundo grado y con sus sesenta y algo terminó su primaria, eso fue lo más hermoso que quedó en mi cabeza de ella, orgulloso de mi mamá.

Mi padre por su parte, Luis Alberto Vargas, nacido en Osorno, un tipo laburador, no tenía muchos estudios, pero él sabía muchísimo por experiencia de redes y todo eso. Si debo recordarlo de alguna forma es siempre laburando, no tengo frase de cariño o amor, pero siempre trabajando por nosotros para que no nos faltara nada, la imagen que tengo de él, es cuatro días seguidos en Comodoro Rivadavia, donde llovía torrencialmente y uno de esos días, llegó con sus botas que llegaban hasta las rodillas llenas de agua, recuerdo que solo se cambió sus medias y rápido volvió a salir para seguir trabajando, laburador que terminó siendo jefe de redes y mandaba hasta a los que eran ingenieros.
 

Infancia

En este tramo, Carlos recuerda a sus amigos de la infancia y compara cómo los tiempos han cambiado.

Mi infancia fue hermosa, muy tranquila, siempre recuerdo mediante el olor a pan casero, me lleva directamente a mi vieja, los olores de café, alguna comida me lleva a mi niñez donde tan feliz fui. Ver mundiales, ver jugar a Boca con mi padre y la familia, me gustaba dibujar mucho. Una vida totalmente distinta a hoy en día, crear de cero juguetes caseros con los que había en la casa y luego salir a jugar en plena calle hasta quién sabe qué hora, con amigos del barrio de los cuales sigo teniendo contacto con algunos.

 

Cómo llegué a la radio:

Repasamos los estudios, la pausa conflictiva en Argentina del año ´79 y cómo avanzó por distintos rubros para encontrarse en la radio.

Estudié en el colegio Domingo Savio, toda mi primaria allí, a tres cuadras de mi casa, después estudié en la ENEC Nº1 de Comodoro Rivadavia, hasta quinto año, luego dejé, tuve que hacer el servicio militar obligatorio en Bahía Blanca para el año ´79 casi ´80, prontamente de ese periodo volví a mi casa, al poco tiempo conocí y me casé con quien hoy es la madre de mis hijos, trabajé en distintos rubros a partir de eso, talleres mecánicos, talleres de repuestos, seguridad, hacía de todo un poco, rebuscar y rebuscar para conseguir el pan de todos los días.

Año 1985, vine a Río Gallegos. En ese tiempo mi suegro estaba muy mal de salud, para mayo del mismo año, ingresé a la Caja de Servicios Sociales donde me destaqué en varios sectores y áreas, de mantenimiento, imprenta, tesorería, sereno, pude hacer de todo un poco en esos diez años que estuve trabajando allí.

Para el año 1988, comencé a acercarme a la radio LU14, para escuchar y participar de un programa que conducía Carlos Lardani y Marcelo Zapa, ese fue mi segundo acercamiento a la radio, mi primera vez fueron dos años antes, porque yo soy socio fundador de AFUSA, por ese tema fue la primera vez que entré en la radio, luego ya fui invitado por mis colegas en LU14.

Ya para el año 1995, pido mi pase para la radio provincial LU14 que necesitaban personal, comencé a trabajar en operador de control central y estuve más o menos dos años haciendo de operador de distintos programas, ahí conocí a Eduardo Balaguer, su fogón nativo, conocí a Susana Summer, un montón de personalidades de la radio y de ellos aprendí muchísimas cosas, luego pasé al área de grabaciones y edición con Lardani, allí estuve hasta que me jubilé. Distintas épocas: Trabajé en edición de programas de audios de noticias y colaboré con la digitalización de la radio en el año ´99.

 

Digitalización de la radio:

Vargas nos cuenta en carne propia lo que fue para él y sus colegas modificar las herramientas del momento para de a poco digitalizar un medio radial.

Nosotros venimos de una generación donde pudimos surgir y trabajar con determinadas cosas, que hoy cambian, trabajé con discos de vinilo, con casetes, no alcancé a trabajar con cinta abierta, las viví, vi su funcionamiento y hoy tenemos una tecnología espectacular, hoy podés trabajar desde tu casa y si querés, antes se necesitaba estar presente en el lugar por el equipamiento, por ejemplo nosotros nos tuvimos que adaptar a los cambios que había en esa época. Saltamos del disco y el casete a trabajar en sonido digital, cosa que hoy los jóvenes no tienen esa posibilidad porque ellos ya salen de un formato mp3 o el streaming y las distintas tecnologías abrumadoras.

Lamentablemente a los chicos que les gustan los medios no van a tener la posibilidad de trabajar con casete o discos de vinilo porque eso ya se superó ampliamente, entonces nosotros vivimos esa transición, los nuevos comunicadores desde los 2000 para el actual año, tienen herramientas por doquier.

 

Grandes ídolos:

Carlos cuenta quiénes eran algunos de sus compañeros de trabajo y cómo de alguna forma admiraba el trabajo y dedicación que tenían al ser de la vieja escuela.

En esos tiempos estas personas que mencioné antes como Eduardo Balaguer, eran y son mis ídolos, personalidades fuertes de la radio que eran como los tops del momento. Tuve la posibilidad de trabajar con estas personas, una de las anécdotas que tengo marcadas fue la de Eduardo, en un tiempo antes de dejarnos, se fue a despedir sabiendo que se iba, un jueves fue a grabar lo que sería su última aparición en radio y me había dejado unas palabras luego de esa grabación, un viernes se tuvo que ir a operar de una enfermedad complicada y no volvió más, un hombre sumamente responsable que amaba su labor y no dejaba nada suelto. Luego Susana Summer es una biblioteca andante, es tan correcta, tan culta en todo lo que hace y te explica y te enseña, realmente fue un privilegio haber trabajado con ella, cada tanto hablo con ella, obviamente recluida en su hogar. Alejandro Quito Muñoz, Rodi Rodríguez, Javier Seveso y otros monstruos más de la radio, siempre tuve la bendición de trabajar con gente que trabajaba sabiéndolo que hacían. Y sin olvidar a los directores como por ejemplo Lerena, un tipo de los medios que nos costó con Carlos hacerlo entender que la radio debía que digitalizarse, hasta que lo convencimos y pudimos digitalizar por completo.
 

Productor:

En esta etapa del relato, surge la duda para saber si en algún momento quiso dejar de hacer el trabajo en radio y esto fue lo que cuenta.

Sí tuve mi época cuando tuve la mayor producción de programas al aire, ocho programas por semana, algunos en vivo, otros grabados, escribir los guiones, editarlos, llegaban los jueves que era el último día de trabajo y a veces quedaba dormido con la mochila arriba de mi cama, cansado, agotadísimos de la labor, ya en el año 2005 se me da por buscar la otra parte que me faltaba, la parte académica, me anoto en la UNPA para iniciar mis estudios como licenciado en comunicación social, hago dos años pero en ese momento es cuando más me consumía lo laboral y decido abandonar la carrera, esos años fueron muy ricos para mi aprendizaje, obviamente que me hubiera gustado seguir. Profesores y excelentes personas como Alfredo Fernández, Yvis, Alicia Agüero; Mariana Altieri, que de ellos saqué mucha experiencia y aprendizaje.

Jamás me agarró el bajón de dejar de hacer esto, comencé con la producción en el año 1996 y desde ahí no paré, jubilado hace cinco años ya, sigo trabajando de lo que me gusta, sigo produciendo programas actualmente desde casa, siempre hay más para hacer.

Pandemia:

A veces en esta pandemia yo creo que es muy difícil buscarle una vuelta a la rutina, porque antes lo mío era la radio, me iba a las 14:00 y volvía a las 00:00 o por ahí iba a la casa de un colega, pero era otra la rutina diaria, hoy es bastante feo levantarse, bañarse, comer algo, mirar la tele y casi nada, incluso por ser tan repetitiva y agobiante, ver mi biblioteca de música que cada tanto le pego una leída.

COMENTÁ