La historia de Devora

Cantar con el corazón y lengua de señas

Devora Peralta es hipoacúsica. Desde hace muchos años trabaja constantemente en buscar una sociedad más inclusiva y educada en este ámbito. No solo ha intentado generar una asociación que nuclee y busque soluciones para sus pares, sino que realiza talleres de lengua de seña, y ahora último, también se anima a subir al escenario para interpretar canciones en vivo. Contó su experiencia de lucha a TiempoSur .

Devora junto a Doble Fuerza
Devora junto a Doble Fuerza
COMPARTÍ ESTA NOTA

Devora Ariana Peralta tiene 31 años. En 1993 enfermó de meningitis, momento en el que perdió la audición, lo que le ha generado una complicación en el aprendizaje del habla. Al poco tiempo de haber sido diagnosticada se convirtió en una de las primeras personas en recibir un implante cloquear en el país. Otro momento de aprendizaje en la vida de Devora.

Una vez operada volvió a escuchar, pero le costó entender la forma de comunicación verbal. Anualmente comenzó a trabajar en la calibración del implante, creció como alumna de la Escuela Especial Nº4 y al mismo tiempo integrada a una escuela de ciclo común, etapa de su vida que le ha regalado amistades incondicionales, de las cueles a aprendido la lengua de seña, logrando desarrollar su vida, con cierta “normalidad”.

En 2019, previo a la pandemia de coronavirus, Devora comenzó con la organización de una asociación hipoacúsicos, algo que no prosperó en el difícil contexto sanitario. “No fue fácil, hay muchos desacuerdos y diferencias”, contó a TiempoSur nuestra protagonista, y continuó: “Hay que sobrevivir el día a día, pero yo me pongo en el lugar de las personas que no escuchan, es difícil para ellos. A mí me pasa, cuando estoy sin aparato, no sé qué hacer, me pongo nerviosa, te cruzas con personas con paciencia, pero con otras que no”.

Si bien no prosperó la asociación, Devora comenzó con un trabajo de manera individual, aunque aseguró que continuará trabajando en la creación de un espacio de contención. “El otro año, si se puede, vamos a mejorar. Nada es imposible, vamos a poder, quiero un mejor futuro sobre todo para los chicos el día de mañana, quienes necesitan un lugar donde acercarse a gente como nosotros y que podamos comprender, en distintos ámbitos como la cultura, el deporte, donde puedan convivir con la sociedad”. Esta tarea la ha llevado a realizar una serie de talleres de lengua de señas. Inició en el Centro Cultural Orkeke y últimamente se trasladó a la Casa de la Juventud, justamente “pensando en la necesidad de que toda la gente en la ciudad aprenda lengua de seña, para poder comunicarse con un nivel básico”. Vale la pena resaltar que este taller ha sido reconocido por el Concejo Deliberante de Río Gallegos. “Estamos viendo un movimiento interesante y muchas personas queriendo aprender, no es el único taller, sino que hay otros espacios dedicado a esta actividad, pero como antes no se interesaba la comunidad no se informaban, ahora entre todos ayudamos, empezamos a movilizar y notamos que hay más interés en las personas”.

“Allí inició todo”, señaló para referirse a su tarea ahora ligada a la música, y contó que “un día llevé a una pareja de amigos a una actividad a la Casa de Juventud con bandas, ese día mientras yo escuchaba la canción y me divertía, mis amigos estaban parados sin poder entender nada, sintiendo la vibración de la música, pero aburrido por no entender, así empezó la idea de la música”. Si bien la actividad comenzó con simples videos donde Devora interpretaba canciones de bandas de su interés, los cuales posteaba en su red social de Facebook, rápidamente la iniciativa llamó la atención de diferentes bandas de la ciudad y el país. Confiesa que le han escrito incluso bandas de otros lugares del mundo, aunque la responsabilidad del trabajo que quiere desarrollar la ha llevado a rechazar invitaciones. “La lengua de señas es diferente en otros países”, explicó

Desde muy pequeña siempre escuchó rock, punk, metal y harcore, por lo que el primer tema que subió a las redes fue de Cambio de Actitud. Al poco tiempo fueron los músicos de Dosis Punk los que le pidieron material, e incluso lo utilizaron para la realización de un video oficial que hoy ya se reproduce en YouTube. Uno de los momentos más placenteros se dio cuando Huguito de la reconocida banda Doble Fuerza se comunicó con ella, para felicitarla, pero recién empezaba. “Empezamos a hablar y cuando vinieron a Río Gallegos me hicieron subir al escenario. Fui al recital porque siempre me gustó, pero no me imagine que me iban a hacer subir. Cuando me vio estaba desesperado, me buscaba, bajó y me hizo subir. Salió todo bien. Fue un desafío”.

Luego la banda que la invitó a participar fue Reservados, en esos momentos aun le costaba adaptarse al vivo, claro está “no es lo mismo hacerlo sentada en tu casa”, remarcó, aunque finalmente, con el correr del tiempo y por el interés, se adaptó a la tecnología, la cual utiliza hoy para conectar el sonido directo a su implante coclear y de esta manera poder interpretar correctamente las canciones, salto que dio gracias a la invitación de otra banda de la ciudad: Calle 53. Momentos en el cual comenzó a mejorar su performance. “Yo sigo avanzando, nada es imposible, vamos a buscar la manera, solución”, sostuvo.

Al día de hoy tiene invitaciones de muchas bandas de la ciudad, lo que la ha llevado a prepararse para cada presentación. Otro mimo que recibió en las últimas horas tiene que ver con el video que Attaque 77 subió a sus redes con una interrelación de su canción por parte de Devora.

“Voy a seguir haciendo videos y preparándome para poder seguir con esto. Es buenísimo. Es una nueva vida, es seguir luchando. Es muy loco para mí también, movilizaste”, finalizó.

Devora junto a Calle 53

COMENTÁ