Cuidado del medioambiente

Atrás queda la ciudad chatarrera

Bajar el impacto ambiental en Río Gallegos es posible; hoy es una realidad. Luego de meses recolectando chatarra en los distintos barrios de la capital santacruceña comenzó el proceso de compactación.

Nueva Santa Cruz tiene a cargo el armado de fardos de chatarra para su envío a plantas recicladoras. (C. R)
Nueva Santa Cruz tiene a cargo el armado de fardos de chatarra para su envío a plantas recicladoras. (C. R)
COMPARTÍ ESTA NOTA

A principio de este 2021 comenzó el relevamiento de barrios de Río Gallegos para detectar y remover chatarra. La tarea la llevaron a cabo Inspectores de la Dirección de Tránsito Municipal y de Saneamiento Ambiental, con el objetivo de localizar residuos de gran porte en la vía pública para continuar con las tareas de remoción.

Uno de los primeros predios en sanearse fue en la continuación de la Avenida Balbín, de lado del barrio Consejo Agrario, en donde desde hace muchísimos años había un depósito de chatarra en la vía pública.

Ahí personal de distintas áreas municipales con el apoyo del Ejército Argentino y de la empresa Nueva Santa Cruz comenzó con el retiro de los vehículos y hierros en desuso y, además, realizó el saneamiento de un minibasural que se había formado a unos pocos metros.

El procedimiento demandó –al igual que en el resto de los barrios en donde se replicó- bastante tiempo, ya que se trató de un predio que acumuló chatarra, basura y escombros desde hace muchas décadas.

Este fue el inicio de un trabajo mancomunado y transversal entre las diferentes áreas, una dinámica que se implementó por pedido expreso del intendente capitalino Pablo Grasso, y que a lo largo de este año se fue desarrollando barrio por barrio, teniendo en cuenta que hay sitios que se utilizan para tirar basura hace más de 20 años.

Hubo sectores en donde encontraron 3 mil autos abandonados. (C. R)

No se entierra más

El destino final de la chatarra es la planta de separación y compactación, en donde se armarán fardos para llevarlos a la ciudad de Buenos Aires a distintas plantas de reciclado. Es así, que todos los elementos que se remuevan van a tener la misma finalidad, van a la planta de compactación y se van a transformar en recursos para el Municipio y que van a volver a los vecinos.

Fue este martes 22 de junio que finalmente llegó a la ciudad la máquina compactadora e iniciaron las tareas de procesamiento de chatarra vehicular en el predio de la Dirección de Ornamentaciones del Municipio.

Se trata de un equipo móvil, que está montado sobre un semirremolque y que tiene capacidad para procesar y triturar autos y chatarra de todo tipo, generando un fardo que queda listo para ser enviado a las plantas de procesado ubicadas en el centro del país.

Se trata de un nuevo servicio que presta la firma concesionaria Nueva Santa Cruz, que contrató el equipo y lo trajo a la ciudad, y que está a cargo de la planta de reciclado ubicada en el Vaciadero Municipal.

La llegada de la máquina trituradora de metal fue posible gracias a una labor conjunta entre la Municipalidad de Río Gallegos y la firma Nueva Santa Cruz, que es la encargada de asumir los costos de la llegada del equipamiento, su funcionamiento, horas de trabajo y el alojamiento de los operarios.

Leonardo Artieda y Cristian Ruffa, socios de la empresa Nueva Santa Cruz, indicaron que la máquina para procesar chatarra era muy esperada, ya que significó el poder comenzar a sanear todo lo que es la chatarra o carrocerías de autos en desuso.

La máquina prensadora tiene una capacidad de procesar 15 automóviles por hora o cincuenta toneladas diarias.

Vale mencionar que la chatarra compactada tiene como destino las acerías de Siderca ubicadas en la ciudad bonaerense de Campana y otras acerías en distintos puntos del país.

La empresa Nueva Santa Cruz es la encargada de asumir los costos de la llegada del equipamiento, su funcionamiento, horas de trabajo y el alojamiento de los 22 operarios temporales, además de la planta estable de trabajadores de la firma.

Leonardo Artieda precisó a TiempoSur que fue ardua la labor de recolectar chatarra de la vía pública, y que hoy sea una realidad que se recicla llena de satisfacción, además de ser una fuente genuina de trabajo.

Consultado sobre cuánto tiempo les demandará remover y compartir chatarra explicó que también estarán trabajando en un predio de la Policía y otros puntos de Río Gallegos en los que se fue juntando este tipo de residuos. Finalmente, calculando unos dos meses más, empezarán a compactar en el predio del Vaciadero Municipal, en donde no solo hay vehículos desechados, sino también fierros de hace décadas. Enfatizó que con lo que están abocados ahora es con lo que se fue acopiando de los barrios de la ciudad, pero seguirán recolectando chatarra porque aún hay muchísima arrojada por la ciudad. 

Qué se está compactando

Cuántos vehículos compactados en un camión no se podría precisar porque depende si estos tienen o no motores y si pesan más o menos que otros. Pero un estimativo es que cargan cerca de 28 mil kilos de chatarra, que serían unos 54 vehículos.

La máquina estará trabajando ocho horas diarias, y se estima que compacte 50 mil kilos.

“Esta gestión se cargó al hombro la mochila del medio ambiente”, destacaron los titulares de la empresa concesionaria.

Se levanta chatarra para el recupero de espacios públicos. (C. R)

Erradicación de mini basurales

El secretario de Gestión Legal y Técnica de la Municipalidad de Río Gallegos, Jorge Cabezas, resaltó que “es un día muy esperado por nosotros” porque “desde hace casi un año pudimos poner en funcionamiento la planta de reciclado y este año se habilitó el plan de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos (GIRSU), que es en ese proyecto donde se empezó a verificar los basurales clandestinos y la acumulación de chatarra”.

Cabezas reflexionó que esto “no solamente afea el paisaje sino que produce una contaminación ambiental importante” y en ese marco el Intendente dispuso “que se avance en este plan de erradicación de mini basurales y de chatarra con la empresa que gestiona la Planta ubicada en el vaciadero. Así es cómo se logró la contratación de esta máquina. Es el primer día de trabajo y realmente estamos muy felices por eso”, enfatizó el funcionario, quien aguarda que “con este tipo de herramientas y el trabajo de la gente vamos a lograr tener una ciudad sin tanta chatarra acumulada, que todos los vecinos sabemos que hay por distintos lugares”.

Asimismo, hizo hincapié en que en todo este tiempo “se ha avanzado mucho” y dio el ejemplo de “un depósito de chatarra muy grande que tenía la Policía desde hace más de 40 años. Eso se está limpiando, y también estamos limpiando los alrededores de la ciudad. Además, tenemos previsto para dentro de un mes comenzar a remediar el Vaciadero donde se ha venido acumulando chatarra también desde hace por lo menos cuarenta años”.

“Ahí hay sectores donde encontramos alrededor de 3 mil autos en abandono, camiones y máquinas que están produciendo contaminación por los aceites que terminan impactando en las napas. En ese aspecto, tenemos un compromiso muy grande desde la gestión porque desde hace muchos años la Municipalidad tiene la obligación legal de remediar ese predio. Hemos tenido el acompañamiento del secretario de Medio Ambiente, Mariano Bertinat, que nos acompaña permanentemente y también de autoridades nacionales como el ministro Juan Cabandié que nos visitó hace unos meses”, rescató.

Finalmente, dijo que es necesario “compartir esto con la ciudadanía y mostrar que nosotros no solamente nos quedamos en palabra, que los compromisos los vamos cumpliendo”, cerró.

Se resaltó el acompañamiento de la Secretaría de Medio Ambiente de la Provincia. (C. R)

Qué estamos desechando

Hace más de un mes el intendente Grasso anunció el lanzamiento del programa de recolección diferenciada y pedía “responsabilidad social de llevar adelante la separación, la limpieza, el mantenimiento de las calles de la ciudad y entender que cuando depositamos algo en el cesto estamos impactando al medio ambiente”.

Previo al 5 de junio “Día Mundial del Medio Ambiente” la Municipalidad comenzó con la etapa de difusión, con la intención de llegar a todos los vecinos de la ciudad con la información necesaria y explicar cómo deben ponerlo en marcha en sus casas.

Al respecto, Miguel Cader, director de Recolección del Municipio de Río Gallegos, explicó que esa puesta en marcha demandó capacitaciones e información para los vecinos.

Su área trabaja en conjunto con el área de Gestión Ambiental que están encargados de las reservas naturales de la ciudad, un punto fundamental si se piensa en que son lugares protegidos que deben resguardarse del arrojo de residuos. Este plan va de la mano con la remoción de chatarra, que continúa en la zona de la periferia, llevado adelante sobre terrenos públicos y privados, a partir de denuncias y reclamos vecinales en muchos casos.

La recolección diferenciada de residuos secos, se llevará adelante los días martes y viernes. En tanto, los húmedos se retirarán los lunes, miércoles, jueves y sábado.

Se considera residuos secos y limpios al cartón, papel, vidrio, aluminio, plástico y tela.

En tanto, los residuos húmedos son restos de comidas, frutas y verduras, colillas de cigarrillos y pañales.

Es importante destacar que la metodología respetará las prácticas actuales de retiro de bolsas de residuos y no será necesario etiquetar las bolsas de manera específica ni separar en colores, ya que solo bastará con que el contenido de las mismas responda a lo requerido en ese preciso día.

Cabe señalar que en caso fortuito o de fuerza mayor que impida el normal funcionamiento del servicio de recolección en ese día específico, automáticamente la corriente seca pasará a la siguiente fecha dispuesta a tal fin.

La totalidad de las rutas de recolección generadas durante los días martes y viernes ingresarán para su procesamiento a la planta de separación y compactación ubicada en el predio del actual vaciadero municipal. De esta manera se podrán llevar adelante los procesos de recuperación correspondientes y generar indicadores fidedignos que permitan el ajuste o mejora de las acciones que se llevarán a cabo.

 

COMENTÁ