Clima complicado

Alerta, vientos y caos en Río Gallegos

El mediodía en la ciudad fue un caos, no solamente por el fuerte viento sino por el corte de energía. Semáforos apagados en plena hora pico y una ciudad que se quedó sin energía en pleno temporal.

Destrozos en Río Gallegos.
Destrozos en Río Gallegos.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Fue una mañana complicada para Río Gallegos. Los vecinos de la ciudad vieron interrumpidas sus labores diarias debido a un repentino corte de luz ocurrido cerca de las 13:00, que afectó a toda la capital en plena hora pico. Las oficinas laborales se paralizaron, los semáforos se apagaron y todo fue caos. La situación había sido advertida tanto por el Servicio Meteorológico Nacional como por Protección Civil, quienes habían anunciado emergencia y alerta naranja por las fuertes ráfagas de viento. Previo a esto, cerca de las 12:30, el cielo se había ennegrecido y el viento iba tomando velocidad, quedando un temporal de viento y tierra. Si bien en un primer momento la información que manejaron los vecinos fue un supuesto corte de un cable de alta tensión en la central que suministra a los puentes de calle Italia y Avellaneda (la entrada sur de la ciudad), posteriormente Servicios Públicos Sociedad del Estado informó en redes sociales que el corte se produjo debido al fuerte viento, afectando de manera general a la capital santacruceña. “La interrupción del servicio es ajena a nuestra empresa”, se desligaron.

“El alerta naranja se cumplió, tenemos localidades afectadas como Gobernador Gregores, Piedra buena y Río Gallegos, que es donde más reporte tenemos. No hay lesiones, pero sí suspensión de actividades debido al corte de energía, que no permite cumplir con varios protocolos”, indicó Diego Farías a TiempoSur. “Estamos trabajando con nuestra guardia en base a las ráfagas que se presentaron”.

“Tenemos localidades afectadas como Piedra Buena, Gobernador Gregores”, alertó el titular del organismo provincial.

 

El reclamo de los vecinos

En este sentido, vecinos del barrio APAP se comunicaron con TiempoSur, señalando que una vez más se vieron afectados por el temporal. “No estamos a resguardo de las fuertes ráfagas y es algo que pasa habitualmente cuando tenemos estas inclemencias. Lo de ayer fueron vientos inusuales bastante más fuerte a los que estamos acostumbrados y quedamos bajo una capa importante de tierra y polvo”, reclamaron, señalando que la misma ingresó a sus viviendas. “Como estamos cercanos a la Ruta 3 y con descampados grandes, esto también afecta la visibilidad”.

Alerta naranja

Desde el SMN ya habían advertido que la zona sur de Santa Cruz, principalmente Río Gallegos, vivía una situación de alerta naranja. Según el comunicado meteorológico, las ráfagas superaron los 120km/h en horas de la tarde en la zona sur de la provincia. En tanto en el sector norte del distrito, lindante a la provincia del Chubut. Desde la entidad nacional informaron que hay dos niveles de alertas que fueron aplicadas en Santa Cruz: Amarillo (en la Zona Norte) y Naranja (En la Zona Sur), siendo este el penúltimo nivel antes de llegar a Alerta Roja. Lo curioso es que las fuertes ráfagas que azotaron la ciudad se vieron acompañadas por temperaturas que alcanzaron un máximo de 15°.

Voladuras

Algo que es común en la ciudad cada vez que el viento alcanza estas velocidades son las voladuras de techo y chapas. Según pudo conocerse cartelería de diferentes comercios –entre ellas un supermercado- terminó siendo afectada por esta situación. Esto obligó tanto a personal de bomberos como policial un despliegue de operativo para ayudar a las viviendas damnificadas.

“Se colapsaron las llamadas y los mensajes, fue una jornada complicada. El viento dejó una situación lamentable en toda la ciudad, con voladuras de techo, poste, cables y chapas” informaron desde Protección Civil de la Municipalidad a TiempoSur. “Se complica todavía más porque no podemos trabajar en altura, ni con escaleras ni grúas. Priorizamos a las viviendas que han sufrido voladuras de techo, porque la gente de SPSE tiene que trabajar sobre los postes de luz”, remarcaron al tiempo que se trasladaban al barrio Bicentenario por la voladura completa del techo de una casa.

“Nosotros trabajamos con eso, ayudando a la gente. Con el alumbrado público no podemos hacer mucho porque depende de ellos en ese caso vamos a trabajar con Bomberos y Protección Civil de la provincia, pero es una situación compleja”.

En este marco este medio realizó una recorrida en la ciudad, donde se pudieron observar los destrozos que dejó las voladuras de chapas y techos. El peligro no solamente fue para los transeúntes sino también para los conductores. Viviendas en construcción, elementos de chapa  rejas quedaron afectadas por la situación.

Además los postes de luz quedaron afectados en la ciudad, siendo ellos responsabilidad de Servicios Públicos Sociedad del Estado.

Zonas afectadas

Todas las unidades de Bomberos estuvieron trabajando en la vía publica en diferentes intervenciones en:

Barrio Los Álamos, San Benito, Barrio Belgrano, zona de la terminal y Barrio Evita, con caída de postes sobre una vivienda.

También en la localidad de Gobernador Gregores en el Barrio Evangélico con la voladura de un techo de manera completa y en la Escuela Agropecuaria con la caída de árboles.

También colaboraron el Comando Radioeléctrico y Comisarías en relación a voladuras de techos, y caída de postes del tendido eléctrico que ocasionaron daños materiales solamente, no se registraron personas lesionadas en ninguna de las intervenciones.

 

Peatones afectados por el temporal de viento.

COMENTÁ