Salones de eventos

Abrir después de un año y medio

En el día de ayer, desde el Municipio, informaron a los propietarios de salones de eventos la posibilidad de apertura con aforo del 30%. La actividad estaba postergada desde el inicio de la pandemia. Los empresarios del rubro deberán invertir para poder reabrir, lo que les permitirá al menos empezar a hacer frente a impuestos y servicios. “Somos de los más perjudicados”, expresaron a TiempoSur .  

Reabren los salones de eventos.
Reabren los salones de eventos.
COMPARTÍ ESTA NOTA

En el día de ayer, la cartera productiva municipal convocó a empresarios del rubro de eventos sociales a los fines de informar sobre la autorización para el reinicio de la actividad luego de casi un año y medio sin la posibilidad de trabajar, aunque en esta ocasión solo lo podrán hacer bajo un protocolo de capacidad de aforo de un 30 por ciento.

Según informaron desde el Ejecutivo comunal, en base a la resolución 1381 del Ministerio de Salud y Ambiente se los “habilita sanitariamente a desarrollar su actividad”. Vale la pena mencionar que los propietarios de salones sociales llevaron adelante un reclamo continuo ante el parate en la actividad, tiempo en el cual no han generado ingreso alguno e incluso han expuesto que no han podido hacer frente a servicios básicos ni impuestos. 

La habilitación de la actividad se basa en un análisis que realiza el Ministerio de Salud, teniendo en cuenta que los titulares de los salones de eventos han presentado sus respectivos protocolos en los cuales se especifican las condiciones de desarrollo de la actividad.

Respecto a lo que implica esta apertura, Rivera, director de Servicios y Contralor de Actividades Económicas de la Municipalidad de Río Gallegos, informó que se va a verificar el cumplimiento de los protocolos.  

Juan Carlos Bórquez, propietario del rubro, remarcó que “hace muchos meses veníamos peleando con esto a ver si podíamos abrir con los protocolos que ya todos sabemos”, entendiendo que “tardó mucho la decisión ya que somos de los sectores más perjudicados de la ciudad. No nos dieron ninguna posibilidad de trabajar, de hacer otras cosas”. En cuanto a la apertura anunciada, remarcó: “Sirve por lo menos para salir de los gastos. Los impuestos siguen corriendo, los servicios, hoy en día en los salones que tengo no tengo gas y para poder abrir otra vez necesito una inversión”.

“Nos han dicho simplemente que podemos empezar a trabajar y van a tratar de facilitarnos las cosas, pero los requisitos son los mismos que tenemos y nos piden actualizar todo y para mí está demás, podrían tener un poco de paciencia hasta que podamos reactivar”.

Por otro lado, Claudia Amuchástegui, también propietaria, subrayó: “La verdad que fue muy duro. Realmente nos sentimos un poco discriminados ya que otros lugares similares al nuestro estaban abiertos. No entendíamos por qué no nos habilitaban a nosotros, cuando ya teníamos nuestro protocolo. Después de tanto insistir con Salud hemos logrado un avance”.

Según dejó trascender, “los primeros 15 días será con aforo del 30% y después analizaremos si podemos avanzar con 50%”.

COMENTÁ