Relato de Vida

"Ante un lápiz y un papel, uno está solo y vuelca todo su interior"

Así lo afirmó a TiempoSur , Mirta Isadora Vázquez; muchos que habrán tenido la oportunidad de leer sus poesías o leer sus escritos la conocerán con su seudónimo "Isi".

COMPARTÍ ESTA NOTA

Como todas las semanas, en este espacio que TiempoSur dedica a conocer a vecinos de nuestra comunidad que, desde su lugar, aportan su granito de arena para el crecimiento de la ciudad o la provincia, contaremos parte de la historia de vida de Mirta Isadora Vázquez, o "Isi", el seudónimo que Mirta utiliza al volcar toda su inspiración en un papel y que seguramente muchos han podido disfrutar al leer sus poesías, sus escritos.

Mirta con su amabilidad que la caracteriza, nos recibió en su lugar de trabajo, el Honorable Concejo Deliberante donde previo a haber estado a cargo de la  Biblioteca Legislativa, hoy es la encargada del área de Ceremonial y Protocolo de dicho organismo. Allí, y rodeada de los libros de la Legislatura de esta ciudad capital, comenzó contándonos que nació en "Mburucuyá, Provincia de Corrientes, donde vivió hasta que se trasladó a Fontana, en el Chaco" y llegó a Río Gallegos en el año 1997 en la búsqueda de "una mejor posición económica, trabajo. Yo vengo de una familia muy trabajadora y como no se daba la oportunidad en Chaco que es donde estaba viviendo; me vine buscando una nueva oportunidad de trabajo que lo conseguí", aseguró.

Apenas llegada a esa capital, Mirta trabajó un tiempo en el supermercado La Anónima y después "conocí a quien fue después el papá de mis hijos, armé también la familia acá. Tengo 4 hijos, una ya venía conmigo y acá nacieron mis otros tres hijos. Lorena, Cecilia, Juan José y Santino son mis hijos, ellos no escriben pero sí tienen otra inclinación dentro del arte, como dibujo, grabado, etc.".

"Vine a probar suerte y me terminé quedando", remarcó.

 

Su pasión por la escritura

Aquí le preguntamos a Mirta, cómo nació su pasión por la escritura, si algo hizo un "click" o si siempre sintió esa inspiración o creatividad que la llevó a plasmarlo en un papel. "Los primeros fueron como en forma natural, era inspiración; primero fue todo poesía. Si bien después comencé con la Carrera de Letras que no la pude terminar por distintas causas, me capacité para lograr mejorar mis trabajos, mi escritura".

Pasó un tiempo y Mirta retoma sus trabajos escritos el año pasado cuando comienza a integrarse en la SADE. "Estaba muy abocada a mi familia y obviamente la parte de escritora quedó como postergada" y agregó: "Me capacité también con otros escritores como Carlos Besoaín, como con otros escritores tanto de la provincia como de otros lugares del país, tal es el caso de Aledo Luis Meloni, un reconocido escritor con quien tuve la oportunidad de hablar para empezar a orientar esto que era como un deseo, ganas de hacer algo y que no sabía cómo sacarlo; era una pasión que me tenía loca a la noche porque no podía ni dormir. Me venían las ideas y la verdad, no sabía cómo manejarlas porque me decía: qué hago con todo este pensamiento que tengo, tenía historias en mi cabeza y no sabía cómo volcarlas en el escrito. Me costó, porque escribir no es fácil. Los escritores lo vamos trabajando día a día, sabemos que es una cuestión diaria para mejorar. Es un aprendizaje constante".

Y en este contexto aseguró que "el escritor todo el tiempo está descubriendo algo, investigando; entonces, tenemos que estar todo el tiempo en una constante búsqueda de aprender, de mejorar e incluso de superarnos a nosotros mismos.

Yo estimo que a todos nos pasa, constantemente nos estamos evaluando y autocriticándonos; y cada día viendo hasta donde podemos mejorar un poquito más.

Comencé con la poesía. Yo siempre dije que soy una romántica, así que desde muy chica me gustaba la poesía y así empecé; luego también escribí lo que se llama notas de 'color’ periodísticas para un medio de la ciudad".

En otro tramo de la charla le preguntamos a Mirta cómo hace si por ejemplo está en su trabajo y justamente sucede que algo surge, algo la inspira. "Una vez Carlos Besoaín me dijo que el escritor siempre anda con un lápiz y un papel en el bolsillo. Y es así" dijo al ejemplificar "a veces observás algo y como dicen los poetas de una rama, de una foto;  entonces, ves algo y viene una idea y lo anotás. Quizás es una idea solamente que,  luego se desarrolla con más tiempo, pero siempre estás preparado".

En estos momentos, Mirta nos precisó que "estoy armando una serie de escritos -poesía- como para, en algún momento, publicarlo" agregó al adelantarnos que "paralelamente, estoy trabajando sobre una compilación de una investigación, que aún le falta bastante".

 

Publicar un libro

"A mí me gustaría que todo lo que se escribo se pueda publicar. Creo que a todos los escritores escribimos para ser leídos, y quisiéramos que nuestros escritos lleguen a todos los lugares donde pueda llegar. La verdad a veces, se siente un poco frustrante porque vos tenés todo y no se da (por la publicación). La publicación y la divulgación es un costo donde a veces no tenés los fondos para hacerlo".

Por este motivo, le preguntamos cómo es su función dentro de la SADE y no comentó que "nuestra función es el difundir todo lo que nos acercan los escritores pero cuesta, porque la Asociación está sola, trabajando sola, sigue siendo una filial y entonces tiene nada más que eso. La representación como SADE, pero no hay ningún aporte, y eso a veces te limita. Sin embargo, no dejamos de intentar y buscar la forma de colaborar para todos los escritores".

 

Anhelos

Yo creo mucho en Dios y tengo mucha fe de que lo que uno se proyecta, se puede dar.

Para mis hijos es orientarlos para que completen sus estudios. En cuanto a la Asociación ayudar a los demás escritores, que tengan el incentivo y que encuentren un lugar para poder ir y compartir.

A mí la provincia me ha dado mucho, y ser un granito de arena para devolverle, aunque sea, un poquito de todo lo que me dio.

COMENTÁ