Contravencional

Ruidos molestos: "La situación que no escapa a muchos vecinos"

De esta manera retrató su reclamo, Edgardo Espinoza, quien sufre las molestias de manera recurrente por parte de quienes alquilan un local de eventos, lindante a su vivienda. Hizo las denuncias pertinentes y espera la respuesta del Juzgado de Faltas.  

Foto ilustrativa
Foto ilustrativa
COMPARTÍ ESTA NOTA

Edgardo es un vecino que vive junto a su madre en calle Muratore, en cercanías de Av. Kirchner. Lindante a su vivienda se ubicó un local de eventos que suele ser alquilado a particulares, quienes habitualmente le ocasionan disturbios desde la noche y hasta la madrugada.

No solamente la música es una problemática constante en el lugar con el que comparte la pared. También "los gritos y alaridos de las personas mayores hasta las 5 o 6 de la mañana y una lluvia de piedras en el paredón", relató el vecino a TS-Digital.

En este contexto, Edgardo realizó hace un dos atrás una exposición en la Seccional Primera donde dejó constancia de que "personas desconocidas arrojaron piedras desde el patio a la pared que compartimos y al techo de mi vivienda" y señalando que "no es la primera vez que esto sucede", siendo que "en varias oportunidades ocurrió lo mismo". El dueño del local se dio conocimiento de esto, pero no posibilitó una vía de solución.

Ante ello, y al indicar que "cuando no sos escuchado por el vecino y por quien tiene que atender en la parte comercial", el vecino decidió hacer una denuncia contravencional en el Juzgado de Paz. "El 19 de marzo salió un exhorto o documentación desde el Juzgado de Paz al Juzgado de Faltas Municipal y me tendrían que haber atendido para decirme si es una contravención o no", sostuvo Edgardo, al dar cuenta que fue recibida el 17 de abril pero, cuando se aproximó a la oficina en junio pasado le indicaron que no había nada, por lo cual tuvo que dejarles una copia de la contravención.

"Ni me han llamado", afirmó más tarde, esperando lograr una solución y “que esta gente del salón de eventos me dejen de molestar”.

Edgardo, el vecino que reclama desde hace tres años atrás, da cuenta que su madre -dueña de la vivienda- “está postrada en una cama” y que tiene los problemas desde más de 10 años con este local de alquiler y sigue esperando una respuesta resolutiva por parte del Juzgado de Faltas Municipal.   

COMENTÁ