Viral

Confundió gotas para la fiebre con pegamento para uñas y casi queda ciega de un ojo

La mujer sintió un ardor impresionante en uno de sus ojos, que se le selló por completo y casi queda ciega. Tuvo que salir corriendo al hospital.

Los ojos.
Los ojos.
COMPARTÍ ESTA NOTA

A veces la desesperación por calmar un dolor suele llevarnos a hacer cosas sin pensar, por el solo hecho de estar apurados, como esta mujer que casi queda ciega de un ojo después de confundir gotas para la fiebre del heno con pegamento para uñas.

Tenía una gran picazón en uno de sus ojos y es por ese motivo que se dirigió hacia el botiquín para buscar esta botella, y pensando que era la correcta se tiró una gota.

Inmediatamente sintió un fuerte ardor y en ese momento pensó que realmente la fiebre del heno la estaba afectando gravemente. Entonces, para aumentar el efecto, se puso otra gota.

“Esto realmente quema”, fue la expresión antes de verificar que efectivamente se había confundido de botella, y en realidad se había colocado en el ojo pegamento para uñas.

Salió corriendo a la casa de una vecina y pidió ayuda, de la mano de su hija. Partieron de urgencia rumbo al hospital más cercano, y allí el médico le confesó que era muy raro lo que le había ocurrido, que en 17 años no vio nada similar.

Además, el especialista les dijo que mucho no se podía hacer, solo poner agua caliente en algodón y frotar suavemente: “Fue realmente doloroso. Anoche, se abrió, y cuando miré había un trozo de pegamento seco debajo de mi párpado”, comentó la joven.

Después de varias horas su ojo finalmente se abrió, aunque sentía un profundo dolor y estaba el ojo “inyectado de sangre y muy hinchado”.

“Fue tan aleatorio que estaba allí. Pensé que eran gotas para los ojos porque no tenía ninguna razón para pensar lo contrario. Es solo una simple botella blanca. Se ven tan similares. Como estaba tratando de ver este estúpido programa de televisión, me lo perdí “, concluyó la mujer, ya mucho más tranquila.

COMENTÁ