Buscando ayuda

Inquilinos en problemas

Confirmado que el 31 de este mes termina el decreto que suspende los desalojos y congela los alquileres, Santa Cruz no escapa a la situación de miles de inquilinos que deberán afrontar la deuda por el congelamiento o el desalojo por falta de pago. Inquilinos Unidos los convoca.

Habrá problemas con los alquileres desde el 1 de abril.
Habrá problemas con los alquileres desde el 1 de abril.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Finalmente se supo en las últimas horas que el decreto que congela alquileres y suspende desalojos en todo el país, dispuesto por los problemas económicos derivados de la pandemia de Coronavirus, finalizará el 31 de este mes y a partir de ese momento los inquilinos que tuvieron dificultades para cumplir con los contratos deberán comenzar a pagar en cuotas la diferencia acumulada.
El problema se vive a nivel país y también en Santa Cruz, donde son muchos los que deberán afrontar un desalojo o tendrán que comenzar a pagar las diferencias que quedaron pendientes por el congelamiento de precios, que en algunos casos es una cifra importante que ahora se convirtió en una deuda.

Es por eso que hay temor y preocupación entre los vecinos que buscan ayuda o asesoramiento y desde Inquilinos Unidos Santa Cruz los convocan para iniciar acciones legales en los casos en los que así lo amerite la situación, por lo que deben contactarlos vía la cuenta de Facebook de la agrupación que encabeza el abogado, Matías Solano.

Quienes entienden del tema, indican que la medida de no extender la Ley de Alquileres, que se vuelca a las provincias, lo que deja un poco librado es que las situaciones conflictivas se agraven más, indicando que cientos de personas podrían ser desalojadas y terminar en la calle.
Paralelamente a esto, desde la Federación de Inquilinos Nacional indicaron que “se registra a nivel país un endeudamiento muy grande de los inquilinos. Según comentó, los números recabados arrojan que un 40% de quienes alquilan tienen alguna deuda y la mitad de ellos de dos o más meses. Se trata de aproximadamente 1.200.000 hogares”.
El decreto que congela alquileres y suspende desalojos finaliza el 31 de este mes. A partir de ese momento los inquilinos que tuvieron dificultades durante la pandemia para cumplir con los contratos deberán comenzar a pagar en cuotas la diferencia acumulada.

“La Ley de Alquileres se reglamentó y los desalojos tienen que pasar por el Ministerio de Justicia para mediación, ya no va a haber extensión del DNU”, explicó el ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi, en diálogo con la agencia de noticias Télam, donde también indicó que no podrá haber desalojos sin mediación de por medio.

LO QUE ESTABLECE LA LEY

La Ley de Alquileres establece que el Ministerio de Justicia debe facilitar ámbitos de mediación y arbitraje gratuitos o de bajo costo para la resolución de conflictos derivados de los alquileres.

En tanto, la obligatoriedad de inscribir los contratos en AFIP entró en vigencia esta semana, y los propietarios que no tengan registrado el contrato podrán ser multados, al tiempo que no podrán llevar adelante juicios de desalojo.

EL PEDIDO

Ante ello, la federación, con participación de Inquilinos Unidos Santa Cruz, hizo público el siguiente pedido:
“Las organizaciones de inquilinos del país, queremos manifestar nuestra preocupación a raíz de los trascendidos que plantean la finalización del decreto.

Los resultados de la encuesta nacional a inquilinos del mes de enero arrojó un dato contundente: *El 40% de los inquilinos no sabe dónde va a vivir cuando finalice el decreto*.

Además: *El 35.7% (1.249.500 hogares inquilinos) no pudo pagar el mes de enero o pagó parcialmente*. Esto los ubica en una situación de posible desalojo.

Gervasio Muñoz, Pte. de la Federación de Inquilinos Nacional manifestó: La situación es compleja, durante la pandemia el decreto evitó que familias quedaran en la calle extendiendo automáticamente los contratos de alquiler y el mercado inmobiliario respondió a esa medida con aumentos de precios que hoy, a un año de la pandemia y sus consecuencias económicas, son imposibles de afrontar por las familias. El panorama hoy es: Familias que hace meses acumulan deudas, no tienen dinero para mudanza, no tienen dinero para pagar un nuevo alquiler y mucho menos para saldar las deudas mientras pagan un nuevo alquiler. La única alternativa es la calle.

Frente a esto el Gobierno nacional no plantea un plan de desendeudamiento ni la posible extensión del decreto hasta que se recupere la situación económica, tampoco llevó adelante una campaña de información sobre los derechos del decreto ni de la Ley de Alquileres vigente desde hace 8 meses.

Desde la Federación de Inquilinos nacional queremos manifestar que vamos a hacer todo lo posible para que se extienda el decreto y se lleve adelante un plan de desendeudamiento en los alquileres”.

COMENTÁ