Río Gallegos

Una despedida a la altura para el Oso Muñoz

Familiares y amigos llevaron adelante un homenaje en uno de sus lugares preferidos, en cercanías a Pescazaike, donde tantos momentos compartió con los suyos. Allí colocaron una placa en su memoria.

La familia del enduro reunida.
La familia del enduro reunida.
COMPARTÍ ESTA NOTA

La familia del Enduro de Río Gallegos se reunió en una jornada homenaje para despedir a uno de los suyos. Benito Enrique Muñoz, mecánico de excepción y fanático de su familia, los amigos y las motos, falleció por COVID a los 55 años de edad, el 25 de mayo de 2021. Sus hijos Romina y Alejandro presentes. Sus hermanos de la vida, recordándolo y homenajeándolo con la de “ojitos verdes” alemana en la mano. Cada vez que pasen por allí, la promesa es acelerar tres veces.

Sus cenizas fueron depositadas en las laderas montañosas que acompañan el andar del río Gallegos, en zonas cercanas a Pezcazaike, en medio de lágrimas y miradas al horizonte y al piso de sus cercanos, que cada cual pudo llevar como le salió un día complejo, que se hizo esperar por la Pandemia. Un grupo nutrido de allegados, familiares y amigos sobre ruedas se dio cita para un último adiós, el descubrimiento de una placa en su memoria y el esparcimiento de sus cenizas mortales. Fue donde el “Oso” Enrique más hubiese querido, en el sitio de tantas sonrisas, anécdota y momentos.

La jornada arrancó en la ría, plena ciudad de Río Gallegos. Serpenteando llegaron aproximadamente cincuenta motos y cuatris a la zona del puente de Güer Aike y a partir de allí se reunieron con los vecinos, que acompañados por el día y en un marco de absoluto respeto, despidieron al mecánico del pueblo.

El “Oso” Enrique se fue de este mundo, cosechando lo que sembró. No es poca cosa. Un respeto y el recuerdo para él. Río Gallegos, lo extrañará.

COMENTÁ