Post Copa América

Raúl Becerra: “Parecía que estaba en mi país”

El santacruceño que juega en el campeón de la liga de Bangladesh contó con detalles el fanatismo allí por Messi tras ser viral un video de los ciudadanos festejando la Copa América.

Becerra festejó a lo lejos. (Fuente: tn.com.ar)
Becerra festejó a lo lejos. (Fuente: tn.com.ar)
COMPARTÍ ESTA NOTA

Esteban Ostojich dio el pitido final y señaló la mitad del campo. Lionel Messi se derrumbó en el piso llorando de la alegría, mientras sus compañeros iban hacia él como un imán para abrazarlo. Finalmente Argentina había cortado una larga sequía de títulos y lo había hecho a lo grande: En Brasil ante su eterno clásico.

Minutos después, comenzaron los festejos. Primero entre los que se habían reunido para ver el encuentro en las casas, luego entre mucha gente que salió a la calle para festejar tamaño suceso. Lo curioso es que esto no solo se vivió en Argentina. Fueron famosas las imágenes y videos que se viralizaron en las redes (en distintos lugares del mundo) pero uno llamó la atención por sobre todos: Bangladesh.

En Dhaka, su capital, eran las 08:00  al finalizar el encuentro. No sólo eso, estaba impuesto un lockdown estricto, con penas de prisión por romperlo, por la ola de COVID-19 que afecta al país asiático.
Nada de eso importó. Miles de bangladesíes salieron a las calles en sus ciudades para celebrar el triunfo. Banderas, cantos, bengalas y caravanas en moto, uno de los medios de transportes más comunes allá, adornaban el paisaje. Era una celebración argentina, pero en uno de los países más habitados del sudeste asiático.

Fanáticos

La pasión que desata Argentina, y también Brasil, incluso obligaron a las autoridades de Dhaka a reforzar la seguridad el día de la final por miedo a que haya disturbios y desmanes entre las hinchadas. Y es que hay una historia de amor entre nuestra selección y el pueblo de Bangladesh, que lleva varios años y mucha historia por detrás.

Y eso lo nota en todo momento Raúl Becerra, futbolista argentino que actualmente es el goleador de la liga local. “Este mes de competencia fue raro, porque parecía que estaba en alguna ciudad de Argentina, se vivía con mucha pasión”, le cuenta a TN Deportivo. Por eso dialogamos con él para que nos cuente desde Dhaka cómo se vive el fútbol.

Tras terminar su contrato con el Umm Salal de Qatar en agosto, a Raúl Becerra le surgió la oportunidad de pasar a un equipo ambicioso en la liga de Bangladesh, el recientemente fundado Bashundhara Kings, y no lo dudó. “Me informé bastante sobre el país y su fútbol, hablé con algunos futbolistas argentinos que habían jugado ahí los años anteriores. Ellos me dieron la tranquilidad de que se podía vivir tranquilo, que el club era bueno y profesional y tenía un proyecto interesante”, nos dice. Y si bien su familia sigue en Argentina, más allá de las distancias y la nostalgia, no se arrepiente de haber dado este paso en su carrera. Y se nota en la cancha: Es goleador del torneo con 15 tantos, mientras su equipo va puntero con más de diez puntos de ventaja.

Si bien sabía con lo que se iba a encontrar a grandes rasgos, distinto es vivirlo en carne propia. “Me sorprendió el tráfico, es muchísimo y un poco te estresa porque se hace todo lento, una locura la cantidad de autos, motos y bicitaxis que hay”, nos cuenta. Las costumbres del lugar, como la comida, también son una cuestión, aunque él le resta importancia. “Uno lleva su dieta profesional a todos lados, con lo cual la comida no es mucho problema porque consigo todo. Eso sí, la comida local es muy picante y no la paso bien, pero bueno, al tener mi dieta ya establecida eso ayuda mucho a adaptarme más fácilmente”, nos dice. Más allá de esto, su adaptación según él es muy buena. “Obviamente es un país con necesidades y con situaciones diferentes a las que nos toca a nosotros, pero el club en donde estoy y en la parte de Dhaka donde vivo se vive bien y tranquilo, tengo todo cerca, el campo de entrenamiento, el gimnasio, el club y está todo muy bien organizado”.

-¿Es real el fanatismo que tienen por Argentina y el fútbol en Bangladesh?

-Sí, si bien el cricket es el deporte más popular y el fútbol local todavía está en desarrollo y profesionalizándose de a poco, siguen mucho el fútbol internacional y son muy fanáticos de Argentina o Brasil. En mi caso, tengo compañeros que son muy fanáticos del país y en las calles también se vivía con mucha locura este mes. Fue una experiencia rara, porque parecía que estaba en mi país, pero fue muy linda. Les gusta mucho lo que representan Messi y Maradona. Maradona por su partido contra Inglaterra, ya que ellos tienen un pasado bastante turbulento con ese país. Hay una rivalidad con los ingleses. Diego fue uno de los precursores de esta pasión, y la otra gran figura es Messi. Se desviven por él y lo que representa.

-¿Te ayudó el hecho de ser argentino para adaptarte más rápidamente? ¿Te lo hacían notar tus compañeros de equipo?

-Sí, la verdad es que uno se siente querido. Te preguntan por Argentina y el fútbol. Nos siguen mucho. Cuando llegan los partidos te apoyan y quieren que te vaya bien, y festejan con vos cuando se obtienen los triunfos como así fue en esta Copa América. Mis compañeros de equipo son muy respetuosos también, y aprenden mucho de lo que uno tiene para contarles de su experiencia. Son tranquilos y receptivos a la hora de compartir. Eso sí, no se expresan demasiado, es su manera de ser. Tienen por ejemplo otra forma de encarar la semana y los entrenamientos, quizás distinto a lo que es en Sudamérica, pero también es una linda experiencia y uno aprende también de ellos.

También saben que uno se tiene que adaptar a una cultura diferente, a un modo de vida distinto, y te apoyan y ayudan para que así sea. Están acostumbrados a tener extranjeros, especialmente sudamericanos en el plantel así que eso lo hace más fácil, lo tratan de integrar a uno y que se sienta lo más cómodo posible. Son muy atentos y serviciales, no sólo en mi equipo, en general.

-Y más allá del fútbol argentino, ¿cómo se vive el fútbol de Bangladesh? ¿Con qué liga te encontraste?

El fútbol está bien, no es el deporte principal del país, aquí el cricket es el deporte nacional y más popular. Lógicamente lo tienen mucho más desarrollado, pero el fútbol los atrae. La liga se profesionalizó hace unos años y todavía está en crecimiento pero va por buen camino. Es un juego muy físico, de mucho roce y pelota dividida... Hay que adaptarse.

-¿Cómo es el club donde estás jugando?

-Es nuevo, de unos seis o siete años. Y se propone ser uno de los clubes más importantes del sudeste asiático, hay un grupo empresario importante detrás. Ahora están edificando un complejo deportivo, tiene su campo de entrenamiento. En los próximos años va a intentar competir a nivel internacional de gran manera y de posicionarse. Han tomado la decisión de hacer las cosas bien, en tratar de traer refuerzos de jerarquía, jugadores con mucha experiencia y trayectoria para darle más calidad y nivel al equipo. Y eso a uno le gusta porque está la exigencia y el deseo de crecer. Ahora se vienen las Copas internacionales y esperamos hacerlo de la mejor manera también en ese frente.

COMENTÁ