Conmoción

Pelea, sobredosis y muerte: el extraño fallecimiento de un futbolista que tiene en vilo a un país

  Un futbolista amateur de 22 años apareció muerto al costado de la carretera sin ropa y lleno de sangre: ¿Qué fue lo que ocurrió?

COMPARTÍ ESTA NOTA

Samuele De Paoli, un joven que jugaba en un equipo no profesional del ascenso italiano y trabajaba en una gasolinera apareció muerto al costado de una carretera. El hecho ocurrió en el  pequeño pueblo de Sant’Andrea delle Fratte en Perugia, Italia

Todo comenzó, cuando un hombre trotaba por la carretera rural se acercó y vio en una zanja al futbolista de 22 años sin vida. Según, pudo averiguar el diario La Nazione, el deportista estaba sin ropa en el barro y alrededor de él había condones usados. Al lado del cuerpo estaba su auto con su ropa adentro.

La Comisaría local y la Policía Científica iniciaron rápidamente las investigaciones y entrevistaron a algunas personas del círculo íntimo del joven. Fue allí, cuando las fuerzas de seguridad detuvieron a Patrizia, una mujer trans brasileña de 43 años que estuvo con De Paoli.

La misma, reconoció que acordaron un pago de 30 euros por un acto sexual que tuvo dentro del auto. Sin embargo, explicó que luego  se desató una pelea entre ellos que continuó fuera del vehículo.

Además, reconoció haber tomado a De Paoli del cuello como un acto de defensa y aseguran que la sangre detectada dentro del auto sería de Patrizia. “Patrizia está convencida de que el niño estaba borracho o bajo los efectos de las drogas”, explicó su abogado

Y agrego: “Estalló una pelea violenta. Luego continuó afuera, los dos terminaron en el suelo. Para liberarse de su agarre, Patrizia le dio un empujón tomándolo por el cuello con la mano, el niño se cayó, ella logró levantarse y huir a su casa”.

El fiscal adjunto Giuseppe Petrazzini escuchó su descargo y consideró que no era necesario un arresto. Sin embargo, habrá que esperar a que se conozcan los resultados de la autopsia. Por otro lado, La Nazione detalló que la noche anterior el futbolista estuvo con sus amigos y consumieron una dosis de cocaína.

“No, yo no lo maté .Cuando me fui, estaba en el suelo, desnudo, sin fuerzas pero vivo. Dijo: ‘Ayúdame a levantarme, no me dejes aquí’, pero no lo hice. Creo que se estaba muriendo de una sobredosis. Yo estaba llena de sangre, le dije ‘me voy porque lo que hiciste conmigo no se hace con nadie’. Si lo ayudaba, volvería a golpearme”, relató Patrizia en una entrevista con la periodista Erika Pontini del medio italiano citado.

COMENTÁ