Básquet

No está el sexto todavía

Semanas atrás, los delegados que conforman el Comité Organizador de la Liga de Básquet Riogalleguense decidieron jugar esta temporada con seis equipos en Primera Masculino. Decisión que tuvo que tomarse nuevamente tras la baja este año de Boxing Club. En la última reunión virtual se invitó a los equipos de la categoría Promocional a participar de la máxima división. Ninguno, a priori, aceptó y se prorrogó la definición para este martes.

COMPARTÍ ESTA NOTA

No saben cuándo. Tampoco, a estas alturas, les preocupa tanto. Está claro, que algún día el juego volverá. Más temprano o tarde en el calendario de este año, ya da igual.

En dónde ahora están puestos los esfuerzos de todos los delegados que forman parte del Comité Organizador de la Liga de Básquet Riogalleguense, es en ver cómo se va a jugar tras la cuarentena. Principalmente, en la categoría Primera Masculino. A principios del 2019, con cinco equipos en la divisional, los miembros de Li.Ba.R. fijaron una meta en cuanto al número de equipos a alcanzar para las siguientes dos temporadas. Así, se estableció sumar uno más para este año y que sean dos para el próximo.

La plaza a ocupar en este 2020 salió de la categoría Promocional y fue otorgada al campeón de la pasada temporada.

Con la meta supuestamente alcanzada, el año arrancó con las inscripciones. Cuando terminó este período, la gente de Li.Ba.R. se encontró con algo que no habían previsto. Esto, la baja de Boxing Club. La noticia sorprendió y generó un poco de caos. En lo organizativo. Un par de reuniones después, y tras mucho analizar la situación, se resolvió que había que sostener la idea original y jugar con seis equipos en la categoría fundacional de la nueva competencia capitalina. El tema que surgió, casi por decantación, fue cómo hacer esto. Debido a que se trató de una situación no prevista, y sin un plan B inicialmente confeccionado, se resolvió cursar invitaciones a los equipos que se anotaron este año para participar de la categoría Promocional. En la reunión virtual de la semana pasada, se hizo efectivo esto. Ninguno de los diez equipos aceptó la invitación hecha por parte de la liga. De ahí, que el Comité Organizador, tozudo en su decisión, haya optado por hacer un ascenso forzado de acuerdo con el orden de mérito obtenido en el último campeonato de la segunda división. Teniendo en cuenta esto, entonces, la vacante sería para San Miguel Maxwell. Con esa idea terminó la pasada reunión. Pero sin confirmación alguna. Lo que hicieron los delegados fue darle una semana al Santo para que defina su postura y situación. Tiempo que expira mañana. Será entonces en la nueva reunión virtual de las 19:30, que San Miguel haga pública su respuesta. Desde la organización esperan que la misma sea positiva para así dar por terminado este tema. Además, se está trabajando en mejorar el reglamento en este sentido, para prevenir en el futuro cosas como estas. Sobre todo, pensando que para el 2021 se espera jugar en Primera con siete equipos. Ni más ni menos.

Lo que se está buscando con estas medidas es fortalecer a la categoría. Y darle a la misma la importancia que se merece. En número de participantes, primero, y en nivel, después.

Los que confirmaron su continuidad en la categoría fueron los tres quintetos que llegaron al podio en el 2019. A saber: San Miguel (1°), Olympus (2°) e Hispano Americano (3°). El otro que se repetirá, con respecto a la pasada temporada, es Boca de Río Gallegos. Por último, entre los confirmados, está el equipo juvenil hispanista, flamante campeón de los Promo.

Estos esperan entonces por los Maxwell del Santo o bien por algún otro. Mañana, al finalizar la reunión de Li.Ba.R., se conocerá el nombre del que los acompañará.     

Otra definición en espera

Lo que también quedó pendiente en la última reunión es el tema de las Divisiones Formativas. En particular, cómo van a jugar este año. Es que hasta el año pasado, las chicas compartían el torneo con los chicos. Este año, se planteó de entrada la disconformidad de algunos con respecto a esto. Hay que tener en cuenta que a tal medida se llegó por la poca cantidad de equipos de la rama femenina existentes en la ciudad. Y también, en sus alrededores. Sin la posibilidad de jugar entre sí, a las chicas no les quedó otra que unirse al torneo de los varones.

Un par de propuestas fue las que recibió Li.Ba.R. por parte de los clubes. Ideas que ya analizó y sobre las que tendrá que decidir. En la última reunión, no hubo acuerdo con respecto a la manera en que deberían jugar las chicas este año. La decisión, por falta de tiempo, se prorrogó para mañana. Tres son las posibilidades con respecto al futuro de las mujeres. Que sigan jugando como hasta el 2019, es la primera. También, que a la hora de enfrentarse con los varones, lo hagan con ventaja de categoría. Es decir que las U-13 jugarían con los Mini Varones, las U-15 lo harían con los U-13 y las U-17 se cruzarían con los U-15. La última de las propuestas sobre la que se definirá es que las mujeres jueguen un campeonato por su cuenta. Las U-13 lo harían por un lado y las U-15 yU-17 juntas, por el otro.

 

Cómo se elige

Desde que arrancó Li.Ba.R., el sistema de elección de las cosas fue siempre el mismo. Se hace todo por votación, buscando siempre el apoyo mayoritario. Los momentos en que se definen los temas son en las reuniones. Hasta antes de la cuarentena se hacían de manera presencial y ahora virtual. Participan de las votaciones únicamente un delegado por club o equipo presente. Esto fue algo que se modificó hace unos años.

En los primeros tiempos, todos los delegados estaban habilitados a votar. Buscando equidad, esta medida se modificó. Ahora todos tienen voz, pero uno solo por equipo o club, tiene voto. Vale la pena aclarar, que se está trabajando sobre la séptima temporada de Li.Ba.R.. Con lo cual, esta manera democrática de organizarse, viene dando sus resultados.

COMENTÁ