Liga Nacional

Hispano necesita ganar

En la continuidad de la Liga Nacional de Básquet, Hispano Americano visitará esta noche, desde las 21:30, a San Martín de Corrientes. El Celeste viene de perder los primeros tres partidos que jugó en esta gira con la que está cerrando el año. Las últimas dos además, ante La Unión y Regatas, fueron caídas contundentes. El equipo de Matías Huarte piensa ahora sólo en ganar. Está casi obligado a hacerlo como para así cortar la mala racha, mejorar su situación en el certamen y despedir el 2021 con una sonrisa.

El Celeste juega esta noche de nuevo en Corrientes.
El Celeste juega esta noche de nuevo en Corrientes.
COMPARTÍ ESTA NOTA

El ganar no lo es todo. Hasta que la tabla empieza a apretar, al menos. Hispano Americano llegó a ese momento en donde sumar de a dos puntos se transformó en una necesidad. En una obligación. Si bien el torneo está recién en sus primeros abriles, está claro que el Celeste no quiere dar lugar a sorpresa alguna. Y para eso, a esta altura de la competencia, tiene que empezar a ganar. Hasta acá lo hizo poco. Fueron tres las victorias nada más que consiguió el elenco que dirige Matías Huarte. El no haber podido hacerlo más le está costando andar entre los puestos de abajo en la clasificación general. Esta noche, a las 21:30, Hispano Americano va a visitar a San Martín de Corrientes. Irá por la recuperación. Por la revancha. Quieren los riogalleguenses cortar la mala racha. Llevan tres partidos perdidos al hilo. Ante Ferro, La Unión y Regatas. Para colmo, las últimas dos fueron derrotas contundentes.

   

Safar a Riachuelo

Antes, los jugadores nacionales solía arreglar sus vínculos temprano con los clubes. Los cambios e incorporaciones en medio de la temporada solían darse únicamente con los extranjeros. Esto cambió en el último tiempo. Fue a partir de la crisis, principalmente económica en nuestro país. Coincidentemente esta con la apertura de nuevos mercados. Como el americano. México, Colombia, Paraguay, Bolivia, Brasil y Uruguay, entre otros, pasaron a ser destinos habituales para los basquetbolistas de nuestro país. Lugares a los que suelen migrar los jugadores de acá una vez finalizada la Liga Nacional. En busca de más competencia e igualmente de plata. Muchos regresan al certamen doméstico tras su paso por las nuevas ligas. “Penka” Aguirre y Faca Piñero fueron dos de los últimos en regresar este año. Ambos se incorporaron a Regatas Corrientes. Venían del básquet mexicano. Agustín Caffaro y Damián Tintorelli siguieron los mismos pasos. Aunque sus antecedentes competitivos estaban ligados más bien al básquet. El primero también se sumó al equipo de Gabriel Picatto mientras que el segundo se convirtió en un gran refuerzo para “Leo” Gutiérrez y su Olímpico de La Banda.

Riachuelo no fue menos y tras perder hace un tiempo a Eric Flor, por la rotura del tendón de Aquiles, acordó la llegada ahora de Selem Safar. El marplatense acaba de consagrarse tri campeón en Colombia con Titanes de Barranquilla.

Safar se incorporará al plantel de Fabricio Salas en los próximos días y se espera su debut para cuando el torneo se reanude, después de las fiestas de fin de año. El ex Peñarol y San Lorenzo, entre otros, debutaría el 5 de enero. Sería en su ciudad natal y ante el milrayitas.       

De nuevo el Covid-19

La situación sanitaria en el mundo empieza a ser, al menos, preocupante. Es que desde hace unos días empezaron a crecer los casos positivos de Covid-19. El deporte, en particular, fue ya alcanzado por este nuevo brote. En nuestro país, la primera en sufrir la oleada fue la Liga Nacional de Básquet. Un jugador de Instituto de Córdoba y otro de Platense fueron diagnosticados con el virus. De ahí que, en forma inmediata, en ambos equipos se haya activado el protocolo correspondiente. Tanto la gente de la Gloria como la del Calamar quedaron aislados y a la espera de una evolución favorable para las próximas horas.

Además de los propios, los que se movieron rápido también fueron los dirigentes de la AdC. Estos suspendieron los partidos que tanto Instituto como Platense tenían que jugar ayer. La Gloría iba a disputar el clásico ante Atenas mientras que a Platense le tocaba recibir a Ferro. Ambos partidos pasaron ahora de nuevo a manos de la AdC, que deberá reprogramarlos.

COMENTÁ