Campañas y políticas de género

Sobre la inclusión, violencias y el cambio cultural

Se amplían los espacios para brindar mejores posibilidades de inserción laboral a personas de la comunidad LGBT+ y para mujeres que han sufrido violencia de género. Al mismo tiempo, se hace necesario generar políticas para erradicar estas violencias y concientizar sobre la discriminación que sufren los colectivos en situación de vulnerabilidad. 

Delfina Brizuela.
Delfina Brizuela.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Desde diferentes espacios gubernamentales y no gubernamentales se desarrollan actividades de promoción de derechos, prevención y concientización sobre situaciones de violencia de género.

Del mismo modo, se generan capacitaciones para erradicar los actos de discriminación hacia el colectivo trans y LGBT+, como también brindar el acceso al mercado laboral formal de quienes hoy están siendo excluidos.  

Acceso laboral para diversidades

Delfina Brizuela, jefa de la Dirección de Políticas de Género del Municipio, dialogó con TiempoSur respecto al trabajo del área para mejorar las condiciones de vida para personas trans y del colectivo LGBTI.

Este sentido se mostró satisfecha por la finalización de las capacitaciones de masajes destinadas a personas que han sufrido violencia de género y del colectivo LGBT.

“Estamos con los chicos y las chicas que están finalizando su último día de práctica”, señaló respecto a la capacitación que llevó dos meses de teoría y dos meses de práctica con los docentes y los consultantes (quienes se ofrecen para los masajes gratuitos en las prácticas). “Son muy buenas las respuestas de consultantes que salen agradecidos y con muy buena predisposición”, advirtió, para precisar que “la idea es sacar buenos profesionales para que ingresen al mercado laboral”.

Por otra parte, Brizuela destacó la capacitación para personal de la policía provincial denominada “Fortaleciendo Lazos”, llevado adelante por la Dirección de Políticas de Género del Municipio junto a la Dirección General de Planificación y Desarrollo de la Policía provincial, ATTA y el Frente Nacional por la Igualdad.

En este sentido, la referente de la Dirección de Políticas de Género del Municipio de Río Gallegos expuso que fueron “tres patas trabajando en este proyecto”, que llevó varios meses de un taller dictado a los policías en relación al género, diversidad sexual y trato específico. 

Pasaron por todas las comisarías de Río Gallegos y el 28 de octubre será el último taller. “Es momento de sentarnos a evaluar lo positivo y negativo para trasladar el taller a otras localidades de la provincia”, indicó Brizuela.

Para cerrar, la referente de Género en la Municipalidad local reflexionó en que “todavía seguimos en la lucha, si bien todavía están en programas nacionales como Potenciar Trabajo y Acompañar, aún cuesta ingresar a un trabajo formal”. “Ayer (por el jueves) tuvimos la alegría de incorporar a una persona trans a la repartición de Distrigas”, resaltó, pero dejó en claro que “siempre tenemos que estar presentando proyectos y no naturalizamos que las personas trans y de la comunidad LGBTI tienen la necesidad de trabajar y no estar pidiendo por trabajo”.  

Por eso pidió a las personas del colectivo LGBT+ que “no nos quedemos y siempre busquemos la posibilidad, porque siempre hay lugares donde somos bienvenidos y bienvenidas para lograr nuestros objetivos”. 

“Se cierran mil puertas, pero hay que aprovechar esa puerta que se entreabre y da una pequeña luz”, sostuvo y sentenció que quienes “pasamos por estas cuestiones de discriminación luchamos para que las que vienen no pasen por esta situación”.  

Prever y prevenir en los barrios

Por su parte, Abigail Mazú -coordinadora en Santa Cruz del programa Acercar Derechos dependiente del Ministerio de las Mujeres, Género y Diversidad de la Nación- se refirió a que “el balance durante este año es positivo porque el trabajo se va afianzado cada vez más y ha ido creciendo”.

Destacó el trabajo con promotores y promotoras sociales sobre las políticas para erradicar la violencia por motivos de género. 

“Esperamos que más personas se involucren y haya más compromiso con estas tareas”, sostuvo respecto a este “primer corte de junio a esta parte donde hemos trabajado en el abordaje de las situaciones”. 

Respecto a los proyectos, puso en relieve que “si lo pensamos conceptualmente en motivos de políticas, hay una pata de prevención de violencia y promoción de derechos”.

Al mismo tiempo, Mazú se refirió a las charlas que vienen desarrollando en los barrios con promotoras y vecinas, junto a organizaciones sociales para “prever, prevenir y laburar esas herramientas”. “Lo que sucede en materia de violencia es cultural y demanda muchísimo trabajo y laburo de articulación”, sostuvo.

En otro sentido, al hacer hincapié en la pandemia, la coordinadora de Acercar Derechos de Nación advirtió que “nadie estaba preparado ni preparada para afrontar esto, ni los estados, ni gobiernos, ni la ciudadanía en su contexto”.  

“Por las decisiones acertadas que ha ido tomando el Gobierno nacional estamos saliendo de a poco”, indicó Mazú para precisar que “las más perjudicadas han sido las mujeres y las personas del colectivo LGBT+, no solo en cuestiones laborales sino en las cuestiones de violencia”. Y concluyó en que “se ha visibilizado la enorme carga de desigualdad que existe en las tareas de cuidado respecto a las mujeres sobre los hombres”.

Sin embargo, la referente de Nación hizo alusión a la justicia y dijo que “muchas veces no se brinda la respuesta que se está esperando con la celeridad y esto es una realidad”. 

“Venimos charlando con compañeras por una justicia con perspectiva de género”, enfatizó para referirse a “todos los organismos tenemos que dar nuestro aporte para dar mejores respuestas y asesoramiento” a quienes sufren violencia de género. 

Además, remarcó la necesidad de “conversar con la ciudadanía sobre qué nos ampara la ley y nos permite la ley”. “El camino es largo y todos los organismos tenemos que mejorar en este aspecto”, sentenció.

Abigail Mazú.

 

Campaña para concientizar

Otro de los que se prepara con una nueva campaña sobre concientización y prevención de la violencia de género es el Rotary Club Huari en la provincia.  

Es que el 29 de septiembre se realizó un Zoom del Rotary Internacional, con la participación de una abogada de Mar del Plata, quien trabaja en la red internacional de la ONU sobre protocolos de violencia de género. Allí estuvo participación Marcos Barría como referente del Rotary Club Huauri en la provincia, a quien se le propuso una campaña respecto a los programas de empoderamiento que desarrolla el Rotary Internacional.

Se solicitó confeccionar un “violentómetro” y un “iceberg de violencia”, con imágenes concretas que den cuenta sobre el ascenso de la violencia desde la base a la violencia extrema.

“Como representante de Santa Cruz me pareció incorporar lo contemplado en la ley 26.485 sobre el concepto de violencia, para que toda la sociedad tenga conocimiento cabal de lo que es la violencia de género”, explicó Barría a TiempoSur.  

En tal marco, indicó que le dieron un lugar “para hacer un texto introductorio sobre coordinar esfuerzos en pos de una vida sin violencias en Santa Cruz”.  

“Nuestro club toma este proyecto para compartir esta campaña de concientización y prevención de la violencia a través de flyers y stickers”, precisó el referente del Rotary Huauri, quien subrayó que “la campaña va a ser extensiva más allá del periodo rotario que se prolonga hasta julio del próximo año”.

Para Barría, la idea es que “esto continúe y permanezca para que tengamos una vida libre de violencia”.  

Y puso en relieve que la intención es que “sea visibilizado por diferentes sectores de la sociedad para que se replique y distribuya en las redes sociales”.  

El Iceberg de Violencia con el que trabaja el Rotary Club Huauri.

 

El martes próximo, Marcos Barría dará una charla sobre grooming y nuevos paradigmas en el Distrito 4921 donde confluyen más de 47 clubes rotarios.

Mientras que el viernes 15 de octubre dará una charla junto a Giorgio Bennini sobre este programa de acción para niños, niñas y adolescente, en un evento organizado por el Rotary Huauri El Calafate.  

“Es importante para instar a Santa Cruz en este proyecto global internacional y mostrar que hay un grupo humano que está haciendo lo necesario para que esto se concrete en el tiempo y contribuyamos en evitar prácticas violentas como el grooming”, sostuvo Barría.

 

Línea 144

“Es una herramienta federal porque cualquiera se puede comunicar desde todo el país”, manifestó Abigail Mazú, para señalar que “es una línea para denuncias y asesoramientos en situaciones de violencia por motivos de género”.

Aunque también precisó que “hay un universo mayor de recursos para realizar denuncias de violencia por parte de las mujeres”.  

COMENTÁ